Entre Memes y Noticias El jugar bien para ganar debería ser una obligación en el fútbol – Braulio Rebollar

¿Cuántas ocasiones hemos visto equipos que llegan múltiples veces a la portería del contrario, hacen jugadas espectaculares, juegan de primera, tiran paredes, hacen gambetas y debido a la mala suerte; en un contragolpe al puro estilo “catenaccio” el otro equipo logra cristalizar la única oportunidad que se le dio esperando el error del contrario?

Lo hemos visto millones de veces, lo hemos sentido, lo hemos llorado. Por eso proponemos esa afirmación; muchos podrán decir que también se puede jugar bien con una táctica meramente defensiva, ¿Pero acaso esperar el error del contrario, defender con 10 en tu cancha es un recurso válido para ganar en el fútbol?

La especulación en el deporte debería ser un sacrilegio, el esperar un error para tener un acierto es una forma equivocada de ver la vida y el fútbol. En los negocios al que especula no le va muy bien, en el amor el que no va y trata de acercarse a su objetivo nunca podrá ser rechazado, nunca podrá saber el nombre de la amada y por consecuente nunca podrá saber que le gusta hacer. Replicando este discurso “el que no arriesga, no gana” en la vida; pero en el fútbol muchas veces es al revés “el que no arriesga, gana”.

Foto: Falso 9
"El que cruza el jardín evitando el ángulo de 90 grados pisa la flor y llega más rápido; el que recorre el ángulo de 90 grados tarda más pero no daña las flores" - césar luis Menotti

Los ejemplos…..

Foto: Reuters

En verano brotó otra victoria decepcionante para el futbol, Portugal ganó la Eurocopa con apenas 3 puntos en su fase de grupo; pasando como tercero del mismo. Jugando de manera calculadora: defendiendo siempre y esperando el contragolpe para poder anotar (es eso a lo que llamamos efectividad); así fue marcando su camino con actuaciones pobres que lo catapultaron a la final contra Francia que siempre buscó marcar pero la suerte y el fuerte portugués con la mayoría de sus elementos defendiendo otra vez surtieron efecto. En tiempos extras Portugal marcó y se coronó campeón de una manera pobre, aún teniendo a unos de los mejores jugadores del mundo(Cristiano Ronaldo) desplegó una forma de juego que no dignifica lo conseguido.

Foto: Pinterest

El Inter de Milán dirigido por José Mourinho en la temporada 2009/2010 ganó el triplete y tuvo una UEFA Champions League digna de no recordarse utilizando el mismo método, logró matar al buen juego del Barcelona en semifinales y triunfó en la final contra el Bayer Múnich 2-0. Los hinchas de Portugal y del Inter de Milán celebraron y recordarán los campeonatos, pero seguramente sería un recuerdo más ameno para el rival como para el espectador de la pelota si se hubieran logrado con mejores medios; no con la elaboración mínima de jugadas.

La búsqueda del éxito, la imperiosa idea de ganar sin importar como se consiga el triunfo y por supuesto conservar el trabajo son la respuesta del juego defensivo, del juego especulativo. Por suerte entre tanta injusticia en la vida como en el deporte todavía hay y habrá ejemplos que dignifiquen el espectáculo y la manera de conseguir las cosas.

España es un claro ejemplo de esta afirmación ganando la Eurocopa del 2008 contra Alemania, la Copa del Mundo del 2010 contra Holanda y la Eurocopa del 2012 pasando sobre Italia 4-0, fue una selección que revivió la posesión de pelota, el toque de primera y recorrer toda la cancha o como lo diría Menotti “recorriendo el ángulo de 90 grados sin dañar la flores”; así ganó España contundente y jugando ofensivo, siempre creando oportunidades; fallando muchas veces pero acertando de igual forma.

El Barcelona de Pep Guardiola (la base de la multi-campeona España); desplegó el fútbol total: posesión, toques, presión al rival, heredado del Ajax y la Naranja Mecánica Holandesa de Rinus Michaels que siguió con Johan Cruyff en Barcelona de los noventa. La forma de juego devolvió lo estético al fútbol mundial y marcó una pauta efectiva; poniendo como estandarte el bueno juego para poder conseguir victorias y a la postre títulos. Desde su llegada como director técnico en 2008 proclamó el camino del fútbol total (el estilo de juego que gusta a todo el mundo) y en su primera temporada se llevó un triplete; y lo explayó hasta 2012 conquistando múltiples títulos en su era con el Barcelona.

La injusticia

Las injusticias también llegan cuando se juega bien, cuando se hacen las cosas de la mejor manera, Marcelo Bielsa dirigiendo a la Selección Argentina tuvo un paso poderoso en las eliminatorias para llegar la Copa del Mundo 2002, yendo como amplio favorito: perdió contra Inglaterra, le ganó a Nigeria y empató con Suecia quedando fuera en la primera ronda del mundial. La injusticia le cobró factura al buen fútbol, al que buscaba crear, anotar y seguir atacando no importando el rival ni el escenario. A la postre ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 y dejó el puesto.

Pero el éxito es momentáneo y a veces no refleja el proceso que se válida cada vez que vemos a una equipo de Bielsa jugar a la pelota.

"Éramos todos muy amigos, nos gustaba jugar juntos, la pasábamos bien reunidos, intentábamos hacerlo lo mejor posible. Atacar mucho y luego recuperarla con la ilusión de volver atacar y esperábamos la compañía de la suerte. Ése es el fútbol muchachos" - Marcelo Bielsa

De esa forma jugaron estos equipos, ganaron y perdieron pero teniendo al arco rival siempre en la mente. No hay nada más glorioso que ver un partido con tanta exquisitez técnica y de buen juego, con pressing por parte de los delanteros buscando el error del contrario para siempre buscar anotar un gol. Regresando al amor: No es lo mismo seducir a la amada con buenos recursos que aprovecharse del error del rival y tener un triunfo producto de la tristeza con un paso fugaz en la memoria de la amada; al final extrañara el buen trato por encima de la casualidad.

Por eso se debe jugar bien para ganar en el fútbol, por el aficionado, por el jugador, por el ganador, por el perdedor, por la pelota, por la justificación del negocio deportivo, por el bien del fútbol; porque para ver cosas atroces ya tenemos demasiados ejemplos en mundo.

Created By
Braulio Rebollar
Appreciate

Credits:

Foto Portada   https://sports-nova.com/wp-content/uploads/2015/05/09-uefa-champions-league-571-2.jpg

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.