Loading

14 Domingo del Tiempo Ordinario 5 de julio del 2020

Dia de la Independencia

Por Padre Martin, MSP

Un año más celebramos el aniversario de la independencia de nuestro país, un año que será inolvidable para toda la humanidad, debido a las circunstancias que estamos viviendo. Un evento que nos ha hecho experimentar la crisis más aguda de todos los tiempos, la tensión psicológica se ha disparado, hemos visto una enorme cantidad de personas desempleadas, agregando los problemas existentes: drogadicción, alcoholismo, violencia, corrupción, racismo, impunidad, incluyendo terremotos, cambio climático, tornados, tormentas, huracanes, etc. Estamos haciendo la experiencia del pueblo de Israel entre las plagas de Egipto, o el tiempo del exilio, donde los profetas advierten sobre el peligro y muchos lo ignoran. La muerte está rondando buscando a los débiles para infectarlos, el fruto de las mentes modernas malévolas que sienten que poseen el mundo y quieren tomar el lugar de Dios. Quieren decidir sin Dios sobre el destino de la humanidad.

¿Qué independencia vamos a celebrar? Cuando un pueblo celebra algo es porque ha logrado algo muy importante, y que a lo largo de los años continúa el mismo efecto. Actualmente estamos esclavizados por la ignorancia, todos dicen poseer la verdad y todos dicen que sus adversarios mienten y no sabemos cómo identificar al verdadero mentiroso. Estamos esclavizados por una pandemia mortal, que ha atacado a las personas que apreciamos, los ha arrancado de este mundo y amenaza con continuar expandiendo sus dominios. Estamos esclavizados por la falta de fe, por lo que muchos creen que la Iglesia está colaborando con los planes del demonio demonizando las medidas sanitarias y sacralizando el aborto, la eutanasia, las falsas ideologías, la superstición, las seudo religiones, alienando al ser cada vez más al ser humano de la verdad. Debemos detenernos y comenzar a cultivar el intelecto y el Espíritu para alcanzar la verdad completa, tomar las decisiones correctas y enseñar a los demás los peligros de las falsas enseñanzas, que confunden y distorsionan el pensamiento humano. Hoy debemos celebrar la Esperanza de que Dios actuará a nuestro favor y enviará los medios necesarios para la restauración de la humanidad.

COMPARTE LA CARGA

“Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré” (Mateo 11:28). Esta palabras de nuestro Salvador son un gran contraste con el previo capítulo del mismo Evangelio, cuando nos dice que si no cargamos nuestra propia cruz, no somos dignos de Cristo. Relacionar estos dos mensajes puede ayudarnos en nuestro camino de fe. Ser seguidor de Cristo ciertamente significa que debemos abrazar la cruz, en su misterio que es sufrimiento y triunfo a la vez. Es algo que no necesitamos hacer solos, ya que la carga suele ser demasiado pesada para llevarla sin ayuda. ¿A quién volcarnos entonces? Podemos volcarnos al Cuerpo de Cristo, a la comunidad de discípulos reunidos para el culto. Cuando sintamos que la carga es demasiado pesada, recordemos que podemos compartirla con nuestros hermanos y hermanas en Cristo que pueden traernos descanso.

Copyright © J. S. Paluch Co.

LECTURAS DE HOY

  • Primera lectura — Nuestro Salvador es un pacificador que reina hasta los confines de la tierra (Zacarías 9:9-10).
  • Salmo — Siempre bendeciré tu nombre, mi rey y mi Dios (Salmo 145 [144]).
  • Segunda lectura — Si por el Espíritu matan las obras de la carne, vivirán en el Espíritu de Dios (Romanos 8: 9, 11-13).
  • Evangelio — Vengan a mí los que se sientan cargados y agobiados, porque yo los aliviaré (Mateo 11:25-30).

Salmo responsorial: Leccionario Hispanoamericano Dominical © 1970, Comisión Episcopal Española. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

SANTA MARÍA GORETTI (1890-1902) 6 de julio

María Goretti nació en Italia, cerca de Roma, en una familia campesina muy pobre y debido a ello se vieron obligados a vivir en un rancho y compartir la casa con la familia Serenelli. Dos años después sufrió la muerte de su padre, situación que obligó a la madre a asumir las labores del campo para mantener a la familia y, a María, la forzó a renunciar a la escuela para hacerse cargo del hogar y del cuidado de sus hermanitos; aun así, se daba tiempo para asistir al catecismo. A los 12 años María era una mujer bella y bien formada, fue precisamente esto lo que atrajo a Alejandro Serenelli, de 18 años, a proponerle que tuvieran relaciones sexuales, pero María se negó una y otra vez porque eso iba contra la voluntad de Dios. Cierto día llegó Alejandro a casa y al saber que María estaba sola quiso forzarla, pero María se opuso y, lleno de rabia, la apuñaló 14 veces. María murió al día siguiente, perdonándolo. Fue canonizada en 1950, estando presente su madre y sus hermanos.

—Miguel Arias, Copyright © J. S. Paluch Co.

Para chiquitines misioneros!

Donaciones en linea para San Jose, Fontana

¡Estamos emocionados de anunciar que ahora podemos recibir donaciones en línea! Es el método más fácil, rápido y seguro para continuar dando su contribución. Haga clic en el siguiente enlace para ir directamente a nuestro portal de donación en línea.

¡GRACIAS POR SU APOYO CONTINUO!
We thank our advertisers that make our printed weekly bulletin possible
San Jose, ruega por nosotros

Credits:

Created with images by Timeo Buehrer - "untitled image" • Mathew Schwartz - "untitled image" • Mateus Campos Felipe - "untitled image"