COMPARACIÓN: Italiano/Español Sílvia Galano Ramos y Melanie Guimerà Ribera

FONÉTICA Y FONOLOGÍA

• Vocalismo:

-En ambas lenguas se utiliza un sistema pentavocálico en posición átona. Aun así, el italiano posee un grado más de apertura en posición tónica. (FONOLÓGICAMENTE). Cabe decir, pues, que el español no coincide con el modelo del vocalismo tónico toscano, pero aun así tiende a identificarse con el modelo pentavocálico reducido del italiano común.

-En la lengua italiana las vocales tónicas en sílaba libre tienen a alargarse a la hora de ser pronunciadas; esto es casi imperceptible al oído, pero aun así marca el ritmo y la entonación de los hablantes italianos. De este modo, en italiano se da una alternancia vocálica de largas y breves que prácticamente, no se da en el español.

-Diferencias en la distribución y combinación de vocales entre el español y el italiano:

1. En la lengua italiana (igual que en otras lenguas como el japonés o el finlandés, entre otras) existe una tendencia a terminar todas las palabras en vocal, excepto algunas como los monosílabos (por lo general las preposiciones: per, in, etc.). En cambio, el español suele exigir la presencia de vocales a princio de palabra.

2. En el italiano existe mayor tendencia en agrupar y acumular elementos vocálicos. Algunos de los grupos presentan dificultades articulatorias para un hispanohablante que pretenda hablar italiano. Ejemplos: Miei, tuoi, suoi… Guaio, cuoiaio… Quiete, coloquio, etc.

3. Diptongos: A diferencia de la lengua italiana, en el español hay una notable vitabilidad y rendimiento de los diptongos decrecientes. A diferencia del español, lengua en la que se da más el diptongo ue, en el italiano, por razones de fonética histórica, es frecuente la aparición del diptongo uo (ejemplos: buono, nuovo, muore, etc.). También es mucho más fuerte la presencia de diptongos en sílaba trabada en el español que en el italiano, ya que en esta última la diptongación de e y o se limita a sílaba libre.

4. El español presenta, en comparación con el italiano, un vocabulario con un cuerpo físico más rígido.

• Consonantismo:

- El espectro consonántico del italiano es más amplio que el del español y, por ello, es más complejo. (Se debate el número de fonemas que hay en la lengua italiana).

- Desde el punto de vista fonológico coinciden quince fonemas consonánticos en ambas lenguas. Ejemplos: /b/, /d/, /f/, /k/, /m/, /p/, /n/, /t/…

- Desde el punto de vista fonético solo se corresponden solo nueve sonidos. Esto se debe, en parte, a que en español los fonemas /b/, /d/ y /g/ presentan dos variantes combinatorias (oclusiva y fricativa), mientras que en italiano solo hay una (oclusiva). Además, algunos de los fonemas españoles como /x/ son desconocidos en la lengua italiana, mientras que esta última también contiene un número mayor de fonemas que son desconocidos en el español.

- El italiano contiene una gran cantidad, en comparación al español, de consonantes reforzadas o dobles que tienen una notable funcionalidad. (Ejemplos: /S/, /V/, /L/, etc).

- La alternancia de consonantes reforzadas y simples genera un ritmo variado y ondulante que se diferencia del español, que es más monótono y lineal.

- En el italiano la estructura silábica suele ser cerrada, a diferencia de la del español que suele ser de silaba abierta.

- El español no tolera el grupo s + consonante en posición inicial, mientras que en el italiano sí se da a menudo.

- A pesar de la frecuencia vocálica en la lengua italiana de la que se ha hablado anteriormente, cabe decir que llega casi a igualar a la consonántica (48% de elementos vocálicos y 52 elementos consonánticos); supera la del español.

• ACENTO:

- En el plano fonético, una de las diferencias principales es que es la falta de correspondencia absoluta en cuanto a la posición del acento. Ejemplo: Democracia/democrazía, autobús/áutobus, etc.

- En el italiano se tiene a utilizar palabras llanas cuando en el español son agudas. Ejemplos: camión/cámion.

- En italiano tiene un mayor índice de palabras esdrújulas. Ejemplo: índica, súpera, disputa, etc.

- En el español mediante el conocimiento de unas pocas reglas sencillas y fijas puede saberse donde cae el acento tónico de cualquier palabra. El italiano no goza de esa ventaja; falta una adecuada normativa de acentuación gráfica, sobre todo para los extranjeros que se disponen a aprender la lengua.

RITMO:

- Ambas tienen tendencia al ritmo binario, con la diferencia de que el italiano aporta una sensación de ligereza y ondulaciones rítmicas, mientras que el español la da de mayor gravedad.

SISTEMA GRÁFICO

- Ambas lenguas comparten la funcionalidad y adecuación del sistema gráfico. Aun así, cabe decir que la grafía del italiano resulta mucho más compleja por la alta frecuencia de signos dobles y triples para la representación de fonemas únicos. (Ejemplo: grafía s).

- El español, a diferencia del italiano, presenta un alto índice de alternancias poligráficas ( b/v, g/j, c/z…) que dificultan la transcripción gráfica.

SEMÁNTICA

- Italiano y español tienen un número importante de palabras que son idénticas o casi, pero lo que expresan en cada una de las lenguas puede variar notablemente. EJEMPLO: aceto (ita.) = vinagre (esp.) Esto se le denomina “falsos amigos”.

LÉXICO

- Los diminutivos y aumentativos se utilizan más en la lengua italiana que en la española, con matices y funciones muy variadas.

- Se usa mucho más el superlativo en el italiano que en el español.

- Se realiza más composición en el italiano que en el español. Como bien se indica en algunas de las obras de Xavier Rull como la titulada Els estrangerismes al català, en la lengua castellana y en la catalana las palabras compuestas se utilizan más cuando se es pequeño, pero una vez se llega a la adolescencia se tiende más a prefijar palabras; según el autor, esto se debe a que inhibimos un modo natural de crear palabras por cuestiones sociales.

- Hay más polisemia en el italiano que en el español.

- La lengua italiana suele aceptar más términos extranjeros que mantienen su forma gráfica y fonética original. Esto se debe a que la RAE suele intentar adaptar la mayoría las palabras extranjeras al español para enriquecer la lengua y evitar que se utilicen constantemente palabras de otras lenguas.

MORFOSINTAXIS

- Las persones que tienen el italiano como lengua materna y más tarde deciden aprender español suelen tener dificultades para utilizar correctamente las preposiciones a/en y por/para.

- A los italianos que aprenden español, por lo general, les es difícil diferenciar los diferentes significados que pueden llegar a tener los sinónimos; por ejemplo, ellos utilizan necesitar tanto si se quieren referir a hacer falta, hay que o al mismo verbo necesitar, a pesar de las pequeñas diferencias. Probablemente esto se debe a que el verbo necesitar es más parecido al que utilizan en italiano: necessitare.

- Tiempos verbales: el subjuntivo y el condicional se usan más en el italiano que en el español.

- En la lengua italiana se suele prescindir más que en el español de determinadas partículas o elementos de la frase. Los elementos que más se omiten son las preposiciones, pero también hay otras partículas como:

 Con el verbo essere, cuya omisión es relativamente frecuente, sobre todo en oraciones condicionales, tanto personales como impersonales.

 En las condicionales, en el italiano el si (se en italiano), puede desaparecer en el habla coloquial. Por ejemplo: “Fossi fidanzata, non sarei qui” = “Si estuviera prometida, no estaría aquí”.

 Algunas expresiones en la que se utilizan los tiempos compuestos se elide un auxiliar.

- El italiano es una lengua más flexible que el español, no solo en el aspecto fonético, sino también en el morfosintáctico.

- La morfosintaxis española es más precisa e inamovible que la italiana, está dotada de facilidad de adición y supresión de piezas.

- En italiano, las perífrasis verbales de inmediatez y de continuidad usan una forma verbal más sencilla que en el español.

- En la lengua italiana se utiliza el prefijo ri- para referirse a la expresión de una acción repetida. La posibilidad de utilización de este prefijo con valor repetitivo le da al italiano unos valores de precisión que muchas veces se pierden en el castellano.

- El español tiene una tendencia en destacar la persona en la sintaxis, cosa que no se hace al hablar italiano.

- En el italiano se usa más la voz pasiva, mientras que en el español se utiliza más la voz activa.

- En el italiano hay una diversificación más clara entre los tiempos compuestos y simples que en el español.

- El italiano parece mostrar, con respecto al español, una mayor libertad en el orden de los elementos de la frase.

DIALECTOS

Italia es uno de los países que cuentan con mayor número de dialectos en el mundo entero.

o Dialectos italianos septentrionales:

Los dialectos norteños se dividen en 2 grandes grupos:

• Grupo ítalo-galo

- Regiones: Liguria, Piamonte, Lombardía, Emilia Romaña, Trentino-Alto y adagio; las dos últimas solo en partes de sus territorios.

• Grupo veneciano

- Región de Véneto.

o Dialectos italianos centro meridionales

Los dialectos de las regiones centro y sur se pueden clasificar en 4 grupos diferentes:

• Grupo toscano

- Región de Toscana

• Dialectos centrales

- Son los dialectos de determinadas zonas de Lacio, Umbría y Marcas.

• Dialectos meridionales: Estos se clasifican en 2 subgrupos:

- El dialecto meridional intermedio (Lacio, Abruzos, Molise, Campania, Basilicata y Puglia) y el dialecto meridional extremo (Calabria, Puglia y Sicilia).

- Ladino: Extremo noreste de Italia con variaciones en Friuli y las montañas Dolomitas.

• Cerdeño

- Isla de Cerdeña

o Fuera de Italia

• Dialectos istrianos (septentrional)

- Península de Istria en Croacia

• Dialectos de la Isla de Córcega (Francia): son del tipo centro-meridional.

OTROS DATOS DE INTERÉS

- La diferencia entre registro formal e informal en italiano con respeto al español es mucho más marcada y por ello bastante ajena a gran parte de los estudiantes de cultura media.

CONCLUSIÓN

Todas las características mencionadas anteriormente son algunas de las más significativas en cuanto a la diferenciación de ambas lenguas. Aun así, cabe decir que hay más.

Así pues, el español y el italiano son dos lenguas que a pesar de todas las diferencias que comparten tienen cada una sus recursos propios y característicos, con sus módulos respectivos que han surgido, en parte, por el uso y la labor literaria. De este modo, durante años han servido y actualmente, continúan siendo utilizadas como instrumento de comunicación entre millones de personas.

  • Bibliografía:

-Gramaticas (n.d). [Online]. Disponible en: <http://www.gramaticas.net/2011/05/la-semantica.html> [Consultado el día 03 de abril de 2017].

-Carrera, M. (1ª versión: 1980, Universidad de Oviedo). Estudios de la lengua y literatura italianas. Oviedo. Pág. 23-47. [Online]. Disponible en:

<http://www.contrastiva.it/baul_contrastivo/dati/sanvicente/contrastiva/Contrastividad%20en%20general/Carrera,%20Espa%C3%B1ol%20italiano%20comparaci%C3%B3n.pdf> [Consultado el día 29 de marzo de 2017].

-Rull, Xavier. (2008), Els estrangerismes del català: com són i per què en tenim. Tarragona. 224 pág. Universitat Rovira i Virgili.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.