1492 Un año para nuestra historia

El año 1492 aparece ante nosotros como un momento de acontecimientos históricos desbordantes, cuando la Historia parece detenerse y estallar en múltiples direcciones, como si hubiese estado esperando el instante preciso para hablar.

Los Reyes Católicos

¿QUE SUCEDE EN ESTE AÑO?

Hacía ya tiempo gobernaban los Reyes Católicos los reinos hispánicos. Isabel I de Castilla había accedido al trono en 1474; Fernando II de Aragón, en 1479. Ambos monarcas iniciaron unas políticas tendentes a modernizar las estructuras políticas, económicas y sociales de sus reinos. Tres de los ámbitos en los que emprendieron acciones son los que nos interesan:

  • La unificación territorial, visible en la toma de Granada.
  • La política religiosa, que contemplamos en el decreto de expulsión de los judíos.
  • La política exterior, donde destaca el descubrimiento de América.
La rendición de Granada

LA TOMA DE GRANADA

La presencia musulmana en nuestras tierras peninsulares se alargaba desde los inicios del siglo VIII. En el largo conflicto territorial que enfrentó a musulmanes y cristianos los primeros habían ido cediendo terreno hasta quedar reducidos al Reino nazarí de Granada, que correspondería a las actuales provincias de Málaga, Granada y Almería.

Los Reyes Católicos, una vez pacificados sus reinos, iniciaron en la década de 1480 la definitiva campaña para incorporar estos territorios a Castilla. Finalmente, el día 2 de enero de 1492 se procedía a la entrega de las llaves de la ciudad. Se lograba así dar un paso más en la unificación territorial de los territorios peninsulares y en la construcción del Estado Moderno (ejército permanente, fronteras reconocibles) y se terminaba con la presencia musulmana en la Península Ibérica.

No obstante, la toma de Granada dio comienzo a otro conflicto que duraría más de un siglo, el morisco. Esto fue así porque a un primer momento de tolerancia para con los practicantes de la religión islámica siguió la imposición de la conversión forzosa al cristianismo. Los moriscos, musulmanes convertidos al cristianismo, protagonizaron diversos conflictos hasta su definitiva expulsión en el siglo XVII (1609).

Decreto de expulsión de los judíos

DECRETO DE EXPULSIÓN DE LOS JUDÍOS

La convivencia entre religiones había sido moneda común durante la Edad Media peninsular. No obstante, la crisis bajomedieval había exacerbado los ánimos, produciéndose levantamientos populares contra los judíos, entre los que destaca el pogromo de 1391, que afectó a todos los reinos peninsulares.

La llegada de los Reyes Católicos supuso un punto de inflexión en esta realidad. A pesar de la protección que los reyes les brindaban, en 1480 ordenaron la separación física de los judíos y mudéjares en barrios diferentes (auténticos guetos). Dos años antes, en 1478, la creación de la Inquisición hispana tenía un objetivo diferente y paralelo: persecución de los conversos (recordemos que los pogromos bajomedievales y la propia presión social habían hecho que muchos judíos se convirtieran y otros muchos emigraran).

Finalmente, en marzo de 1492 los Reyes Católicos decretaban la expulsión de los judíos de los reinos hispanos. La justificación dada consistía en la sospecha de que los judíos "judaizaban" a personas que habían optado por convertirse al cristianismo. Pero el objetivo subyacente consistía en homogeneizar a la población en uno de los aspectos que en aquel tiempo se consideraban fundamental: la religión. Y no podemos olvidar que los reinos hispánicos fueron de los últimos en tomar esta decisión, ya que en buena parte de Europa este hecho ya se había producido.

Aparte de la homogeneización social, muchas fueron las consecuencias que derivaron de esta medida: una pérdida poblacional (entre 50000 y 100000 personas), económica (por la dedicación de estos individuos) y cultural (por la brillantez cultural o científica de algunos judíos). Además, no desapareció la diferenciación entre cristiano viejo y converso, confirmada en el día a día en la práctica de la "limpieza de sangre".

El desembarco de Colón

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA

A pesar de incorporarse más tarde a la carrera exploratoria de los mares que les permitiese llegar a las deseadas Indias, los castellanos dieron sorpresivamente un paso decisivo en el conocimiento del mundo: el descubrimiento de América.

Además de la competencia con Portugal, las causas de estos descubrimientos, portugueses o castellanos, coinciden: la nueva visión humanista del mundo permitió el surgimiento de figuras de la talla de Cristóbal Colón o Vasco de Gama; los avances científicos (concepción de la esfericidad de la Tierra) o técnicos (astrolabio, carabela, uso de la brújula) posibilitaron la navegación a largas distancias y en alta mar; el afán de riquezas y aventuras potenció el emprendimiento de viajes cuya finalidad era encontrar una nueva ruta hacia las Indias...

En el caso concreto de Castilla, la finalización de la Guerra de Granada permitió a los Reyes Católicos embarcarse en otros proyectos como el de Colón. Y así es como comienza esta maravillosa aventura.

El descubrimiento de América

Las consecuencias del descubrimiento fueron determinantes para la evolución posterior de la Castilla y Europa (y del mundo) de los siglos posteriores: las posibilidades demográficas y económicas aumentaron de forma exponencial; el trasvase de productos fue asimismo importantísimo; y nació un Imperio que dominaría el mundo durante un siglo y medio, el Imperio español.

Created By
Daniel Gómez Valle
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.