Agricultura familiar en América Latina y el Caribe Un desarrollo alimentario-integral de nuestras sociedades

Agricultura Familiar: por un desarrollo alimentario-integral

En la actualidad existe la necesidad por conocer todo sobre la agricultura familiar, sus implicaciones en la seguridad alimentaria, mitigación de la pobreza, conservación de la biodiversidad y tradiciones culturales. Una de las organizaciones que propone lineamientos e impulsa esta propuesta es la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), ya que en cada país y/o localidad de la región se siguen observando altos índices de desnutrición, con lo cual se busca que en nuestras sociedades se construya, edifique y constituya un modelo de desarrollo alimenticio mediante una ordenada agricultura familiar.

La Agricultura Familiar es el mejor camino para contrarrestar la desnutrición de nuestros pueblos, permitiendo que las labores comunitarias primen por sobre el individualismo social.

Video expositivo sobre una de las campañas a nivel latinoamericano que impulsa la Agricultura Familiar

En El Salvador se desarrolló una de las principales campañas en defensa de la Agricultura Familiar en poblaciones y escuelas rurales de este país centroamericano. Además se puso en juego un mecanismo de desarrollo alimentario-integral, donde el producto final es el equilibrio y justo repartimiento de alimentos para los niños, quienes son estudiantes de dichas instituciones escolares.

La Agricultura Familiar es una aproximación al desarrollo alimentario sostenible

CONCEPTUALIZACIÓN HISTÓRICA

América Latina y el Caribe: punto de encrucijada para la Agricultura Familiar

Cuando hablamos sobre Agricultura Familiar caemos muchas veces en el error de decir que es un tema nuevo, en constante expansión y lineal. La realidad es que sus orígenes tienen historia propia ya que se remontan a fines del siglo XIX, cuyas connotaciones eran sustentadas bajo concepciones y/o ideas de corte populista. Desde ese momento se empezó a delinear un concepto acorde a la esencia primaria de esta di-categoría; además esto se constituyó en el eje rector para que se conciba a la Agricultura Familiar como una de las principales expresiones del proletariado. La equidad, estabilidad y cohesión social se comenzaron a vislumbrar como indispensables para que las sociedades trabajen con miras hacia un desarrollo colectivo, ajustándose a las técnicas de obtención de productos alimenticios (cosechas en la tierra), como por ejemplo la labranza. Este postulado que tiene un enfoque acertado y claro, abre las puertas a la sociabilización e igualdad entre los diversos actores sociales con respecto al proceso alimenticio. Es así como las innovaciones de esta di-categoría se han sustentado en mantener la reciprocidad, permitiendo que las familias sean quienes dirijan sus huertos, y se garantice un trato digno para quienes lo ponen en práctica.

DESARROLLO ALIMENTARIO: UNA OPORTUNIDAD DE VIDA

Abrir espacios a los sueños por construir un mundo equitativo, sano y lleno de felicidad

Con el trabajo autónomo que realizan los campesinos de nuestro continente se abren las puertas hacia un equilibrio social; donde los lineamientos parten por erradicar la desnutrición, dar espacio a las oportunidades y generar mayores plazas de empleo. Cada una de las personas que tiene un huerto, el cual es cultivado con esmero, amor y entrega está en óptimas condiciones para establecer mejores oportunidades de vida. Todo gracias a las propuestas que parten de una adecuada Agricultura Familiar. Los campesinos rurales deben trabajar para la subsistencia familiar, con ello la búsqueda incesante es de tener una seguridad alimentaria regional, aunque se enfrentan a diversas e importantes limitaciones en términos de su acceso a recursos productivos, servicios sociales, infraestructura básica, servicios, financiamiento y extensión. Por esta razón en los últimos años la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se ha encargado de impulsar programas que generen resultados favorables, en tema de agricultura-cosecha de productos alimenticios.

AGRICULTURA FAMILIAR EN BATALLA CONSTANTE CONTRA LA DESNUTRICIÓN

La eficiencia colectivo-comunal como mecanismo de solidaridad y apoyo mutuo

Con la ayuda de organismos internacionales como FAO la Agricultura Familiar deja de lado las brechas unipolares y homogeneizantes que impone el modelo capitalista actual. Esto quiere decir que el viejo modelo capital-dependencia pierde su eficiencia y se convierte en una forma alternativa de generar mayores réditos, tanto económicos como para el desarrollo colectivo-comunal. A pesar de esto existe una pequeña contraposición, la misma no tiene que ver con una linealidad radical clásica del mercantilismo actual, pero nos permite determinar sin oposiciones que los campesinos al momento de cultivar sus cosechas y ponerlas en el mercado para su respectiva venta, sean considerados como capitalistas debido a que muchos de ellos dependen de ese mecanismo para sobrevivir. Es importante tener en cuenta que “la economía campesina no es típicamente capitalista, en tanto no se pueden determinar objetivamente los costos de producción por ausencia de la categoría de salarios. De esta manera, el retorno que obtiene un campesino luego de finalizado el año económico no puede ser conceptualizado como formando parte de algo que los empresarios capitalistas llaman “ganancia”” (Chayanov, 1925).

AGRICULTURA FAMILIAR: POR UN TRABAJO COLECTIVO COMUNAL

El llevar a cabo acciones colectivo-comunales es la mejor forma de llegar a grandes objetivos

La agricultura familiar como mecanismo de desarrollo social-comunal se maneja bajo “elementos comunes”, donde las definiciones que se le atribuyen demuestran la diversidad, dimensión cualitativa y sus variables, para con ellas abrir un abanico de plena acogida. Además existen conceptualizaciones que avalan lo anteriormente expuesto; cada una de ellas posee una carga de predominancia una sobre otra, pero se mantiene o reafirma la relación que entre ellas se suscita. La primera tiene que ver con la mano de obra predominantemente familiar, la siguiente hace centro en la administración de la unidad económico-productiva por parte de la/el jefe/a de la explotación y por último está el tamaño de la explotación. A continuación voy a especificar en qué consiste cada una de ellas:

- La mano de obra predominantemente familiar es la variable que aparece en forma más frecuente en las definiciones de agricultura familiar; no obstante, la forma en que se incorpora en las definiciones es muy distinta, incluyendo el uso exclusivo o mayoritario de mano de obra familiar en la mayoría de los casos, y, en otros, la existencia de mano de obra contratada en cierta proporción.

- La administración de la unidad económico-productiva por parte de la/el jefa/e de la explotación, tiene que ver con la toma de decisiones sobre los cultivos, los activos y la asignación de mano de obra asociada. Cabe señalar que en países como Brasil, Uruguay y Paraguay gran parte de la administración de la finca se centra en criterios de acceso a las políticas públicas para la agricultura familiar.

- En relación al tamaño de la explotación, “las definiciones más comunes están referidas a fincas con una superficie de pequeño tamaño” (Maletta, 2011; De la O y Garner, 2012). A modo de ejemplo, el área andina considera fincas de hasta 5 hectáreas (ha). “En Centroamérica y el Caribe, las superficies máximas utilizadas en las definiciones de agricultura familiar bordean las 2 ha, siendo a veces, inferiores a 1 hectárea” (Graham, 2012; de la O y Garner, 2012).

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU PAPEL EN EL DESARROLLO COMUNITARIO EN PRO DE UNA AGRICULTURA FAMILIAR

Desarrollo sin difusión no es posible

Los medios de comunicación han sido por tradición los principales entes de difusión de contenidos en los que se pone de relieve al desarrollo alimentario-integral de nuestros pueblos; en este caso la agricultura familiar se lleva todo el centro de atención, ya que promueve y defiende todas las campañas que fomentan y/o impulsan una mejor calidad de vida (alimenticia) en nuestro continente. Todo gracias a una planificación óptima y eficaz que busca la optimización de la agricultura familiar.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.