Loading

La Química del Azul la cianotipia: momentos prusianos irreversibles

CONTEXTO HISTÓRICO

La química es la ciencia que estudia la materia y sus transformaciones. Se encuentra en todo y en todos. Una aplicación práctica de esta disciplina es la fotografía y más concretamente, tal y como hablaremos a continuación a modo de ejemplo, la cianotipia, una técnica alternativa fotográfica.

La cianotipia es un proceso desarrollado en 1842 por Sir John Frederick Herschel (1792-1871), naturista y astrónomo. Esta técnica se basa en la sensibilidad de la luz de los complejos de Hierro (III). Dicha técnica fue usada durante el siglo XIX como una técnica low-cost para la producción de impresiones de prueba que realizaban los fotógrafos antes de tener el arte final en papel.

Ilustración de Sir John Frederick Herschel.

LA CIANOTIPIA EN LA DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Anna Atkins (1799-1871), botánica inglesa, fue la primera fotógrafa de todos los tiempos y sus primeros experimentos están íntimamente ligados con el proceso de la cianotipia. Su padre, John George Children la introdujo en el mundo de la ciencia, puesto que era químico. A través de su padre y de su marido, Atkins conoció los trabajos de William Henry Fox Talbot y de Sir John Frederick Herschel y se desvinculó de las ilustraciones científicas y de los copistas, para publicar el primer libro en el cual se aplica la fotografía para reproducir de forma fidedigna la realidad (en este caso helechos y otras plantas). Este libro es el British Algae: Cyanotype Impressions.

Posteriormente, colaboró con Anne Dixon publicando dos libros más sobre cianotipia: Cyanotypes of British and Foreign Ferns (1853) y Cyanotypes of British and Foreign Flowering Plants and Ferns (1854).

Fotografías del The New York Public Library e Ilustración de Ariadna Roca.

En el siguiente vídeo podemos ver el libro original de Anna Atkins publicado en 1843. Existen 13 copias hechas a mano en todo el mundo.

¿Cuál es la base química de esto?

La forma clásica de cianotipia se basa en el uso de un papel recubierto con una solución de una mezcla sensible de dos productos químicos: un complejo de hierro (III) sensible a la luz, y un ácido carboxílico que se oxida fácilmente, normalmente el ácido cítrico. La emulsión resultante se deja secar, a posteriori, se puede cubrir con un negativo original, objetos opacos o una ilustración en acetato y se expone a la luz ultravioleta. El complejo de hierro (III) es el corazón de todo el proceso.

La luz ultravioleta del espectro electromagnético tiene la suficiente energía para excitar el complejo que resulta inestable al ser irridiado y se produce una reacción de oxidación. Los productos químicos iniciales permanencen sin cambios en los lugares en los que la luz no ha incidido, por este motivo el lavado posterior con agua corriente elimina los reactivos solubles y deja la imagen irreversible en las fibras de papel: creando un momento prussiano permanente.

¿PUEDO RECREAR EL PROCESO EN CASA?

Por supuesto. Existen múltiples kits en internet con los productos químicos para poder sentirnos Anna Atkins por una tarde. También se puede comprar papel impregnado con la solución fotosensible lista para que la luz incida en nuestro negativo. Es una forma divertida de aprender y experimentar con las reacciones fotoquímicas. En mi caso me atreví con el Kit de Cianotipia hecho a mano de Fábrica de Texturas.

Los pasos a seguir, dependen del kit que usemos, pero normalmente:

1. Los dos productos químicos vienen en dos recipientes a los que hay que añadir agua destilada o agua corriente para crear dos soluciones.

2. Con el uso de una jeringa obtenemos la misma cantidad de ambas soluciones e impregnamos el papel o material sobre el que realizaremos la cianotipia. (Nos podemos ayudar con un pincel).

3. Hay que dejar secar el papel fotosensible en un sitio oscuro (que no incida la luz solar).

4. Podemos usar un negativo, un elemento opaco o realizar un dibujo en una superficie transparente que fijaremos con clips al papel fotosensible gracias al uso de un soporte.

5. La exposición solar del papel depende de las condiciones y de la estación del año, normalmente podemos dejar que incida la luz durante 8-10 minutos.

6. Finalmente, hay que sumergir el papel en agua para eliminar los productos químicos iniciales de las zonas en las que la luz no ha incidido. Dejamos secar el papel y ya tenemos nuestra obra de arte.

Kit de Cianotipia de Fábrica de Texturas, acetato y resultado final de la técnica en papel fotosensible

TIME-LAPSE DEL PROCESO

Para más información sobre el proceso consultar la página de Chemistry and Light.

¡ya puedes crear tu cianotipia!

  • Cianotipia original del encabezado creada por Miguel Bernús Pérez.
  • Ilustraciones y vídeo de Ariadna Roca Fernández.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.