La emperatriz Por Iria R. Suárez

El arquetipo de la emperatriz o La Madre nos entrega nuestro poder creativo en toda la extensión de la palabra.

La forma más bella de la creatividad de la mujer es la maternidad y todo lo que esto conlleva. Cuando te conviertes en madre potencializas habilidades que ya venían contigo al nacer mujer.

Capacidad de adaptación, solución de problemas de manera creativa, empatía, detección de situaciones de riesgo, toma decisiones asertiva, negociación. Son solo parte de las competencias que desarrollas como madre.

En el pasado, las empresas se componían de una energía netamente masculina. Hoy todo esto está cambiando. Los estereotipos se han quebrado, hombres y mujeres se unen para crear, construir y magnificar sus sueños.

La energía masculina tiene que ver con lo racional, la fuerza, los límites, el sentido de realidad, la estructura, las reglas.

Hoy que el mundo ha cambiado, la energía femenina está tomando su lugar y no solo a través de las mujeres. Cada vez vemos más hombres en contacto con esta energía.

Hombres y mujeres más emocionales, libres, creativos, espontáneos, a ritmo con la naturaleza.

A diferencia de La Sacerdotisa, La Emperatriz es una mujer más enfocada en crear que en la sabiduría. Es una energía femenina que se avoca a materializar los sueños, a complementar a la energía masculina en un mundo terrenal. Porque ambas energías se suman y crean un todo.

El rol de la mujer en las empresas es clave hoy y está permitiendo que nos encaminemos en la búsqueda de un equilibrio.

No son los millennials, es la energía femenina despertando, La Emperatriz empática, creativa que vive en hombres y mujeres dentro de las empresas es lo que está activando cambios importantes.

La búsqueda de horarios flexibles, equilibrio de vida, mejor comunicación entre los equipos, relaciones más honestas, compromiso social, son el nuevo enfoque empresarial y se han generado a raíz de que la mujer ha cobrado mayor poder dentro de este ámbito.

La Emperatriz nos recuerda el poder creativo dentro de nosotras, nuestra capacidad de generarnos ingresos, de darnos un lugar de poder dentro de nuestra sociedad.

Estamos recuperando nuestra energía como grupo pero no para inhibir el poder del hombre. Si no para co-crear juntos un nuevo tipo de empresas.

La segunda ola del feminismo incitó a la mujer a jugar un rol masculino para recuperar su poder dentro de la sociedad. Vimos mujeres usando hombreras traje y corbata para verse varoniles hasta finales de los 80´s. Hoy, la tercera ola busca que ambos géneros trabajemos de la mano.

Hoy somos personas (no hombres ni mujeres) buscando un equilibrio entre nuestra energía femenina y masculina.

Los viejos roles han quedado en el pasado. Hoy somos madres, empresarias, mujeres trabajadoras y poco a poco iremos viendo al hombre adaptarse también para que podamos encontrar mejores maneras de combinar ambas cosas. Nos ha tocado una época en la que nos estamos reorganizando como sociedad para dar espacio a que mujeres trabajen y sean madres y los hombres puedan a su vez seguir trabajando, desarrollándose y ser padres más presentes, involucrados con sus hijos.

Llegará el punto en que podremos compartir los roles de manera sana sin dejar de lado el cuidado de nuestras familias que son finalmente la base de una sociedad armónica.

Hoy vemos las crisis emocionales que viven nuestros niños, la violencia, la falta de dirección y de valores que son una secuela de estos cambios que vivimos. Pero desertar no es la solución, debemos seguir avanzando en el fortalecimiento de nuestra sociedad y trabajar de la mano para colaborar y hacer equipo.

Solo así, recuperaremos y replantearemos valores sociales y humanos que nos permitan que todo ser humano tenga espacio de ser, crear, ser amado y amar.
Iria R. Suárez es psicóloga y coach especialista en procesos de cambio en mujeres.
Created By
Iria F. Suárez
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.