Loading

Reporte Escucha Creativa Vallenar, julio de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha propusimos un juego que nos invitaba a viajar por el tiempo e ir superando diversos desafíos: encontrar mapas, armar puzles, seguir pistas que nos llevaban a responder preguntas; todo para levantar opiniones, visiones y temáticas de interés para los/as NNJ de la región.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

En la Escucha Creativa de Vallenar participaron 29 niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 19 años de edad.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Recepción

El día miércoles 18 de julio de 2018 a las 10:00 hrs nos reunimos con un grupo de niños, niñas y jóvenes en Cecrea Vallenar para desarrollar la primera Escucha Creativa del año.

Los estudiantes convocados eran tanto de educación básica como de enseñanza media. Se entregaron distintivos de color (papel post-it) a cada uno y a medida que fueron llegando se acomodaron en un círculo de sillas dispuesto para la ocasión, mientras el facilitador de Cecrea, realizó una breve exposición del programa, declarando que en la actividad todos los adultos serían “invisibles”, convirtiéndose en mediadores, ya que serían ellos, los niños, niñas y jóvenes, quienes serían los protagonistas de las actividades.

La bienvenida y activación estuvo a cargo de un facilitador de Cecrea, quien les invitó a ponerse de pie, provocando a los asistentes con la pregunta: ¿Qué es un círculo y por qué es importante?, aprovechando la disposición de las sillas. Algunas respuestas de los asistentes fueron:

No tiene fin
Todos nos podemos ver
Somos todos iguales

Realizada esta reflexión, el facilitador guio la actividad de activación, invitando a los participantes a lanzar entre sí una energía creativa imaginaria, entre todos los participantes del círculo, obteniendo el entusiasmo y participación activa de los adolescentes presentes, mientras que los niños y niñas más pequeños, permanecían menos activos, observando de forma más pasiva.

A continuación, se invitó a todos los participantes a simbolizar su posición de weichafe (“guerrero”), logrando una mayor distensión del grupo de forma transversal, observándose risas entre todos los niños, niñas y adolescentes, logrando un ambiente de mayor relajo. Finalmente, el facilitador agregó una última variante a la dinámica, invitando a todos a moverse libremente por el espacio e intercambiar de puesto al escuchar “fiesta punk”, teniendo con esto una tercera instrucción, que los participantes podían ir intercambiando una vez recibían la energía imaginaria, por lo que la actividad continuó con los niños, niñas y jóvenes llamando a sus pares a tomar la posición weichafe, realizar una fiesta punk u optar por lanzar la energía recibida entre compañeros y compañeras.

Una vez que se dio por finalizada la actividad de activación, se percibió a los participantes con mayor entusiasmo comparado con los minutos previos.

Luego los facilitadores comenzaron a realizar una serie de preguntas que fueron contestadas por los participantes de forma aleatoria: ¿Por qué estamos aquí? ¿Saben en qué consiste esta actividad? ¿Han participado en otras? ¿Les ha gustado? Los niños, niñas y jóvenes rápidamente contestaron a las interrogantes con respuestas como: Es una actividad de gobierno; es una actividad que consiste en escucharnos. De los tres participantes que habían estado en Escuchas anteriores, todos señalaron haber disfrutado mucho de las actividades realizadas.

Otras preguntas realizadas fueron: ¿Con qué escuchamos? y ¿Para qué sirve escuchar? Los participantes respondieron que escuchamos con la mente, oídos, ojos, manos, los sentidos en general, siendo particularmente interesante la respuesta de un niño de enseñanza básica que señaló:

También escuchamos con el corazón

lo que causó ternura en el grupo, sobre todo entre las adolescentes. Según lo planteado por los niños, niñas y jóvenes, escuchar sirve para comprendernos, respetarnos, socializar y para hacer cosas.

Luego de la actividad de activación y preguntas al grupo, los participantes se separaron según el color del papel post-it recibido al llegar al recinto (3 colores en total). Un grupo se mantuvo en el interior del salón mientras los otros dos fueron al exterior.

Luego se les explicó el objetivo de la jornada y se les invitó a hacer un viaje a través de la “Máquina del Tiempo”, lo cual generó gran expectación, ansiedad y algunas dudas en los niños, niñas y jóvenes. Ellos/as respondieron preguntando: ¿y es una máquina de verdad?; pero, ¿cómo vamos a viajar?; ¿y dónde está la máquina?; ¿cabemos todos ahí? Los facilitadores resolvieron algunas de las dudas y los invitaron a participar de la dinámica, para luego explicarles con mayor detalle.

El facilitador a cargo los invitó a formar nuevamente un círculo, con el objetivo de realizar una nueva actividad para romper el hielo. Esta vez la idea era realizar una dinámica para aprender los nombres de todos los niños, niñas y jóvenes, así quienes acertaban o se equivocaban al recordar los nombres de los participantes tenían la opción de entrar o salir del círculo. Fácilmente los niños, niñas y jóvenes aprovecharon esta instancia para divertirse, riendo con los olvidos de sus compañeros y los errores al nombrarse entre ellos. Aunque algunos, especialmente los más pequeños, se mostraron un poco introvertidos, el grupo rápidamente los apoyó, recordándoles los nombres, y generando un ambiente amable.

Al terminar esta actividad los niños, niñas y jóvenes obtuvieron energía creativa para pasar a la siguiente tarea, que consistió en encontrar pistas para poder abrir un cofre, que a su vez les dio las pistas para poder iniciar el viaje en el tiempo. Se dirigieron hasta unos juegos infantiles cercanos, y mediante pistas, lograron dar con una llave. En esta etapa los participantes se mostraron muy activos y la curiosidad los empujó a trabajar en equipo.

Ya con las llaves en sus manos, abrieron el cofre y descubrieron pequeñas botellas que representaban energía creativa, de las que se hizo responsable uno de los niños, luego de la votación del grupo. La mayoría seguía las tareas atentos y entretenidos, recibiendo una nueva pista que los llevó nuevamente al interior del salón, donde se encontraron todos los grupos, para entonces iniciar el viaje a través del tiempo, con el primer destino hacia el pasado.

El Pasado

Al llegar a la sala del pasado, la siguiente pista les indicó buscar dentro de los libros dispuestos en el salón, donde encontraron piezas para completar una frase escrita sobre cartulina. Todos los grupos colaboraron entre sí para intercambiar los fragmentos encontrados hasta finalizar la actividad. Los niños, niñas y jóvenes ordenaron las piezas y se encontraron con los siguientes temas: Experiencias de Crear, Talleres para Población Adulta, Actividades en la Vendimia, Recuperación de Lugares Abandonados, Inclusión de Inmigrantes y Estar en Contacto con la Naturaleza.

Los participantes consideraron que lo escrito hacía alusión tanto a cosas que se han desarrollado, como otras que podrían ser desarrolladas a través de Cecrea. Algunas de estas actividades les generaban mayor interés, como actividades en la vendimia, la inclusión de inmigrantes, talleres para población adulta y el contacto con la naturaleza. Todos los participantes del grupo declararon abiertamente que esas eran actividades que les gustaría que se hicieran en Cecrea.

El facilitador reveló que esas eran ideas nacidas en otras Escuchas, por lo que los niños, niñas y jóvenes comenzaron a conversar sobre acciones más concretas para llevarlas a cabo. En esta actividad de mantuvo un liderazgo masculino, siendo los niños los que marcaron una acción de inicio:

Recuperar un lugar abandonado, con el fin de construir casas, negocios, lugares donde producir.

En el caso de un sitio o casa patrimonial, enumeraron las actividades que podían llevarse a cabo: limpiar, pintar, poner muebles, etc.

Hablaron de la delincuencia, y otros temas referentes a su realidad local. Una vez terminada la conversación, se invitó a los participantes a seguir con la siguiente pista, que los llevaría a continuar su viaje por el tiempo, esta vez hacia el presente.

El Presente

En esta etapa, se continuó la actividad con una nueva pista que habían pasado por alto, escrita debajo de aquella que los llevó a los libros. Descubrieron un código que descifraron, las niñas rápidamente aplicaron la clave mentalmente anunciando el mensaje que se entregaba. Éste revelaba las instrucciones de la actividad que estaban por iniciar, la cual consistió en usar materiales dispuestos en una caja dentro del salón, para que expresaran su idea, ya fuera en un dibujo, maqueta, prototipo, etc. Algunos participantes eligieron dibujar, otros escribir las ideas principales, pero no todos se sumaron a las tareas, y algunos prefirieron observar.

Una vez terminada la actividad de desarrollo de propuestas y/o prototipos, el facilitador los condujo a una máquina del tiempo representada por un toldo que se encontraba en el exterior del recinto. En ella, los niños, niñas y jóvenes escucharon sonidos y música preparada para imaginar su viaje, esta vez hacia el futuro.

El Futuro

En esta etapa, los participantes recibieron un mensaje que provenía de personas del futuro, en el cual les pedían realizar la grabación de un video, con sus propuestas acerca de soluciones respecto de algunas problemáticas planteadas durante las actividades previas, como asimismo con sus ideas sobre próximos laboratorios que podrían desarrollarse en Cecrea.

Una vez que los participantes completaron esta actividad, se dio por finalizada esta etapa.

Consejo

Una vez finalizada la etapa de viajes en el tiempo, nos dirigimos a un sector cercano a los juegos infantiles para tener una actividad de reflexión, donde el facilitador consultó a los participantes sobre qué consideraban que era la creatividad. Los niños, niñas y jóvenes respondieron: crear; ser original; tener una idea nueva y revolucionaria; innovar, entre otros.

Respecto de cómo se podría potenciar la creatividad, los participantes señalaron: usando la creatividad constantemente; evitar los medios de comunicación masivos para que no metan ideas; evitando redes sociales y juegos en línea (uso excesivo). Quitan tiempo y en ocasiones otros niños y niñas ofenden a través de esos medios; haciendo paseos o excursiones, como hacen en algunos talleres, conociendo cosas nuevas o teniendo contacto con la naturaleza.

También se consultó acerca de cómo se puede hacer más conocida la labor de Cecrea. Los niños, niñas y jóvenes plantearon:

Realizando actividades que muestren a otros niños el taller.
Con actividades en la Plaza.

Algunos participantes propusieron hacer un concurso competitivo ocasionalmente, lo que en su opinión podría ser una buena actividad para difundir Cecrea, con algún premio atractivo. Hicieron hincapié en que esto se hiciera de forma ocasional, para no fomentar la competencia sino solo el conocimiento de Cecrea.

Los niños, niñas y jóvenes expusieron las ideas generadas en la actividad del presente, siendo escuchados respetuosamente por el resto. Con algo de timidez, cada exponente logró compartir con el resto las ideas desarrolladas, apoyándose en los materiales creados.

Algunas de las ideas expuestas por los otros grupos fueron:

Talleres de alquimia y horóscopo.
Plantas y animales.
Crear un café en donde se pueda asistir con animales, con dispensarios de comida y agua para animales callejeros, que cuente con un telescopio en un segundo piso para la observación astronómica.

Una vez hecha la exposición, se procedió a realizar el cierre de la Escucha y agradecer a los niños, niñas y jóvenes por haber participado de la actividad.

Lo que escuchamos y observamos

En la Escucha Creativa realizada en Vallenar, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos/as manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas que los hicieron viajar por el tiempo, recordando y proponiendo temas.

Los/as participantes se mostraron motivados en poder aprovechar mejor las riquezas naturales y paisajes de su territorio. Plantearon su interés por conocer mejor su localidad y generar instancias de conservación y cuidado del patrimonio natural de la zona:

Nos gustaría preservar lo que tenemos en la zona.
Claro, como lo petroglifos, el agua, etc.

Asimismo, evidenciaron la necesidad de disfrutar y aprovechar los paisajes, la flora y la fauna de la zona y el cielo de Atacama:

Hay muchas cosas acá que no aprovechamos, como el cielo, las estrellas.

Este interés se expresó a través de las propuestas relacionadas con hacer más actividades en el exterior, para tener contacto con la naturaleza:

Salir a conocer la flora y fauna.
Me gustaría tener más contacto con el exterior.
Me gusta jugar afuera, es más bonito.

A raíz del tema anterior, la conversación derivó hacia la temática medioambiental. Los niños, niñas y jóvenes expresaron preocupación por el exceso de contaminación y de basura que se encuentra en el río y sus cercanías, planteando:

La gente es muy cochina y no cuida nuestro río.
Hay basura por casi toda la orilla del río.

Los participantes constantemente comentaron la importancia de realizar talleres de cuidado de plantas y animales. En este sentido, propusieron realizar excursiones al aire libre que les permitan tener contacto con la naturaleza:

Haciendo paseos o excursiones, como hacen en algunos talleres, conociendo cosas nuevas o teniendo contacto con la naturaleza.

En el caso de los animales, la preocupación es más evidente, sobre todo respecto a los perros callejeros de la ciudad: “esta es la idea de hacer un café en la ciudad, donde puedan entrar los gatitos y también los perros, que tengan su espacio y ahí afuera (señala dibujo realizado sobre el café) tengan esas cosas para alimentar a los callejeros, perros y gatos…”.

Durante la Escucha Creativa los/as participantes expresaron su deseo de tener más espacios para la sociabilidad y encuentro con la comunidad. En primer lugar, manifestaron su interés en compartir con otros niños, niñas y jóvenes, como también con personas mayores:

Me hubiese gustado compartir con todos los grupos y edades.
Yo quería conocer a los más pequeños.
Para la otra tienen que mezclarnos a todos.

Destacando la importancia de conocer los intereses de los otros pares y poder tener más amigos:

Que haya más cosas como éstas para tener más amigos.
Para ser más sociables también.

Asimismo manifestaron la necesidad de estar en más contacto con los miembros de la comunidad, tener una mejor comunicación entre los seres humanos, y espacios para compartir sin exclusiones:

Tener un hilo que nos conecte con las otras personas, para ser una sociedad más comunicativa.

Los niños, niñas y jóvenes también le dieron importancia a la integración cultural y generacional, tanto de inmigrantes, como de la tercera edad y los animales. De modo más concreto un niño dijo:

Hay que tomar un lugar abandonado y limpiarlo… como renovarlo y así usarlo para que sea un lugar público, que tenga un jardín y vayamos todos… para los adultos mayores igual, y puedan estar también los inmigrantes que hay acá.

mientras otro participante añadió:

Sí, y así aprovechar de compartir y poder interactuar con la naturaleza igual.

Asimismo se resaltó la idea de mejorar y dar un buen uso a los espacios públicos de la ciudad, expresando:

Hay que mejorar los espacios públicos para que todos podamos usarlos.
Hay muchos lugares que están botados y nadie los usa.
A veces es peligroso ir a algunos lados como públicos.

En relación a Cecrea, los niños, niñas y jóvenes mostraron bastante interés y entusiasmo por participar en los próximos laboratorios que se realicen. Al respecto, algunas ideas que surgieron fueron:

A mí me gustaría hacer robots, me gustan mucho los robots.
Ahí podríamos crear muchos robots que nos ayuden con las actividades cotidianas.
Más actividades de conocerse y así tener nuevos amigos y amigas también.
Yo quiero conocer más personas de todas las edades. Así como la oportunidad de salir y conocer otros lugares.
No sólo que se haga en el río, ir a otros lados igual..

En cuanto al área de las artes, pidieron laboratorios que les permitan acercarse tanto a la música como al cine y también aprender de decoración:

A mí me gusta ver películas, me gustaría saber más de cine.
A mí me gusta la idea de conocer más de la música, el cine y también la decoración.

Otra de las peticiones tiene que ver con la continuidad de los laboratorios:

Que estas cosas no se terminen.
Tienen que hacer (laboratorios) todo el año, siempre.

Conclusiones

Los niños, niñas y jóvenes de Vallenar expresaron un claro interés por conocer mejor su localidad, sus atractivos naturales y poder preservarlos.

Tienen una consciencia respecto de que existe un patrimonio natural que hay que conocer, cultivar y cuidar y por otro lado, que están insertos en una sociedad de la cual quieren ser partícipes y tener algún nivel de pertenencia.

Propusieron ideas relacionadas a generar más espacios para fomentar la sociabilidad, e incluir a los adultos mayores e inmigrantes en actividades. Se mostraron interesados en conocer a otros pares, y poder desarrollar acciones que les permitan generar y promover una comunidad unida, en donde todos puedan relacionarse y comunicarse.

En relación a la temática social, plantearon el problema del mal estado de los espacios públicos y la inquietud por habilitar mejores espacios de encuentro e inclusión.

Todos participaron de forma entusiasta en las distintas actividades desarrolladas durante la Escucha Creativa, mostrándose interesados en diversas temáticas generales que los afectan. Asimismo, transmitieron inquietudes concretas en torno a próximas actividades que quisieran desarrollar en Cecrea.

Desafío Cecrea

Como Cecrea Vallenar, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.