Los medios de comunicación y el dengue Uno de los problemas que afecta a la sociedad de Rosario en cada verano, es la enfermedad del dengue. En este último brote se han detectado casos de personas con este virus que no eran viajantes sino que también hubo casos autóctonos. Desde la salud pública informaron una cierta cantidad de infectados que no coinciden con los casos que fueron publicados por los medios de comunicación locales. Los datos oficiales indican que son muchos más los casos de dengue que los que se comunican y esto genera que la sociedad no sepa la verdad.

La manipulación de información

La situación del dengue en la ciudad de Rosario desde el inicio del 2016 ha dado como resultado, en los datos oficiales, que el total de casos de infectados ha sido de 435, con 88 casos importados, teniendo 23 más en el resto del nodo y 301 autóctonos, contando con 23 más ubicados en el resto del nodo. Estos resultados fueron los contados hasta el 18 de marzo del 2016.

Según los datos recolectados desde los medios de comunicación locales, hasta el 10 de marzo indicaban que el total de casos eran 225, 48 casos eran de viajantes y 177 autóctonos. Casi un mes después, el 9 de abril de este año, Rosario se encontraba con 825 casos de dengue, 710 autóctonos y 115 de viajantes, según informó la Dirección de Promoción y Prevención de la Salud de la provincia.

Pasando en limpio, son 111 los casos importados y 324 locales según lo que informa el gobierno de Santa Fe sobre la situación del dengue en Rosario. Los datos comunicados por los medios, aproximadamente en la misma fecha que las estadísticas otorgadas por el gobierno, indicaron un total de 48 casos importados y 177 autóctonos.

Comparando las cantidades de infectados de dengue que fueron dadas por el gobierno y por los medios, demuestran una gran diferencia entre ambos. Al ser muchas las personas que contrajeron esta enfermedad, tal vez más de lo que suponían, a los medios de comunicación locales les informan que son menos, ya sea para minimizar la situación o para no generar pánico en la sociedad.

¿Qué es el dengue?

Es una enfermedad viral trasmitida por la picadura del mosquito Aedes Aegypti y se caracteriza por producir un importante dolor en las articulaciones y músculos, inflamación en los ganglios y erupción en la piel. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna.

Los brotes de dengue comenzaron en 2008, en Brasil, donde se anunciaron 23.555 casos de dengue, incluyendo 30 muertes, en menos de tres meses. En abril del mismo año, el número de casos notificados aumentó a 55.043.

En 2009 en Salvador Mazza, provincia de Salta, Argentina, se presentaron numerosos casos de dengue en febrero, detectados en niños y adultos. En Charata, Provincia del Chaco, también en febrero de 2009, comienza una epidemia con dos muertes y una cantidad aproximada de 2.500 casos oficialmente declarados en la región.

Desde que arrancó el 2016, a diferencia de otros años, se generó un brote de dengue autóctono en Argentina, Uruguay y España.

Dengue en Rosario

Fuente: El Ciudadano

El doctor Néstor Galván, que forma parte de la Dirección General en la Secretaria de Salud pública de la Municipalidad de Rosario, contó cómo es la situación del dengue en la ciudad y expresó que es la segunda vez que se atraviesa por la epidemia de dengue en este último verano. A diferencia de otros años, se empezaron a detectar casos autóctonos, que fueron los que más preocuparon a toda la sociedad. Añadió, que este tipo de epidemias hacen que muchos de los hábitos que tenían las personas antes de la existencia de esta enfermedad, se modifiquen. “Las epidemias vienen con cambios culturales y se van con cambios culturales y no se producen de un día para el otro, ya que son fundamentalmente arraigados a los hábitos”, dijo Galván.

Por otra parte, Lilia Díaz, enfermera del control de infecciones en el sanatorio “Los Arroyos”, comentó que en la ciudad de Rosario parecía que esta enfermedad nunca iba a llegar y mucho menos pasar a ser autóctona del virus. Debido a la gravedad que ha tomado el dengue, es muy importante reportar los casos para que se pueda tomar conciencia de la realidad a través de los números de infectados. En este procedimiento, primero se completa una ficha epidemiológica donde se le va haciendo preguntas al paciente y luego se pide un laboratorio y se espera por el resultado. Esta ficha, una vez terminada, se manda a Salud Pública y es así como se reporta el caso, después el resultado puede dar positivo o no, pero ya está notificado.

Una vez que se confirmó que hay un infectado de dengue, se toman en cuenta algunos pasos a seguir y Díaz para desarrollar mejor el tema manifestó: “Hay una parte de epidemiología que tiene todo un programa de información y es ahí donde están todos los datos relevantes de la persona con un caso de dengue. Lo primero que se hace es fumigar la zona en donde se encuentra el infectado y tomar medidas”.

En tanto a la información que se brinda sobre el dengue para que la sociedad se pueda informar acerca de los casos de infectados o de las medidas de prevención, pareciera por momentos que es escasa. La difusión en estos temas debe ser masiva ya que es sumamente importante que la gente esté informada de cómo evitar contraer dengue o cómo actuar en caso de estar infectado. Néstor Galván coincidió en que este tipo de enfermedades necesitan de una gran difusión, pero a demás añadió que la información “no faltaba”, sino todo lo contrario, pero que después la noticia puede variar, ya que la forma que tienen algunos medios de “procesar la información es otra situación”.

Lilia Díaz coincidió con lo dicho por Galván y agregó que muchas veces “los medios distorsionan la información”, ya sea por elección del medio o por pedido del gobierno. También opinó que una de las razones por las que a veces la información que se brinda no es suficiente, es porque a veces la continuidad “respecto a las estaciones disminuye”, ya que es una enfermedad estacionaria y entonces eso genera que cuando pasa el brote ya no se habla de dengue por un tiempo.

La relación entre medios de comunicación y salud

Entre ambos deben formar un equipo porque son fundamentales a la hora de informar, ya que una vez que se obtienen los datos oficiales desde el Ministerio de Salud, deben ser informados a los medios para su difusión. Respecto a esto, Néstor Galván explicó que se hace un parte de prensa semanal en donde se va informando cual es la cantidad de enfermos, cual es el estado de ellos, si hubo casos graves o muertos por dengue. Toda esa información luego es dada a los medios de comunicación a través de una reunión.

Folleto de la Municipalidad de Rosario.

El doctor afirmó que se debe tomar conciencia de la gravedad de la enfermedad y que en eso tiene mucho que ver los medios de comunicación, ya que son los encargados de informarlo a la sociedad, pero añadió que hoy en día es “muy raro el tratamiento serio de la información” porque, actualmente “vivimos en una ciudad mercado, una ciudad capitalista” y eso tiene sus cuestiones tanto buenas y malas.

“En el periodismo es raro encontrar gente que trate de salirse de lo espectacular de la noticia y que le dé un tratamiento lo más equilibrado posible, porque la noticia se toma como una mercancía”, dijo Galván para cerrar su idea y agregó que tanto los medios como los periodistas deberían sensibilizarse más con estos temas que afectan a la sociedad y dejar de pensar que si no le das la pauta no van a publicar la información.

Por su lado, Lilia Díaz dio su opinión sobre cómo se difunde la información en estos casos, expresó que a veces desde los medios se trata de disminuir la gravedad de la situación y lo único que se logra es que la sociedad no conozca la realidad. “Tenemos un gran problema y es que cuando vamos a hacer prevención desde los medios, se dice que se van a dar las recomendaciones y medidas de prevención, pero sin asustar a la gente”, agregó.

Desde los medios de comunicación, Agustina Mai, periodista abocada a los temas de salud del diario El Litoral. Para comenzar explicó que en el medio donde trabaja no hay una sección específica de salud, es por eso que los temas se definen en base a la agenda de lo que está pasando y a veces surgen casos que ameritan ser tratados o noticias nacionales que pueden llegar a tener un impacto local. En algunos casos las informaciones son buscadas y en otros, son a través de reclamos de la gente.

A la hora de dar una noticia, una de las cosas más importantes que destacó son las fuentes de donde se obtiene la información y en especial cuando se abordan temas de salud, como en este caso una epidemia de dengue que afecta a la sociedad. Mai contó que le dan mucha importancia las fuentes oficiales, como en este caso sería el Ministerio de Salud, ya que en este tipo de enfermedades se debe ser muy cuidadoso con el tema, con la información y las estadísticas que se da a la población. La periodista siguió insistiendo en el tema y agregó: “Nos manejamos con los datos oficiales, que a través de una reunión que se hacía una vez a la semana con el ministerio, nos informaban los datos oficiales de enfermos, casos graves y si había algún muerto o no”. A demás, para chequear la información, también se les hacen consultas a otras fuentes como los hospitales y también al Ministerio de la Nación, donde se encuentra el boletín epidemiológico del país que es actualizado una vez por semana.

Volviendo en el tema de cómo es la relación de medios con el gobierno a la hora de informar este tipo de enfermedades, Agustina Mai expresó: “Es un trabajo que se va construyendo de los dos lados, las autoridades siempre apelan a la conciencia y a la responsabilidad de los medios de comunicación”. Añadió también que después está en cada medio decidir cómo dar la noticia o cómo abordar la información pero comentó que a veces desde las autoridades les piden que “no exageren” o que “traten de ser claros” a la hora de informar. “Hacer hincapié en las medidas de prevención, siempre es algo que nos solicitan. No sólo dar la noticia de cuantos muertos o enfermos hay, sino también las medidas para no tener dengue”, declaró.

La enfermedad del dengue se ha convertido en moneda corriente en los últimos años en la ciudad y eso ha obligado que se avance tanto, desde el lado médico, como también en la parte de la información del gobierno en conjunto con los medios de comunicación. Mai cree que de un tiempo a esta parte ha mejorado bastante la relación y argumentó: “El gobierno ha entendido también que los medios de comunicación le son útiles a la hora de querer prevenir, de informar, de trasmitir tranquilidad”. Aclaró que en esta relación, uno de cada parte tiene que dar un poquito y por eso dijo: “El medio aporta su seriedad y su compromiso de no ser alarmistas innecesariamente”, y agregó que por otro lado, cuando desde los medios les piden los datos al Ministerio de cuantos muertos hay o cuantas son las personas internadas, tienen la obligación de informárselos para poder comunicarlo.

Además, comentó sobre la importancia que tiene la comunicación en estos casos, porque debido a las malas experiencias de los primeros años donde “todo era muy caótico”, eso fue algo “muy contraproducente para la población” porque la gente estaba mal informada y “se generó como una psicosis innecesaria”.

Desde su punto de vista cree que el Ministerio de la provincia de Santa Fe trabaja muy bien el tema estadísticas, a comparación de otros. Debido a la mención de este tema, Mai recordó un hecho muy particular que sucedió respecto al manejo de la información. “Ocurrió un hecho absurdo y es que la provincia de Santa Fe tenía más casos de dengue que toda la provincia de Buenos Aires en el último pico de dengue”. Esta situación era considerada “imposible”, ya que la capital del país tiene más habitantes y los datos indicaban que tenía la mitad de casos de dengue que Santa Fe. Luego de esta situación se hizo la consulta al Ministerio de Salud de la Nación y la respuesta fue que Santa fe actualizaba los datos semanalmente y en cambio, Buenos Aires los mandaba una vez al mes. Además santa fe proporcionaba también los datos de gente que se atendía en clínicas privadas y eso tampoco lo hacia Buenos Aires que sólo tenía registro de los hospitales públicos. Agustina Mai expresó su opinión y dijo: “No sé si fue una cuestión intencionada, posiblemente sea algo de desorganizado, además a veces los hospitales son los que no te pasan los datos y tenes que andarles atrás para que te den la información”.

Destacó también que antes a la hora de conseguir información o datos oficiales de este tipo de enfermedades “no se sabía ni a quien llamar”. Cuando iban hospital por hospital, uno les decía una cosa y el otro hospital otra. “Ahora las cosas han cambiado y se ha centralizado en una dirección provincial de epidemiologia y cuando uno llama como periodista para obtener respuestas las tiene”, dijo la periodista.

Ese cambio que se produjo, según Agustina Mai, tiene que ver con la llegada de una enfermedad como el dengue que se instaló en la ciudad y que obligatoriamente requería información constante. “Con el primer brote de dengue no se sabía cuántos enfermos había y yo que creo que ni el gobierno lo sabía porque no sabía ni cómo detectarlo, diagnosticarlo o registrarlo y era todo como bastante desorganizado y eso también generó mucha confusión”, comentó la periodista.

En la actualidad, desde el Ministerio han tomado conciencia de la importancia de la comunicación y es por eso, que ahora están más preparados y hasta han contratado personal que se dedica especialmente al área de prensa.

Respecto a cuál es el disparador para poder dar la primera información de algún caso de dengue o de publicar las medidas de prevención, Agustina Mai comentó que generalmente cuando se detecta el primer caso de dengue eso es noticia y pasa a ser lo más importante, pero agregó que unos meses antes ya se comienzan a publicar sobre las campañas de prevención.

Entre los medios de comunicación y el gobierno siempre existió la disputa sobre como informar los temas que interesan e involucran a la sociedad como en este caso, es el dengue, que necesita de la difusión de las noticias para que las personas tomen conciencia de la realidad en la que viven.

En la actualidad parece que esa relación ha mejorado un poco y fue debido a que el dengue se ha hecho presente todos los años. Se hace profundo hincapié en publicar las medidas de prevención, pero eso no alcanza. Todavía falta lo más importante que es dejar de lado los intereses propios de cada una de las partes y poner por sobre todas las cosas, informar con la verdad a la sociedad y no informar lo que le conviene a cada uno, en especial cuando se trata de temas de salud como una enfermedad que cualquier persona puede contraer.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.