La fe de los amigos Marcos 2:1-7

Introducción:

  • Las personas que nos rodean siempre quieren lo mejor para nosotros, o por lo menos eso es lo que ellos dicen.
  • Los Cristianos verdaderos que nos rodean siempre quieren lo mejor para nosotros, o por lo menos eso es lo que ellos hacen sin son consistente con su fe.
“Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.” (Marcos 2:5).

La fe de los amigos

Los tres puntos a considerar el día de hoy bajo este tema son los siguientes; 1) En qué consiste la fe de los amigos, 2) cuál es su fundamento, y 3) [el factor sorpresa en el texto] cuan grande Salvador tenemos.

I. En qué consiste (vv. 1-3)

A) Que ellos entienden las circunstancias adversas que uno está pasando.

  • Verso 4a: “ Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud.”

B) Que ellos están dispuestos a actuar a favor de uno.

  • Verso 4b: “descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico”

C) Porque si alguno dice que tiene fe, y no obra, ¿de qué aprovecha que diga que tiene fe? ¿Podrá la fe salvarle del juicio ajeno?

“y les predicaba la palabra.” (Marcos 2:2)

II. Cuál es el fundamento (v. 2)

A) La Palabra de Dios que les da las razones para actuar.

  • Mateo 4:23: “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.”

B) La gratitud a Dios por el milagro ya recibido, es decir, Su llamado y salvación por el cual ahora nosotros podemos actuar a favor de nuestro prójimo.

  • Mateo 10:7-8: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.”
  • (Mateo 25:34-40).
“Al ver Jesús la fe de ellos.” (Marcos 2:5)

III. Cuan grande Salvador tenemos (v. 5)

A) El factor común de la fe en los milagros del Señor.

  • Verso 5a: “Al ver Jesús la fe de ellos.”
  • Marcos 5:34: “Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.”
  • Marcos 5:36: “Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.”
  • Marcos 9:23-24: “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad.”

B) Solo la gran verdad de la doble naturaleza de Cristo nos ayuda entender este texto:

  • Verso 5b: “dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.”
  1. Por un lado vemos que Cristo (según su naturaleza verdaderamente humana) se sorprende por la fe puesta en acción de los hombres a favor de su amigo.
  2. Por el otro lado sabemos que Cristo (según su naturaleza verdaderamente divina) salva sólo por gracia, por medio del don de la fe concedido a ellos.

C) El factor sorpresa en la voluntad del Señor.

  • Marcos 2:9-11: ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.

Conclusión: Nuestro Catecismo de Heidelberg, Días 32 y 42,

P. 86. Si somos librados por Cristo de todos nuestros pecados y miserias sin merecimiento alguno de nuestra parte, sino sólo por la misericordia de Dios, ¿por qué hemos de hacer buenas obras?

R. Porque después de que Cristo nos ha redimido con su sangre, nos renueva también con su Espíritu Santo a su imagen; a fin de que en toda nuestra vida nos mostremos agradecidos a Dios por tantos beneficios y que Él sea glorificado por nosotros. Además de esto para que cada uno de nosotros sea asegurado de su fe por los frutos. Y finalmente para que, también por la piedad e integridad de nuestra vida, ganemos a nuestro prójimo para Cristo.

P. 111. ¿Qué te ordena Dios en este mandamiento (de no hurtarás)?

R. Buscar en la medida de mis fuerzas, aquello que sea útil a mi prójimo, de hacer con él lo que yo quisiera que él hiciese conmigo, y trabajar fielmente a fin de poder asistir a los necesitados en su pobreza.

Created By
Iglesia Reformada Cristo Redentor
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.