La familia de Jesús Marcos 3:31-35

Introducción:

A) El conflicto del verso 21 con los versos 31-35:

  • Marcos 3:21: “Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí.”

B) "Estar fuera de sí" según los judíos de entonces.

  • Comúnmente en ese entonces entre los judíos atribuirle a alguien “estar fuera de sí” era decir que esta persona estaba endemoniada y poseía por un demonio:
  • Esto lo vemos en Juan 10:18-21: “Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre. Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?”
  • Como también con “el endemoniado gadareno” en Marcos capítulo 5.
  • Por lo tanto, la pregunta que tenemos del verso 21 es la siguiente, ¿Marcos se refiere a la familia de Jesús (como la mayoría, sino como todos los comentaristas afirman que es)? O, ¿A quienes se refiere Marcos en el verso 21?

C) La familia biológica de Jesús.

  • Veamos, por un lado vemos la incredulidad temporal de los hermanos de Jesús (Juan 7:5) pero también sabemos por la Escritura que ellos luego vinieron a la fe en los tiempos de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo (Hechos 1:14, 1 Cor 9:4-5).
  • También vemos el conocimiento correcto “presente” que María tenía sobre quién era Jesús en realidad (Lucas 1:26-38; 2:43-52).
  • Como el conocimiento correcto “futuro” de algunos hermanos de Jesús los cuales llegaron a ser ministros en la iglesia del Señor; Jacobo (Marcos 6:3, 1 Cor 15:7, Gálatas 1:19; 2:9, 12; Hechos 12:17; 15:13; 21:18). Judas (Judas 1).
  • Por lo tanto, en la familia biológica de Jesús vemos tanto la obra salvífica de Dios obrando ya en María desde antes del nacimiento de Cristo, como la obra salvífica de Dios obrando para fe de ciertos hermanos del Señor.
  • Así, que los hermanos del Señor piensen que Jesús “está fuera de sí” es muy probable por la incredulidad de ellos en ese momento, pero inferir que María lo haga juntamente con ellos es algo muy ilógico y que afecta nuestra comprensión de los versos 31-35 del capítulo tres de Marcos.

D) Nuestro entendimiento de Marcos 3:21 es fundamental para nuestra mejor y mayor comprensión de los versos 31-35 del mismo capítulo.

  • Nuestro entendimiento del verso 21 debe ser a la luz de la Escritura, en este caso, a través de los lentes de Mateo y Lucas sobre el mismo acontecimiento narrado por Marcos en este capítulo tres.
  • Por ejemplo, en Mateo 12:22-32 leemos; “Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba. Y toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David? Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios...”
  • Y en Lucas 11:14-23 leemos; “Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló. Pero algunos de ellos decían: Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios…”
  • Con esto vemos, que lo dicho por Marcos en el verso 21 del capítulo tres, bien se puede entender por Mateo y Lucas; que Marcos se refiere más bien a los familiares del endemoniado en sí, y no necesariamente a los familiares de Jesús, es decir, María y sus hermanos, aunque sabemos que estos últimos como vimos ya era incrédulos en ese momento pero no así María.
  • Por lo tanto, una pregunta retórica, si los escribas cometieron el pecado imperdonable al afirmar que Jesús tenía “un espíritu inmundo”, ¿Qué de los “suyos” (si entendemos que se refiere a la familia de Jesús) que vinieron para prenderle porque decían: “Está fuera de sí”? Si los judíos cometieron el pecado imperdonable por afirmar “Demonio tiene, y está fuera de sí.” ¿Qué de la familia biológica de Jesús?
  • Por lo tanto, vemos que los versos 31-35 de Marcos, Jesús no está dividiendo o separado el núcleo familiar sino más bien haciendo una distinción con su orden válido sobre lo que es una familia espiritual de Su familia natural biológica. Lo primero destruye la familia, lo segundo la mantiene dando su debida prioridad a la vida espiritual.
“Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.” (Lucas 8:21).

La familia de Jesús

Los tres puntos a considerar el día de hoy bajo este tema son los siguientes; la familia espiritual de Jesús 1) oye la Palabra de Dios, 2) hace la voluntad de Dios, 3) y goza la comunión con Dios en un núcleo familiar natural.

I. La familia espiritual de Jesús; Oye la Palabra de Dios

A) Porque ella está compuesta de padres e hijos que aprenden juntos a conocer a Dios.

  • Deuteronomio 6:5; “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.” (Leer versos 1-2; 7-8; 20:25).
  • Salmos 78:4-7; “No las encubriremos a sus hijos, contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, y su potencia, y las maravillas que hizo. El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos; Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos, a fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; Que guarden sus mandamientos.”

B) Porque ella está compuesta de hijos de Dios nacidos por la Palabra de verdad.

  • Santiago 1:17-18; “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.”
  • Jeremías 32:37-41; “He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos. Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma.”
"les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos."

II. La familia de Jesús; Hace la voluntad de Dios

A) Porque ella tiene mandamientos de Dios a seguir.

  • 1 Juan 3:23: “Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.”
  • ¿Cuál es la esencia de los mandamientos de Dios? El amor a Dios, y a nuestro prójimo.
  • Juan 13:34-36: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

B) Porque ella ama a Dios y desea hacer Su voluntad.

  • ¿Qué cuando se interpone el amor biológico familiar contra el amor debido a Dios en gratitud? Ella debe amar a Dios y desear hacer Su voluntad.
  • Mateo 10:32-38; “A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.”
  • Vemos como aquí como Cristo no ataca el núcleo familiar sino la actividad de los miembros de una familia; “el que ama a… más que a mí”
“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

III. La familia de Jesús; Goza la comunión con Dios

A) Porque Dios la ha escogido para Su propia gloria.

  • Jeremías 31:1-3 “En aquel tiempo, dice Jehová, yo seré por Dios a todas las familias de Israel, y ellas me serán a mí por pueblo. Así ha dicho Jehová: El pueblo que escapó de la espada halló gracia en el desierto, cuando Israel iba en busca de reposo. Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.”
  • Hechos 3:25; “Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra.”
  • Efesios 3:14-19; “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.”

B) Porque ella es partícipe de lo que Dios es en sí mismo; la Sagrada Familia.

  • Nuevamente Jeremías 32:41 “Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma.”

Conclusión: Por lo tanto, si eres parte de la familia de Jesús por Su evangelio, ¿Qué crees de la familia de Dios? Nuestro Catecismo de Heidelberg Día del Señor 21, P/R 54 responde:

Que el Hijo de Dios (Jesucristo), desde el principio hasta el fin del mundo, de todo el género humano, congrega, guarda y protege para sí, por su Espíritu y su Palabra en la unidad de la verdadera fe, una comunidad, elegida para la vida eterna; de la cual yo soy un miembro vivo y permaneceré para siempre.

Created By
Iglesia Reformada Cristo Redentor
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.