La grande amistad Che guevara y fidel castro

Castro y Guevara fueron presentados el 7 de julio de 1955 por Raúl Castro, hermano menor del líder cubano, cuando el argentino era amnistiado en Cuba tras ser condenado por haber dirigido el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953.

Un día, de visita en casa de María Antonia Gonzáles, en Santa Clara en el número 49 de la calle José Amparan, Ernesto conoce a Raúl y Fidel Castro.

María Antonia es una cubana residiendo en México, que colabora eficazmente con los revolucionarios exiliados. En el curso de esta reunión, el Che se queda a conversar durante una decena de horas con Fidel, durante las cuales intercambian todo tipo de opiniones.

El líder de la revolución cubana le explica las razones de su lucha contra el dictador Batista. Al fin de esta conversación el Che hace, desde entonces, parte del grupo.

La noche del 21 de junio de 1956, en la Ciudad de México, Fidel Alejandro Castro Ruz y el Che Guevara acabaron de ser detenidos sin un disparo.

Fue rápido. La Dirección Federal de Seguridad sabía bien lo que hacía. Dentro del Packard verde, modelo 1950, iban cinco hombres. En el cruce de la calle de Mariano Escobedo con Kepler, tres bajaron. Uno era alto y corpulento, de paso firme. A distancia se advertía que era el líder. Cuando iba a perderse en las sombras, los agentes que le seguían se lanzaron a por él. El hombre alto, al verlos venir, echó mano a su automática. Pero antes de que pudiera sacarla, ya tenía una pistola besándole la nuca. Si en aquel instante el policía hubiese apretado el gatillo, la historia de América habría cambiado.

Después de eso la amistad entre el cubano y el argentino aumento, después de ser arrestados por la policía mexicana, los interrogaron y el argentino admitió ser “comunista”, lo que hizo más difícil su libertad.

Según consigna el medio, en entrevista Arístides Rondón Velázquez, profesor jubilado de Historia de Cuba en la Universidad de Ciencias Pedagógicas Félix Varela, “a todos los expedicionarios detenidos los liberaron por gestiones que hizo el presidente de México, Lázaro Cárdenas, menos al argentino. Quedó detenido allí junto con Fidel. «Vete, que yo busco la manera de llegar a Cuba», le dijo, pero allí Fidel da la primera muestra de amistad y reconocimiento. Le puso la mano en el hombro y le dijo: «Yo no te dejo». Y puso en peligro la salida de la expedición, pero no dejó al argentino”.

Hasta siempre, comandante es una canción compuesta por el cubano Carlos Puebla en 1965. La letra es una respuesta a la carta de despedida del Che Guevara, en el momento en que abandonó Cuba. La letra rememora momentos clave de la Revolución cubana de forma poética, glorificando la figura del Che y su papel como comandante revolucionario. La canción se convirtió en un ícono tras la muerte del guerrillero. Muchos artistas realizaron sus propias versiones de la canción

Aprendimos a quererte

desde la histórica altura

donde el Sol de tu bravura

le puso cerco a la muerte.

[Coro]

Aquí se queda la clara,

la entrañable transparencia,

de tu querida presencia,

Comandante Che Guevara.

Tu mano gloriosa y fuerte

sobre la Historia dispara

cuando todo Santa Clara

se despierta para verte.

[Coro]

Vienes quemando la brisa

con soles de primavera

para plantar la bandera

con la luz de tu sonrisa.

[Coro]

Tu amor revolucionario

te conduce a nueva empresa

donde esperan la firmeza

de tu brazo libertario.

[Coro]

Seguiremos adelante,

como junto a ti seguimos,

y con Fidel te decimos:

¡Hasta siempre, Comandante!

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.