Loading

¿Nada hay nuevo o una llamada renovada a seguir a Cristo hoy?

La primera reacción, después de un rápido vistazo a las cuatro preferencias, puede ser que no traen nada nuevo; así que, continuaríamos con nuestras vidas como antes... Bueno, volvamos a mirar, con el corazón abierto, más allá de todo el cansancio y el cinismo que se avecina...

1. Al comenzar mi oración, pido la Gracia: de sentir un entusiasmo renovado para seguir a Jesús y servir a su Reino en la Compañía de Jesús hoy.
2. En la memoria de mi corazón, revisito el entusiasmo inicial que me hizo entrar en la Compañía para seguir a Jesús. Deseo sentir de nuevo ese fuego, como por primera vez.

Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: “Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres”. Y dejando luego sus redes, le siguieron. (Mt 1:16-18)

3. Con esta actitud, considero el significado de las PAU para la Compañía hoy.

“El proceso que hemos vivido tiene su fuente en los vientos de renovación eclesial que suscitó el Espíritu en el Concilio Ecuménico Vaticano II, presente y actuante también hoy en la Iglesia. Es el mismo Espíritu que ha actuado en las Congregaciones Generales 31 a 36, llevando a la Compañía a un exigente proceso de renovación espiritual y apostólica.”

“Lo iniciamos con muchas dudas e inquietudes, sin conocer bien el camino, buscando superar los escepticismos. También nosotros hemos encontrado una unidad de deseo, una pasión común para servir a Jesús”

“Las Preferencias Apostólicas Universales… son el fruto de una elección. Se ha querido encontrar la mejor manera de colaborar en la misión del Señor”

“Las recibimos como misión de la Iglesia a través del Santo Padre Francisco, que las ha aprobado confirmando el discernimiento en común realizado por el cuerpo apostólico. Las preferencias pretenden desencadenar un proceso de reanimación vital y creatividad apostólica que nos haga mejores servidores de la reconciliación y la justicia.”

“En los próximos diez años las siguientes preferencias guiarán la encarnación en todos nuestros servicios apostólicos de la misión de reconciliación y justicia a la que, con otros, hemos sido enviados.”

  • ¿Cómo ha sido, hasta ahora, mi disposición interna con respecto a las PAU?
  • ¿Qué es lo que deseo ser transformado en mí para acogerlas de manera más abierta y generosa en mi vida y en mi trabajo apostólico?
Considero estas preguntas y hablo de ellas con el Señor.
4. Con el espíritu transformado por la oración, ahora vuelvo a leer: los primeros párrafos de la carta del P. General (p. 1) y la sección II. Guiados por el Espíritu (pp. 6-8).

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.