Nankintz Emergencia en la Cordillera del Cóndor

Ocho familias de la nacionalidad Shuar, 32 individuos, conformaban la última línea de defensa en contra del ingreso de la minería a gran escala en la Cordillera del Cóndor, sur de la Amazonía Ecuatoriana. El 11 de Agosto del 2016 fueron desalojadas a la fuerza: cómo y por qué prestar una ayuda de emergencia.

Desde Nankintz hacia un debate Nacional

Las fuerzas públicas del Ecuador ingresaron el pasado 11 de Agosto en la comunidad de Nankintz, Parroquia San Carlos de Panantza en Morona Santiago, persiguiendo el objetivo de controlar la zona concesionada en previsión del inicio de la fase de explotación a gran escala y de cielo abierto que está programada para el 2018. Primero destruyeron las viviendas y los cultivos domésticos de las familias, las cuales habían decidido defender sus tierras de una explotación arbitraria; luego, de manera inmediata la empresa minera levantó un campamento que desde entonces ah permanecido custodiado por policias y militares.

En este video se muestra la presencia militar/policial (fuertemente armada) en el actual campamento de ECSA:

La transnacional China demanda a los Shuar

Luis y Mercedes Tiwiram, quienes con sentimiento de impotencia vieron su vivienda y finca ser arrasadas por maquinaria de la fuerza pública, han sido además demandados ya que, desde la perspectiva de ECSA, los Shuar han invadido y deteriorado propiedad privada - en una zona considerada territorio ancestral.

Ante esto las diligencias de la corte, irónicamente, han llegado incluso a considerar “daños ambientales” supuestamente ocasionados por el levantamiento de las chozas y el uso de pequeñas áreas de cultivo — chozas hechas casi en su totalidad de material local, biodegradable, y cultivos orgánicos, sostenibles — en esta área destinada a la explotación a cielo abierto.

El ingreso de la minería a gran escala en territorio Shuar

Desde los años 90 en la Cordillera del Cóndor, más de 200 mil hectáreas (bosques, lagunas, comunidades o zonas de cultivo) han sido concesionadas sin consulta previa de sus usufructuarios tradicionales, los pueblos Shuar y Ashuar, en primer lugar a David Lowell, Aurelian y después Ecuacorriente S.A. Lideradas por BHP Billinton, una de las grandes mineras del mundo, las empresas intensificaron la exploración a fines del siglo pasado. El principal y más famoso explorador de cobre, David Lowell, trabajó sin descanso hasta ubicar un gigantesco yacimiento que ocupa casi toda la cordillera del Cóndor. Ecuacorriente S.A. concentró su exploración en Zamora, en las concesiones del denominado Cóndor Mirador, y entró en la fase de desarrollo en 2000 para los intereses de la empresa china CRCC-Tongguan Investment 1.

Pero es el 5 Marzo del 2012, bajo el gobierno de Rafael Correa que pudo legalmente empezar la explotación minera a gran escala en Ecuador al firmar un contrato con ECSA (Ecua Corriente S.A.), el primero de una serie de proyectos que podrían aportarle hasta $ 185.000 millones, según autoridades ecuatorianas. El proyecto minero a cielo abierto Mirador, ubicado en Zamora Chinchipe, en la frontera amazónica con Perú, tendrá una duración de 25 años. Generará unos $ 20.000 millones, de los cuales $ 5.400 millones recibirá el Estado, mientras la compañía, que iniciará a producir a fin de año, desembolsará $ 100 millones en regalías anticipadas para el desarrollo en comunidades vecinas, dijo entonces el Gobierno2. Entretanto, la decisión de que no entre la minería ha ido creciendo en la mayoría de las comunidades del pueblo Shuar de la cordillera del Cóndor.

Ausencia de consulta previa legítima y rechazo de las principales organizaciones Shuar

Durante la exploración, en el mundo Shuar se hizo cada vez más evidente la necesidad de resistir, de defender sus tierras. Cuando el presidente Correa respaldo abiertamente la posición pro-minería, a pesar de sus promesas de campaña, el equilibro de fuerzas en la región cambió debido en gran parte a la diferente capacidad financiera de los dos bandos. Los que defienden la minería, con una intensa campaña en medios empezaron a acercarse de modo regular a las comunidades con becas, médicos y proyectos productivos como el cultivo de Tilapia.

La realización parcial de esa forma de consulta y la distribución desigual de las compensaciones están al origen de numerosos y violentos conflictos entre hermanos, parientes y centros Shuar. Los exploradores asentaron su campamento en la comunidad de Warints, y firmaron un convenio de entrega anual de dinero. Las familias se dividieron y pelearon. Las comunidades del entorno se opusieron a la presencia minera, pero todavía no se perfilaba una oposición masiva y organizada. Similares conflictos ocurrieron en los municipios entre mestizos, incluso batallas callejeras en la ciudad de Limón. En esta zona sur la empresa inició las llamadas “relaciones comunitarias” con pequeños centros Shuar dispersos entre Gualaquiza y Yantzaza; comprando poco a poco las tierras de los colonos de la zona. Aunque no encontraron oposición radical de su parte, en la via Panantza-Nankintz fueron varios colonos quienes se unieron a los Shuar para bloquear el paso de las fuerzas armadas.

La legitimidad del combate anti-minería de Nankintz, del pueblo Shuar en general y sus apoyos organizacionales e individuales en contra de estos avances de la minería a gran escala es evidente. La Cordillera del Cóndor hace parte del territorio ancestral del pueblo Shuar y Achuar, sobre esta base se aplica al nivel internacional la protección del artículo 169 de la OIT y en derecho ecuatoriano el artículo 57 de la Constitución de 2008. La organización Pueblo Shuar Arutam fue fundada sobre la base de que 95% de los habitantes de la zona son Shuar y más de 60% del total a favor de la creación de esa instancia de representación.

A partir de 2006, la oposición a las concesiones mineras e hidroeléctricas en el sur del país cristalizó en un movimiento de campesinos y líderes del MPD y Acción Ecológica. Al mismo tiempo, 45 comunidades en cuyo territorio está el 90% de la cordillera del Cóndor en Morona Santiago, se agruparon en el Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam, que, a su vez, es parte de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (FICSH), con unos 100 mil miembros en alrededor de quinientas comunidades. Al nivel superior la asamblea de la FICSH ha expresado su oposición a la minería en reiteradas ocasiones.

En 2007, confluyeron estos dos movimientos en una toma de campamentos de las empresas mineras. Mientras en los alrededores de Macas se apaciguaron las protestas, en el sur se radicalizaron: los Shuar se tomaron los campamentos mineros Warints, de David Lowell; Rosa de Oro, en Nankintz y, fuera de su territorio, el mencionado Cóndor Mirador de Ecuacorriente S.A.

A un nivel más alto todavía en la estructura descentralizada del Estado Ecuatoriano, la lucha de Nankintz está apoyada por el Gobierno Provincial de Morona Santiago dirigido por el Prefecto Marcelino Chumpi, electo en 2014 sobre la lista Pachakutik. Primer Shuar a llegar al mandato de prefecto en Morona, de formación universitaria y de larga experiencia en las organizaciones y las protestas del movimiento indígena desde los años 90, su administración está en conflicto abierto con las políticas del gobierno central. En consecuencia de su rechazo a los nuevos proyectos petroleros y mineros en su circunscripción, él es también personalmente víctima de represalias judiciales. La oposición del gobierno central a la construcción de una vía — no asfaltada — entre Macuma y Taisha se concretizó bajo la forma de un juicio, el cual sigue todavía en audiencia. Este hecho dio lugar en 2015 a un levantamiento Shuar en la ciudad de Macas.

Last but not least, la lucha de Nankintz, a través de los actores de la Cumbre Agraria 2016, cuenta con el apoyo oficial de diversas organizaciones sociales con importante respaldo en el conjunto de la población nacional: CONAIE, FECAOL, SEGURO SOCIAL CAMPESINO, CEOSL, CEDOCUT, ASAMBLEA DE PUEBLOS DEL SUR, TIERRA Y VIDA, COMISIÓN NACIONAL DE AGROECOLOGÍA.

Impacto Ambiental

El Estudio de Impacto Ambiental fue modificado varias veces. La versión final fue rechazada por diferentes voces del mundo científico, en gran parte por la problemática de los desechos pétreos y de las graves modificaciones del equilibrio acuático, pero también por la falsedad de los proyectos compensatorios, como la construcción de plantas hidroeléctricas, presentada como cambio de matriz productiva, cuando son casi-totalmente destinadas a la minería3.

Como lo describe Luis Corral, la conflictividad en la Cordillera del Cóndor y en toda la provincia, en la que se enfrentan supuestos “ecologistas e indigenistas infantiles” con empresas transnacionales y el Gobierno Nacional, no es una tensión entre fundamentalistas y pragmáticos, entre radicales y moderados; en realidad se origina en una disputa de sentidos sobre la mejor opción de uso del territorio, atravesada por intereses y poderosas estructuras de poder:

Primero: Zamora Chinchipe es una de las regiones más ricas del país, tanto por su cultura y conocimiento asociado, como por su biodiversidad, recursos hídricos y minerales disponibles. Sin embargo la gran mayoría de los recursos minerales se encuentran en el subsuelo de los mismos territorios donde nace el agua, o donde se han formado estos mosaicos de biodiversidad y de usos asociados a lo largo de la historia. Esta condición biofísica y socio-cultural, genera un conflicto entre usos potenciales. Minería o Agua, Minería o Biodiversidad.

Segundo: Sobre la Cordillera del Cóndor, territorio indígena y también mestizo de Zamora Chinchipe, sobrevuelan actores externos con intereses muy precisos y limitados: el oro, el cobre, el molibdeno y el secreto a voces: el uranio: porción mínima de toda la riqueza territorial, cuya explotación, como se ha dicho requiere movilizar ingentes recursos y generará impactos mayúsculos.

Tercero: Hay una asimetría de poder. Los recursos con los que cuentan la empresa y el Estado, en términos económicos, como simbólicos — por el control de la propaganda — no guardan punto de comparación con los limitados recursos de los actores locales, la mayoría con una economía de supervivencia4.

Varias ONG toman en cuenta estas diferentes dimensiones, sin aislar el aspecto ambiental de las condiciones sociales y políticas en las cuales se desarrolla el conflicto actual:

A pesar de la legitimidad política del combate y del incumplimiento de forma manifiesta del derecho a la consulta previa y con programas de remediación/ compensación lejos de estar la altura del reto ambiental, ECSA está tomando el control del territorio concesionado con el apoyo incondicional del gobierno.Cabe mencionar que el ministro de energías no-renovables quien firmó la autorización de explotación a gran escala, Wilson Pastor Morris, fue formado por la famosa “escuela Texaco” y es en gran parte responsable de las operaciones político-diplomáticas que condujeron a la República Ecuatoriana a liberar a Texaco de sus responsabilidades evidentes en la contaminación del norte amazónico a través de varios procesos de “negociación” entre 1990 y 19985.

Videos sobre el desalojo

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, junto con representantes Shuar se pronuncian sobre el caso Nankintz y exponen sus demandas al Gobierno:

Version del Gobierno:

Curiosamente, en la versión del gobierno no se menciona que el desalojo ocurre dentro de territorio ancestral Shuar, tampoco se dice que no se procedió con la debida consulta previa antes de aprobarse la fase de explotación (Marzo del 2012) del proyecto minero. Se excluye además que la supuesta invasión del terreno de “propiedad de ECSA” fue un acto estratégico y en defensa de su territorio ancestral ante los daños socio-ambientales que causan las actividades de empresas transnacionales. No se menciona que ingresaron a la fuerza con intensión de desalojo sin ninguna notificación previa y sin documento oficial donde conste la orden. Los Shuar tuvieron que salir con sus pertenencias en cuestión de minutos — 5 minutos según los desalojados.

Mercedes Tiwiram, habitante de Nankintz, habla sobre el desalojo:

Los Shuar solicitan ayuda

Esta es una situación de emergencia; hay personas desalojadas y enjuiciadas por su intento de defender un territorio ancestral de los daños socio-ambientales causados por las actividades de empresas transnacionales. La movilización depende mayoritariamente de las capacidades de transporte y comunicación (pagar buses y saldo telefónico) de los líderes del Pueblo Shuar Arutam, quienes apoyan y representan a estas familias. La organización cuenta con un presupuesto anual de 1200$ para ayuda de emergencia a desalojados, valor que no cubre las necesidades inmediatas.

El transporte, comunicación y el proceso legal que enfrentan las familias implican costos que necesitan ser cubiertos urgentemente por ayuda externa, nuestra ayuda, para que los Shuar puedan asumir los inconvenientes del desalojo y que además tengan la oportunidad de defenderse de dos gigantes: el Estado Ecuatoriano y una gran empresa transnacional China.

La defensa de sus reivindicaciones (que este territorio sea políticamente respetado y sea una zona protegida) necesita un empujón para recibir la atención y apoyo nacional que falta. Tu contribución podría signifcar una gran diferencia, no solo para las vidas de las familias expulsadas y demandadas, si no para la resolución del principal conflicto ya que Nankintz representa la posición de la gran mayoría de los miembros de las comunidades respecto a la minería en su territorio y a la inconstitucional aprobación del proyecto por parte del gobierno.

Puedes enviar tu apoyo directamente a la organización sin fines de lucro Pueblo Shuar Arutam a los siguientes datos:

BANCO DEL AUSTRO Cuenta Corriente: 0114817023

RUC: 1490807183001

PUEBLO SHUAR ARUTAM

*Poner en la descripcion Nankintz para que tu aporte sea identificado como una donación

Mercedes y Luis Tiwiram (Síndico de Nankintz)

Mas información sobre la situación en la Cordillera del Cóndor:

  • DOCUMENTAL Cordillera del Cóndor-Pueblo Shuar Amenazado

Conflictos en Tundayme [Vision 360 — Ecuavisa]:

Sobre asesinatos presuntamente relacionados al tema de la minería en la Cordillera del Cóndor:

Referencias:

¡AYUDANOS A DIFUNDIR ESTA IMPORTANTE INFORMACION!

Choza de Mercedes y Luis Tiwiram, Nankintz poco antes del desalojo

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.