El Ratón y El Gato Por Oscar Martinez

Hace cien años, había una vez que un ratón que se llamaba Juan. Juan le gustaba comer queso. Cada día comía queso, para el desayuno, el almuerzo, y la cena. Para hacer el queso Juan necesitaba leche.

El único lugar donde había leche fue con el gato viejo. El gato se llamaba Leonard, y le encantaba la leche.
¿Como iba a quitar la leche de Leonardo? Un día Juan le tocó la puerta a Leonardo. Leo vinó y le contestó muy enojado.
"¿Que quieres." Dijo el Gato. "Hola Señor Leonardo, ¿como durmió?" Le preguntó Juan. "Tu me acabas de despertar." "Perdón Señor, quería saber si me podías prestar una poca de leche?" "¡No¡" y Leonardo le cero la puerta."
En ese momento Juan fué a su casa para pensar. ¿Porque pensó que iba a prestarle su leche? Algunas veces dejaba que unos gatos prestar su leche. Pero frecuéntemente dejaba gatitos tomar su leche.
Esa noche Juan se pusó a trabajar. El otro día vió a un gatito café que siempre tomaba la leche del señor Leonardo. Se pusó a hacer un disfraz. Un disfraz que se paracia a el gatito. Trabajaba cada noche por dos semanas .
Despues de esos dos semanas decidió que ya había terminado. Esa mañana fue a la casa de Leonardo y decidió ententar una vez más.
"Hola Señor Leonardo, hace dos semanas por la mañana le pregunté si usted me pudiera prestar una poca de leche." "Por lo general no regalo mi leche. Yo prefiero darle la leche a los gatitos más que a los ratones. Regaló la leche a Los gatos tanto como a los gatitos."
"Por su puesto Señor, hace dos días vi que usted le dio leche a un gatito. Hasta luego Señor, que tenga un buen día.". Y Juan se fue a su casa.
Hace dos horas que Juan visitó a Leonardo y ya está disfrazado como el gatito. Leonardo esta descansado, y de repente vienen dos gatitos. Son los mismos gatitos de hace tres días. Nunca vienen al mismo tiempo. Generalmente, venían más tarde pero decidió que estaba bien.
Mientras Leonardo agarraba la leche el gatito más chiquito entro atrás. Agarro la leche de el segundo cuarto y corrió. Leonardo salió y vio a el disfraz en el piso. Corrió adentro y vio que le robarón.
Por ser simpático le quitaron su leche. Empezó a corretear a el ratón. Y por eso, hace cien años, Los Gatos siguen correteando a los ratones.

Credits:

Created with images by cocoparisienne - "garage comic cat"

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.