Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? Mateo 6:26

Amigos me gustaría compartirles algo que estos últimos días me ha maravillado muchísimo y continua haciéndolo y es "La provisión de Dios", y no me refiero solo económicamente, me refiero a TODO, pues todas nuestras necesidades él las cubre.

Ya ha pasado exactamente un año desde que decidí decir "SI" al llamado de Dios a las misiones y aunque sinceramente al principio tenía miedo, dudas y mucha incertidumbre, hoy estoy más que asombrada y agradecida con Dios, son tantas las historias que tengo de como Dios se ha mostrado a mi vida y no solo este último año, miro atrás y es que Dios a lo largo de mi vida ¡siempre estuvo!, solo que yo no lo veía, ni lo percibía pero él siempre estuvo constante y fiel. Pero hoy quisiera contarles de este último año que la verdad ha sido un gran reto.

Fue un reto abandonar mi trabajo secular, dejar mi carrera, hacer una maleta y dejar mi casa sin siquiera saber de donde sacaría el dinero para vivir los siguientes meses, fue un reto el volver a casa obedecer a Dios y a su voluntad y la difícil decisión entre volver a mi vida "normal" o continuar el llamado de Dios para mi vida, pero hoy son cosas que agradezco infinitamente, porque hoy se que mi confianza y fe en Dios han crecido grandemente y no hubiera pasado si yo no hubiera dicho "si". Hoy miro atrás y me maravillo y no paro de agradecer la provisión y la gracia que Dios tiene para con sus hijos y la verdad es que ni siquiera lo merecemos, pero esta en su naturaleza el ser bondadoso, lleno de amor y gracia. Este año nunca me ha faltado absolutamente nada y no solo lo digo económicamente, he visto su sanidad hacerse real en mi vida, he visto su restauración en mi familia, he experimentado su corazón de Padre en mi vida, he sentido su compañía en esos momentos difíciles, ha sido mi guía en medio de la obscuridad, he visto sus promesas cumpliéndose en mi vida, no ha sido fácil hay muchas barreras y dudas a vencer, pero en esos momentos no nos queda mas que aferrarnos a Dios confiar en él y esperar en él, porque su palabra lo dice:

"Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad" 2 Co 12:9

El ser misionero es la mayor aventura de mi vida, es el mejor trabajo para el cúal pude ser llamada, definitivamente es algo que amo con todo mi corazón, es un trabajo maravilloso, sirves a Dios, sirves a la gente, le provees de esas buenas noticias que ellos necesitan saber, pero lo más increíble es ver a Dios diariamente actuando en mi vida, es ver como camina conmigo a cada paso, es crecer tomada de su mano, estoy maravillada de él, sus planes sus promesas, su fidelidad.

Escribí este pequeño post solo porque tenía en mi corazón compartirles un poco de como Dios se ha mostrado en mi vida en cuanto a la provisión, se que hay muchísimas otras áreas en que Dios se muestra más grandemente, pero para mi esta área cuando recibí el llamado a las misiones, fue algo que creó muchas dudas y a veces me quise frenar y no ir a lo que él me había llamado, pero siempre iba sin saber de donde vendría la provisión y aún a veces con dudas, pero siempre vi la provisión de mi Padre y en sobre abundancia porque así es él, él no escatima ni da limitadamente él da en abundancia. Así que si lees esta carta, no importa la situación en la que te encuentres tu Padre lo sabe, el sabe exactamente lo que necesitas y no tienes porque angustiarte porque Dios ya lo ha resuelto, descansa en Jesús y confía que él hará, él proveerá.

Gracias por tomarse el tiempo de leer esta carta, por sus oraciones y apoyo en esta aventura a la que Dios me llamo. Dios los bendiga.

Dalia Vázquez

Created By
Dalia Vazquez
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.