Loading

Reporte Escucha Creativa La Serena, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Escucha Creativa fue realizada el día viernes 12 de octubre de 2018, a partir de las 15:00 hrs., en el Parque Espejo del Sol, las Compañías, La Serena. La actividad contó con la asistencia de 25 participantes, de los cuales 5 fueron hombres y 20 mujeres. En cuanto al rango de edad, 12 participantes tenían entre 7 y 10 años, y 13 entre 11 y 15 años. Asimismo, hubo 3 participantes que pertenecían a pueblos originarios.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

La jornada comenzó cerca de las 15:00 hrs. con la llegada de un pequeño grupo de niños y niñas, provenientes de distintos sectores de la ciudad.

Se realizó su inscripción y se les entregaron credenciales a cada uno, no obstante, se debió esperar la llegada del grupo de la Fundación de Las Familias de Coquimbo, quienes arribaron con algunos minutos de retraso.

Conforme los participantes se fueron inscribiendo y recibiendo sus credenciales marcadas con distintivos de color según edad, pasaron a escribir en dos papelógrafos que se encontraban dispuestos en la puerta principal de acceso al salón, con las preguntas: ¿Qué esperas de la Escucha de hoy? ¿Cómo te sientes?

Esta actividad fue llevada a cabo con entusiasmo, en forma abierta y espontánea por parte de niños, niñas y jóvenes, sin distinción de sexo, procedencia o edad.

En torno a la pregunta “¿Qué esperas de la Escucha de hoy?”, se plantearon frases que aludían al deseo de diversión, a que la Escucha fuera entretenida y que les proporcionara un momento agradable. También manifestaron interés por ver películas.

Se pudo observar que los NNJ se encontraban ansiosos e inquietos por la Escucha, expectantes respecto a qué trataría la actividad, sobre todo de cómo estaría ambientada la sala. En resumen, con mucha curiosidad y ganas de saber qué había dentro de salón multiuso.

Bienvenida

Para dar inicio a la jornada, todos los participantes fueron invitados a reunirse en un círculo. Allí se les dio la bienvenida y se inició una actividad lúdica de rompehielos, utilizando un aro plástico, la cual generó interés y participación.

Luego se realizó un juego de presentación, formando dos círculos concéntricos. Los/as NNJ se saludaron, riendo y respondiendo con entusiasmo a las consignas de movimiento, expresión y contacto corporal, pero se mostraban más reservados al momento de hablar.

A continuación se les informó en forma oral y también mediante carteles informativos pegados en la pared, que no había agua en el recinto y que sólo contaban con un par de bidones con el vital elemento para el consumo de todos los presentes.

Una vez terminadas las presentaciones, se volvió a formar el círculo ampliado y se introdujo a los participantes a la realización de la Escucha Creativa, con la presentación de un video de Cecrea. Sin embargo, en medio del video apareció un extra noticioso, sobre una crisis mundial por la sequía y falta de agua y la invitación a los niños de Cecrea de realizar un viaje espacial para refundar la ciudad en otro planeta.

Los niños, niñas y jóvenes observaron en forma muy atenta; los más pequeños con expresión de asombro y algo de miedo buscaban con la mirada a los adultos; los/as mayores sostenían una expresión de duda o incredulidad a través de risas. En general se observaba un clima de desconcierto, en el que no sabían si la noticia es cierta o no.

De inmediato se les indicó que debían abocarse a la misión de construir la nave para iniciar el abandono del planeta, para lo cual debían dividirse en tres grupos, según el color indicado en sus credenciales, rojo, azul y verde. La consigna les sirvió para comprender que se trataba de una actividad previamente planificada y que formaba parte de la Escucha.

Preparación del Viaje

Para realizar esta actividad, los niños, niñas y jóvenes se trasladaron hacia la parte trasera del recinto, al aire libre. En los alrededores de una piscina se encontraban dispuestos tres mesones separados a una distancia que permitiría realizar el trabajo de los grupos sin interferencias mutuas.

Para iniciar la preparación del viaje, se les pidió a los participantes que definieran las secciones que debería tener la nave espacial, para lo cual disponían de distintos materiales: plano de nave espacial impreso, plumones, lápices, plastilina, goma, palos de helado y cartón corrugado de colores.

En general, los/as NNJ presentaron buena disposición hacia la actividad, los facilitadores intentaban motivar el diálogo haciendo preguntas y sugiriendo ideas. Los/as niños/as respondían con monosílabos o frases cortas y se enfocaban en la manipulación de los materiales para dar forma a las ideas que iban surgiendo.

Comenzaron usando la plastilina y los plumones de colores, para luego complementar el trabajo con el resto de los materiales, haciendo incluso uso de flores y ramas que encontraron en el jardín. Algunos NNJ buscaban la aprobación del facilitador al momento de realizar sugerencias y dar forma a la nave, en lugar de tener iniciativa propia, ya que con ellos la mayoría sostiene una relación distendida que denota confianza y cercanía.

La actividad se realizó dentro del tiempo dispuesto para ello. Durante el diseño de la nave, los niños fueron haciendo comentarios en torno a distintos aspectos y temas, aunque sin profundizar en ellos. Aparecieron comentarios en torno al consumo de drogas, lo cual se evidencia como algo cercano y cotidiano en su entorno social. También surgió muy fuertemente el tema de la familia, los/as amigos/as y las mascotas como figuras significativas en sus vidas.

Se observó también que en forma recurrente aludían a la atracción hacia personas del sexo opuesto, lo cual denota un despertar sexual propio de la edad. Respecto a los objetos a los que otorgan valor, se repiten Internet, los celulares, la televisión y los videojuegos como elementos centrales en sus vidas, siendo enfáticos en señalar que no les interesan los libros ni los estudios.

Con referencia a las cosas que los NNJ rescataban de su ciudad, se observó que no aludían a elementos culturales o identitarios transversales, quedándose con elementos que hacían referencia a sus vínculos cercanos (“mi amiga”, “los niños”) o a objetos de uso (“los celulares”, las piscinas de Curunina”). Luego que el facilitador insistió para indagar en elementos vinculados a su identidad territorial, los/as NNJ aludieron a “la roca de los hombres” y “la roca gigante de las mujeres”. Estos se mencionan como sitios significativos de la identidad territorial y de género de los/as NNJ de la parte alta de Coquimbo, siendo un lugar al que van a reunirse en grupo para conversar, jugar, escuchar música y compartir, separados por género.

Una vez que finalizaron el diseño de la nave, se realizó la actividad de definición del perfil del adulto que podría viajar con ellos, a través de una silueta dibujada sobre papel kraft. En este momento algunos/as niños/as se dispersaron y se distrajeron con los emoticones autoadhesivos que se encontraban disponibles para la actividad, los que comenzaron a utilizar para jugar.

Con relación a la caracterización del adulto, aludían a cualidades positivas, tanto en aspectos emocionales como intelectuales.

Algunos/as NNJ utilizaron el buzón dispuesto para señalar en forma privada aquellas características que no deseaban que tuviera este adulto.

Al finalizar la etapa de preparación del viaje, todos los grupos se dirigieron a la entrada posterior del salón, donde se encontraba dispuesto un espacio para plenario.

Durante el plenario, los tres grupos expusieron su trabajo por turnos, comenzando por el grupo de los más pequeños. Este grupo presentó en forma muy entusiasta su diseño de la nave, el cual contemplaba entre otras cosas, un espacio de biblioteca, laboratorio para hacer agua, espacio para animales, espacio para la televisión, una habitación para disfraces, juguetes y fiesta; y sala de reciclaje y compost. Se propuso también la construcción de baños separados por edad y no por sexo.

Al finalizar las presentaciones, todos ingresaron al salón que se encontraba acondicionado como nave espacial, para dar inicio al viaje.

El Viaje

Al ingresar al salón, los/as NNJ reaccionan con sorpresa por el acondicionamiento del lugar. Pasaron a sentarse en sillas dispuestas en forma ordenada. Costaba que guardaran silencio y siguieran las instrucciones, pues se encontraban muy estimulados por el entorno.

En cuanto a la ambientación, ésta tenía muchos colores y luces. Se proyectaron en ambos costados fabulosas imágenes del universo. La musicalización añadía una atmósfera que inspiraba a todos a sentirse transportados por el espacio. Los NNJ estaban asombrados y fascinados por lo que veían y escuchaban. En un momento se encontraron en una especie de éxtasis. Hubo orden y motivación en la actividad.

Dado lo anterior, se dificultaba un poco realizar la actividad de imaginería, pues en todo momento hablaban, se movían, no cerraban los ojos para concentrarse, o decían comentarios en voz alta que generaban distracción generalizada. Algunos manifestaban sentirse aburridos. Se percibió cierto cansancio en los/as NNJ, quienes tendieron a dispersarse e inquietarse.

En este espacio surgieron comentarios en torno al nuevo planeta que imaginabanRespecto a los adultos, algunos niños plantearon no querer que los acompañaran en el viaje y otros sí. Rescataban el deseo por sentirse libres, aprender, bailar y hacer ejercicio.

Refundación de la Ciudad

Esta última parte de la Escucha se realizó en forma breve, pues se hacía tarde y los/as NNJ se encontraban ya cansados y dispersos.

Se les señaló que habían llegado a destino y que para fundar la nueva ciudad era necesario realizar un ritual.

Éste consistía en plantar unas suculentas en un macetero y regarlo. En esta actividad sólo participaron los más pequeños, quienes se mantenían motivados y deseaban protagonizar el acto de plantar y regar.

Los más grandes aprovecharon ese momento para ir al baño y se dispersaron por el recinto.

Cierre

Para realizar el cierre de la jornada, se convocó nuevamente a los NNJ a un círculo donde se les consultó qué les había parecido la Escucha, y si había cumplido sus expectativas iniciales.

Los participantes manifestaron con mucho entusiasmo y ánimo, que les había gustado mucho, ya que había sido una actividad novedosa. No esperaban algo así, y deseaban participar nuevamente de otra Escucha, ya que piensan que es algo bueno y que debe repetirse.

Finalmente se agradeció y felicitó a los NNJ por su participación, y se los invitó a seguir asistiendo a las próximas Escuchas y laboratorios de Cecrea.

Lo que escuchamos y observamos

En la Segunda Escucha Creativa realizada en La Serena, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

En la etapa de planificación del viaje, se pidió a los participantes definir las distintas secciones o salas que debería tener la nave espacial a diseñar. Entre las principales propuestas surgieron: baños para NNJ, baños para adulto (otro grupo propone la construcción de baños separados por edad y no por sexo), salón de reciclaje, sala de tejer (crochet), escuela de arte y música (también habría matemáticas y lenguaje, pero en menor medida).

También sala de disfraces, dormitorios, piscina, cocina, sector de animales, huerto, sala con televisión para ver dibujos animados, un sector para colocar árbol de navidad, sala taller de cocina, sala de juguetes, dos telescopios a los costados de nave, sala de compost, laboratorios, y sala con máquina de hacer agua, de diferentes sabores y colores.

Además propusieron: sala de cine, sugerida por un facilitador, un espacio de biblioteca, una habitación para disfraces, juguetes y fiesta, sala de videojuegos y sala de descanso o relajación para los momentos tristes.

En la sala ‘Sad’ cuando estai triste te vas a escuchar música, comer cereales y ver tele ahí. Uno puede estar enojado porque una persona no le cae bien y se va ahí… uno puede desahogarse ahí, vas para allá y te tranquilizas

Durante el trabajo de co-diseño de la nave, en el grupo de NNJ entre 10 y 15 años, se otorga especial importancia a los espacios en que ellos pueden permanecer a solas y sin presencia de adultos. Valoran el hecho de poder contar con espacios íntimos de autocontención.

Asimismo, al pensar en los principales elementos que necesitarían llevar para el viaje mencionaron: agua, comida, a los amigos y la familia, a sus mascotas (que muchos consideraron parte de la familia), animales, ropa, televisores, celulares, Internet, videojuegos, y tecnología.

¡Qué materialistas son! (niña)

Al preguntarles qué cosa llevarían consigo en la nave para el nuevo planeta que visitarían, la mayoría de los NNJ del grupo verde mencionaron distintos artefactos y bienes materiales que sin duda serían de mucha utilidad donde sea que fueran. Sin embargo, una de las niñas del grupo, al verse ante tanto objeto, no esperó para exclamar que estaban siendo demasiado materialistas al olvidar lo que verdaderamente necesitaban para poblar un nuevo planeta.

Frente a todo esto, hubo alguien quien incentivó a los demás a pensar en cosas intangibles pero igual de fundamentales para la vida diaria. Si no hubiera sido por ella, los demás NNJ hubieran seguido mencionando cosas palpables y físicas, no emocionales.

Luego del comentario anterior, comenzaron a surgir otras propuestas de elementos a llevar: esperanza, felicidad, creatividad, conciencia, carretes, y gente para convivir.

Respecto a sus intereses, los adolescentes centran sus preferencias en la música, lo tecnológico y descartan los estudios como algo que les resulte de su interés:

No queremos llevar libros, no queremos estudiar
Vamos a jugar con los teléfonos todo el día
Hay que llevar una caja de Internet y los enchufes para cargar los teléfonos
No llevemos a todo el mundo: hay gente mala, y nos pueden matar (niño)

Que un niño diga algo de esta índole, puede sugerir que de una u otra manera está cercano a la realidad en que la muerte es protagonista, ya sea por motivos de videojuegos, exposición continua de los noticiarios, por un consumo de series y programas de televisión sin cuidado adulto, o por situaciones de violencia reales que puedan experimentar en su entorno familiar o en el lugar donde viven.

Los más pequeños (5 a 9 años) valoran el aprendizaje, la lectura, los libros, y la escuela.

Una escuela donde se enseñe arte y baile, poquito lenguaje y poquita suma

Este aspecto permite analizar cómo la educación formal paulatinamente va desmotivando a los NNJ respecto al aprendizaje, siendo una inquietud que se encuentra muy presente en los más pequeños.

Ante la consulta respecto a qué cosas llevarían de su región, los participantes respondieron que llevarían: la Cruz del Tercer Milenio y el Faro por ser atractivos turísticos de la zona, la música regional, los laboratorios Cecrea para poder seguir realizando esas actividades y el río Elqui.

Por otra parte, se les pidió definir las características que debería tener el adulto o adultos que los acompañaría(n) en el viaje. Algunas propuestas fueron: que sean felices, contentos, fuertes, pensativos, silenciosos, que no sean enojones, que no digan disparates, que supervisan, que sean amorosos, no a los gritos, que sean chistosos, que canten, y que les guste leer. Que nos proteja, que nos aconseje, que nos quiera, que nos vigile para que no hagamos cosas malas, que sea buena onda, que sea buena persona, que te ayude en las tareas, que sea juguetón, que baile, callado, que me quiera como soy.

Durante este trabajo, también surgen opiniones que dan cuenta de la dificultad que presentan madres, padres y familiares para poner límites y regular la conducta de los/as NNJ.

Nos quedamos en la calle hasta las 12. Nos dicen que hay OVNIs para que no nos quedemos hasta tan tarde

La imagen del OVNI aparece como una amenaza con algo desconocido, que permita regular el comportamiento de NNJ al no existir otro mecanismo efectivo para poner reglas y límites de horarios que sean respetados. Al respecto, surge una interesante conversación en torno a la importancia de los límites y a si es bueno o malo que padres y madres sean sobreprotectores.

Algunas niñas opinan que es importante para ellas que las dejen salir, y otras señalan que es importante que las vigilen y que se enojen cuando ellas hacen algo malo. Los NNJ reflexionan en torno a la importancia de las normas y límites en sus vidas, pues si bien les molesta que los padres sean “sobreprotectores” y desean “que nos dejen salir”, también reconocen lo positivo de contar con orientación y supervisión adulta. Reconocen que necesitan “que nos vigilen”, “que nos aconsejen”, y “que se enoje conmigo cuando hago algo malo”.

También indicaron sobre el adulto: que sea simpático, que piense positivo y conscientemente, que le guste la música, que sea inteligente, que le guste hacer deporte, que sea cariñoso (o cariñosa), que cocine, que abrace, que hable muchos idiomas, que sea educado, que sean confidentes y silenciosos, que deje salir con adultos, que no mienta, que no sea violento.

Que sea educado…aunque no importe mucho (Camilo)

Al mencionar las características que debía tener un adulto para acompañarlos en su viaje, Camilo mencionó que debían ser educados, a lo que una de sus compañeras replicó que eso era un punto bueno en ellos, aunque después de todo no importara mucho. Esto puede reflejar que en la actualidad los niños están tan poco acostumbrados a los modales y las palabras educadas, que ven extraño el comportamiento de una persona cuando lo hace de esta manera.

Me gustaría que los adultos sean felices (Valentina, 10 años)

Esta frase representa desgraciadamente la vida del adulto. De las preocupaciones laborales, conflictos de parejas, endeudamiento, estrés, malos hábitos alimenticios, adicciones, entre otros, ha transformado a los adultos en personas infelices. Preocupadas de lo material, sin ocuparse de la de lo que realmente piensan y quieren los hijos o los NNJ de su entorno cercano.

Los adultos me gustan que supervisan (Valentina, 10 años)

Esta frase demuestra la concientización de los roles, el respeto y apoyo que debería existir de parte de los adultos hacia las actividades de niños, niñas y jóvenes.

Que los adultos no digan disparates (Emilia, 8 años)

Esta frase refleja el deterioro sociocultural que presenta el comportamiento de ciertos adultos, puesto que su accionar agresivo y posiblemente violento genera en los NNJ un descontento y miedo en las relaciones familiares.

Que los adultos sean chistosos (Franco, 7 años)

Esta frase denota la urgencia de empatía con los NNJ. El anhelo de que los adultos tengan algo de niño, que se tomen con humor y relajo la vida. El estar sumido en el consumismo, en el trabajo, en la mala administración del dinero, entre otros ha provocado adultos intolerantes y estresados. Situación que detectan los NNJ y que de todas formas les afecta en su desarrollo como personas.

Los NNJ necesitan del acompañamiento del adulto, necesitan de un referente positivo del cual sentirse acogido y apoyado.

Aludiendo a las relaciones interpersonales, los/as NNJ hacen referencia a la figura de los líderes como algo innecesario que entorpece el vínculo: “todos vamos a ser líder”, “si llevamos a un líder todos vamos a estar peleando por querer ser líderes”. Esta idea remite a significados asociados a un deseo por construir relaciones menos autoritarias, basadas en la autogestión y la horizontalidad.

Luego se les planteó el desafío de pensar cómo quisieran refundar su ciudad en este nuevo planeta, qué cosas conservarían y qué cosas cambiarían.

Algunas ideas mencionadas fueron: que en esta nueva ciudad pudieran tener a sus padres, hermanos, abuelos, etc. o alguna mascota (perros y gatos) junto a ellos, y sobre todo que el lugar tuviese ambientación similar a la nave espacial, es decir, con espacios y cosas que tuvieran que ver con diversión, como por ejemplo los juguetes.

Además señalaron: “con agua, lindo, con animales que no se puedan morir”; “que no esté contaminado”; “que podamos flotar”; “evitaría estar encerrada en la casa y saldría a jugar mucho”.

Conclusiones

La Segunda Escucha Creativa de La Serena cumplió las expectativas tanto de los organizadores como de los participantes. El espacio y los recursos materiales se aprovecharon adecuadamente. Los tiempos fueron precisos, exceptuando un momento en el cual se aburrieron los más pequeños. Los facilitadores demostraron un buen manejo, desempeñando sus roles con mucho profesionalismo. Siempre hubo un trato con tacto y respeto hacia los participantes.

La actividad en sí misma fue muy tranquila, ordenada y dinámica. La ambientación fue una de las cosas mejor logradas, era una sala de cine, lo que permitía transportarse al universo.

Durante la Escucha se pudo apreciar que los niños, niñas y jóvenes otorgan gran importancia al juego, la diversión y el esparcimiento. Los más pequeños prefieren actividades como: bailar, ver televisión, jugar con mascotas y juguetes, y realizar actividades artísticas. Los preadolescentes y adolescentes destacan el escuchar música y asocian sus preferencias de uso del tiempo libre a la tecnología (celulares, Internet, televisión y videojuegos). Estos últimos, también otorgan mucha importancia al grupo de pares y destaca su interés por la sexualidad.

Se observa que la temática de cuidado y conciencia medioambiental se encuentra trabajada con los/as NNJ, y que principalmente los/as más pequeños/as se preocupan por dejar los residuos en los basureros, lo cual refleja que esta conciencia no solo se encuentra a nivel del discurso, sino también en la práctica.

Los participantes valoran el espacio y reconocen a los facilitadores como figuras significativas que respetan y perciben como confiables. Cecrea es valorado por los/as NNJ como un espacio de diversión en el que se aprende jugando y en el que pueden desplegar sus inquietudes con libertad.

Se evidencia una importante diferencia de percepción respecto a los aprendizajes vivenciados en Cecrea y los conocimientos adquiridos mediante la educación formal. Llama la atención que la motivación por el aprendizaje y el interés en la escuela se encuentre presente en los más pequeños, pero que sea un interés perdido a los 10 años, que incluso se transforma en explícito rechazo.

Según lo que los mismos niños/as plantean, relevar el juego y las disciplinas artísticas y corporales como herramientas para el aprendizaje, es una materia que se encuentra pendiente en la educación formal.

Desafío Cecrea

Como Cecrea La Serena, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.