Nueva falla entre volcanes

Una nueva falla activa se descubrió entre los volcanes Irazú y Turrialba. Sin embargo, no se ha determinado si guarda relación con la actividad de este último volcán.

Por: Rebeca Madrigal López / rebeca.madrigal@ucr.ac.cr

Costa Rica es un país en constante movimiento y los expertos en sismología de la Universidad de Costa Rica (UCR) así lo constatan al señalar que diariamente se presentan al menos 16 sismos, muchos ellos, imperceptibles para la población.

En un país de 51 100 km2 convivimos con 150 fallas activas y recientemente se agregó una a esta lista. La Red Sismológica Nacional (RSN), conformada por especialistas de la Universidad de Costa Rica (UCR) y del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), identificó una nueva falla, ubicada en los alrededores de dos volcanes activos, el Turrialba y el Irazú.

El descubrimiento de la falla se realizó durante la investigación posterior al sismo del 30 de noviembre del 2016 de magnitud (Mw) 5,5. Inicialmente, los científicos consideraron que el sismo se originó por la falla de Capellades, localizada sobre el flanco sur de ambos volcanes, y que forma parte del Sistema de Fallas Aguacaliente.

Sin embargo, al analizar el sismo determinaron que este tuvo lugar en una falla antes desconocida que corta las cabeceras del río Toro Amarillo, al norte del Irazú y el Turrialba.

Dicho movimiento se percibió en gran parte del territorio nacional y debido a que ocurrió a poca profundidad se generaron intensidades altas en la zona epicentral. En las localidades de Capellades y Pacayas se reportaron daños en varias viviendas, deslizamientos y la caída de objetos; en Cervantes de Alvarado y Aquiares de Turrialba ocurrieron daños y hubo caída de objetos, lo mismo que en Cartago y Turrialba.

No todas las fallas son activas. De acuerdo con el Dr. Lepolt Linkimer Abarca, coordinador de la RSN, hasta no determinar que produce sismicidad, no se puede confirmar que una falla es activa. “El hecho de que los temblores estén alineados con esa traza de falla nos verifica que la falla está activa”, afirmó el sismólogo.

El conocimiento de la nueva falla geológica activa en los alrededores de Capellades de Alvarado, en la provincia de Cartago, es muy importante para la población, ya que la topografía del terreno tiene pendientes muy altas y se podrían desencadenar deslizamientos.

Además, dicha información científica es fundamental para que las autoridades puedan regular de forma adecuada el uso del suelo y se eviten las construcciones en las zonas más cercanas a la falla, puntualizó Linkimer.

Relación con el volcán

El área de los volcanes Irazú y Turrialba se encuentra cortada por múltiples fallas, muchas de ellas activas. Por ello, es común preguntarse si el estado de estrés tectónico causado por el movimiento del magma ubicado debajo del Turrialba pudo generar la activación de la nueva falla.

En la parte central del país existe una densa zona que se llama el Cinturón deformado del centro de Costa Rica, que se extiende de Puntarenas a Limón y se caracteriza por una alta densidad de fallas. Estas fallas responden a los esfuerzos tectónicos regionales de la subducción de placas, por lo que se encuentran relacionadas entre sí.

Linkimer explicó que no se registraron erupciones importantes del Turrialba en los días y semanas siguientes al sismo del 30 de noviembre del año pasado, lo que lleva a pensar que no hay relación entre ambos fenómenos.

Además, la RSN aún no tiene certeza de que el movimiento del magma en el Turrialba en los últimos años haya generado estrés en la zona y pueda haber activado la falla. Este sismo de 5,5 Mw es el primer temblor registrado en la zona desde el terremoto de 1952.

Según Linkimer, existe relación de las fallas con los volcanes, ya que son el producto de un proceso geológico de gran magnitud que se conoce como la tectónica de placas y que se manifiesta en Costa Rica, especialmente por la subducción de la placa del Coco.

No obstante, la actividad sísmica y la volcánica no siempre están directamente relacionadas. Es decir, puede ocurrir un terremoto con epicentro en una falla ubicada dentro de un edificio volcánico, pero este evento no necesariamente responde a una erupción volcánica.

Adicionalmente, puede haber erupciones sin la ocurrencia de un sismo de magnitud alta. En muchos casos, por el contrario, sí se ha observado que luego de terremotos de magnitudes altas, se dispara la sismicidad en zonas volcánicas.

Por ejemplo, luego del terremoto de Limón se presentó sismicidad en el volcán Irazú. Además, se han observado erupciones volcánicas después de megaterremotos, como pasó en Chile en 1960.

En el informe preparado por estudiantes, geólogos y sismólogos de la RSN, se hace un análisis histórico de la sismicidad en el lugar en donde se identificó la nueva falla, así como el origen del temblor del 30 de noviembre del 2016 y sus consecuencias. El informe se encuentra en la página web de la RSN: http://rsn.ucr.ac.cr/images/Sismologia/sisimosHistoricos/informe_sismo_capellades_2016.pdf

¿Cómo se descubre una falla?

La forma más sencilla para un especialista en Geología de detectar una falla consiste en observar sus manifestaciones superficiales. Se buscan elementos como los escarpes o pendientes muy pronunciadas, valles lineales, lagos y otros elementos geomorfológicos. Para ello suelen usarse imágenes de sensores remotos, como fotografías aéreas o imágenes de satélite.

Otra manera de reconocerlas es a través de estudios geológicos de campo. En estos casos se busca observar la falla expuesta en un afloramiento de rocas.

También pueden usarse los estudios de trincheras, técnica perteneciente al campo de la historia de la sismicidad, y los estudios geofísicos, los cuales son importantes en los casos en los que las fallas están ocultas o “enterradas” en sedimentos más recientes. Se hacen zanjas con una retroexcavadora y allí los geólogos buscan las fallas.

Finalmente, los estudios sismológicos son muy usados, pues los sismos son la manifestación del movimiento de las fallas. De esta forma, los sismos bien localizados facilitan la ubicación de las fallas. Esto sucedió con la falla recién descubierta.

Created By
C+T | Suplemento de Ciencia y Tecnología
Appreciate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.