"SI MI VOZ MURIERA EN TIERRA" RAFAEL ALBERTI

BIOGRAFÍA

Muere Rafael Alberti (1999), en Imprescindibles- A la Carta de Rtve (noticia del telediario de la época)

PARA PROFUNDIZAR MÁS: En memoria de Rafael Alberti.

Alberti pertenece, junto con García Lorca, al grupo andaluz de la generación del 27. Lo mismo que Lorca, es el poeta que echa mano de los elementos populares, pero buscando en ellos un motivo para el arte. Alberti tiene la agilidad, la gracia y el garbo del hombre del sur. Es más abierto al ancho mundo que Lorca, que es más localista. Alberti es intuitivo, con escasa deuda a la Universidad, es la graciosa espontaneidad frente a la intelectual elaboración de los poetas universitarios del 27. De su tierra andaluza tomo, al igual que Lorca, lo popular; de la vanguardia toma los estilos. Difiere de Lorca en que Alberti viene de la Baja Andalucía como Juan Ramón Jiménez. La afición a lo popular le lleva a los cancioneros y colecciones. Alberti, de descendientes italianos, se diferencia de Lorca en que es más visual, mientras que Lorca es más musical. Alberti pintaba, Lorca tocaba el piano.

ETAPAS POÉTICAS

Poeta de inspiración popular y surrealista. Su vasta y riquísima producción poética alterna la tradición lírica española con los cauces más avanzados de la literatura de Vanguardia.

Etapa neopopularista

Se inicia con Marinero en tierra, al que siguieron La Amante (1926) y El Alba del alhelí (1927): Se aparta del folclorismo fácil para dar cabida dentro de las formas populares a la lengua poética de la vanguardia. Los elementos populares no están enraizados en el pueblo, sino tomados de la larga tradición popular literaria culta, cuyo origen está en los Cancioneros. Por tanto, es un popularismo culto.

Su obra Marinero en tierra (1925) obtuvo el Premio Nacional de Poesía y el libro mereció elogios de Juan Ramón Jiménez. En ella se ve reflejada la nostalgia por el mar. En 1917, cuando Alberti tenía quince años, su familia dejó su tierra natal de Cádiz y fue a vivir a Madrid. El poema lo escribió durante su estancia en la localidad segoviana de San Rafael debido al tratamiento para mejorar una dolencia que sufría en el pulmón derecho con ayuda del clima tan puro de la sierra.

La temática y el tono general de la obra es de nostalgia, producida en el poeta por el recuerdo de su tierra natal, lejana durante el proceso de escritura de la obra.

Etapa neogongorina y surrealista

Son prácticamente contemporáneas y están representadas, cada una de ellas, por un solo libro. Suponen en realidad las dos caras de una misma moneda a las que responden dos libros: Cal y canto y Sobre los ángeles, fruto este último de una profunda crisis personal en el marco de una crisis estética general reflejada en todo el arte de Occidente. Se caracteriza por el versolibrismo (utiliza versos sin rima y métrica aparente), la densidad de imágenes y la creación de un mundo onírico e infernal.

Etapa política

El discurrir de los acontecimientos políticos en España llevó al poeta a una posición política que, si bien en un principio se acercó al anarquismo, porteriormente se concretó en su afiliación al Partido Comunista. Esta toma de postura fue frecuente entre los miembros del grupo surrealista. El periodo revolucionario es un de poesía “proletaria”, de poesía al servicio de la causa: Trece bandas y cuarenta y ocho estrellas (1935), El poeta en la calle (1936), De un momento a otro (1937), Cantata de los héroes y fraternidad de los pueblos (1938).

TEMA

La nostalgia del mar y el deseo de morir no lejos de él.

En este poema expresa con nostalgia la conexión que siente Alberti con el mar. Se refiere a la época de su infancia, el recuerdo que tiene de ella y todo lo que vivió y le sucedió lejos de la tierra en la que está ahora. Así pues, a pesar de que hace años que vive en Madrid, el poeta se siente cercano del mar y pide ser vuelto a la orilla cuando muera.

El concepto del “mar” ha aparecido repetidas veces a lo largo de la historia de la poesía española, significando cosas distintas. Su inmensidad y profundidad lo han equiparado a la muerte (la vida es el río, que al llegar a la mar muere, es el recurso del vita flumen), a la libertad (en Espronceda), y se ha personificado para representar la conciencia humana (en el poema "Soledad" de Juan Ramón Jiménez de esta antología). El “bajel” aparece en el famoso “Soneto cuatrilingüe” de Góngora, cuya primera estrofa hace así: “Las tablas del bajel despedazadas / (signum naufragii pium et crudele) / del tempio sacro con le rotte vele / ficaraon nas paredes penduradas.” También aparece en la “Canción del pirata” de José de Espronceda: “Con diez cañones por banda, / viento en popa a toda vela, / no corta el mar, sino vuela, / un velero bergantín; / bajel pirata que llaman / por su bravura el Temido” (v. 1-6).

El poema de Alberti puede vincularse al estilo romántico por diversas razones. Una de ellas es el paralelismo, sobre todo a través de las palabras “mar” y “bajel”, con la “Canción del pirata” de José de Espronceda, uno de los poetas románticos más reconocidos de España. Espronceda idealiza el pirata, el mar representa la libertad, el despojarse de los bienes materiales y aquello que nos ata a la vida terrestre. El bajel, a su vez, es el símbolo del pirata, que vive al margen de la sociedad y representa la libertad. Otra razón por la que este poema nos recuerda al Romanticismo es su sentimiento nostálgico, la nostalgia del poeta por aquello que ha dejado atrás y echa de menos: el mar.

ESTRUCTURA DEL POEMA

En la primera estrofa designa a su persona como “su voz”, y dice que si muriera en otro sitio que no fuera el mar, dejemos “su pensamiento” en la ribera, es decir, a la orilla del mar.

En la segunda estrofa, especifica que una vez en el mar, dirija un “blanco bajel de guerra”; con esto se refiere a que dirija un barco de guerra, que le permita moverse por el mar en libertad, y blanco quizá haga referencia a la libertad o la pureza que pretende expresar.

En la tercera estrofa, dice “oh, mi voz condecorada con la insignia marinera”, frase con la que expresa que su persona tiene un fuerte vínculo con el mar. “Sobre el corazón un ancla”, reafirmando su afición por el mar. “Sobre el ancla una estrella”, es decir, sobre el ancla, que es la referencia al mundo marítimo y su afición por él, hay una estrella, que quizá haga referencia a las estrellas náuticas, que son aquellas que se emplean para determinar la situación y el rumbo en alta mar. Sobre esta estrella, el viento, cosa que quizá quiera decir el hecho de dejarse llevar por la vida y el azar que hay en ella; todos los lugares inesperados por los que te lleva la vida a lo largo de ésta. “Y sobre el viento, una vela!”: y para todo el recorrido y los acontecimientos que tiene la vida, una vela para desplazarse por ella. Es decir, que quizá para él la vida sea como un mar.

MÉTRICA

Sigue los modelos de la métrica tradicional popular: el estribillo y la glosa. El estribillo se corresponde con los cuatro primeros versos octosílabos con rima consonante, el resto son octosílabos asonantados en los pares (glosa en forma de romance), cuya rima es (e-a).

FIGURAS RETÓRICAS

Sinécdoque y personificación: Si mi voz muriera (personificación) en tierra (sinécdoque) v. 1. Se refiere a la voz en lugar de sí mismo.

Exclamación y personificación: "¡Oh mi voz condecorada (···)" v. 7

Epíteto: "blanco bajel" v. 6.

En este poema, Alberti usa algunos recursos propios de la poesía popular:

En las dos primeras estrofas existen dos paralelismos, uno, con el verso “llevadla al nivel del mar” (v. 2 y 4) que se repite de forma intacta, y otro paralelismo, esta vez estructural, con el testamento del que hace constancia en el poema “y dejadla en la ribera” (v. 3) y “y nombradla capitana” (v. 5).

Sin embargo, la mayoría de recursos populares están concentrados en los últimos cuatro versos del poema, donde se da una concatenación (cuando un verso empieza con una referencia a como acabó el anterior): “...un ancla / y sobre el ancla una estrella / y sobre la estrella el viento / y sobre el viento la vela” (v. 9- 12). También aparece una anáfora y polisíndeton.

Los referentes expresados en la concatenación de la última estrofa expresan se relacionan con el mar y la nostalgia que siente el poeta al ver que eso lo puede perder y no volver a sentir lo mismo, eso al autor no le gusta porque siente que el mar es donde reside la felicidad y la infancia, y en cambio, la tierra cree que es la tierra de los adultos dónde no hay fantasía ni cosas bonitas.

Credits:

MARINERO EN TIERRA: https://www.elroto-rabago.com/rabago-ventas.html

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.