Jesucristo es el Hijo de Dios Marcos 3:7-12

Introducción:

A) En estos textos vemos que la popularidad de Jesús crecía rápidamente.

B) Esto a causa de los milagros y señales que el Señor hacía.

“Y dijo a sus discípulos que le tuviesen siempre lista la barca, a causa del gentío, para que no le oprimiesen. Porque había sanado a muchos; de manera que por tocarle, cuantos tenían plagas caían sobre él. Y los espíritus inmundos, al verle, se postraban delante de él, y daban voces, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios.” (Marcos 3:9-11).

Jesucristo es el Hijo de Dios

Los tres puntos a considerar el día de hoy bajo este tema son los siguientes; 1) La preexistencia, 2) la encarnación, 3) y el propósito del Hijo de Dios.

I. La preexistencia del Hijo de Dios

A) En relación consigo mismo Jesucristo es Dios:

  • Juan 1:1: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.”
  • Hebreos 1:10: “Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.”
  • Apocalipsis 1:8: “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”

B) En relación con el Padre Él es el Hijo eterno, la segunda Persona de la Trinidad:

  • 1 Juan 1:1-3: “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.
"Porque había sanado a muchos; de manera que por tocarle, cuantos tenían plagas caían sobre él." (Marcos 3:10).

II. La encarnación del Hijo de Dios

A) Cuando hablamos de la encarnación del Hijo de Dios debemos tener en cuenta que Jesucristo es el primero en todo; Él lo llena todo, incluso en el consejo eterno de Dios antes del decreto de la creación.

B) Jesucristo (el Hijo de Dios encarnado y glorificado) es primero en los planes de Dios, pues en Él se revela la razón y el propósito de la creación.

C) Pues cuando Dios decidió crear, Su deseo eterno ha sido y siempre será Su auto-glorificación y auto-revelación personal, es decir, dar a conocer a criaturas la perfecta armonía de amor y de amistad que existe en Dios mismo, ésto entre los miembros de la Trinidad.

D) Por lo tanto, Dios le placio darse a conocer a Su creación en la medida más alta posible, en la medida más perfecta dada al hombre, quien es nuestro Señor Jesucristo (el Hijo eterno de Dios encarnado y glorificado), Él es el único mediador más alto y sublime posible para el ser humano:

  • Colosenses 1:15: “Él (Cristo) es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.”

F) De este modo, todo lo que ocurre en el tiempo, tiene el fin de glorificar al Trino Dios por medio de Jesucristo, quien fue,

  • “... destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros.” (1 Pedro 1:20).
  • Gálatas 4:4: “(Pues) cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,”
  • Así, “aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.” (Juan 1:14).
"Y los espíritus inmundos, al verle, se postraban delante de él, y daban voces, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios." (Marcos 3:11).

III. El propósito del Hijo de Dios encarnado

A) ¿Cuál fue el propósito de que el Hijo de Dios se encarnara? La respuesta es para redimir a pecadores:

  • Gálatas 4:4-5: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.”

B) Y de este modo podamos tener la vida eterna, es decir, poder conocer y tener comunión con el único Dios verdadero, por la única Persona posible, Jesucristo-Hombre:

  • Juan 1:18; “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”
  • 1 Juan 5:20: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”

Conclusión: Nuestro Catecismo de Heidelberg Día del Señor 11, P/R 29:

P. ¿Por qué el Hijo de Dios es llamado Jesús, que significa Salvador?

R. Porque nos salva y libra de todos nuestros pecados, y porque en ningún otro se debe buscar ni se puede hallar salvación.

Created By
Iglesia Reformada Cristo Redentor
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.