El Cid histórico y el Cid literario Carmen Mateo y Claudia almela

Indice

1. El Cid como personaje histórico

2. El Cid literario y Las fuentes

3. Diferencias entre el Cid histórico y el cid literario

1. El Cid como personaje histórico:

Rodrigo Díaz nació en el año 1043 en Vivas, una pequeña aldea situada a 7km de la ciudad de Burgos. Era el hijo de Diego Laízner y de una de las hijas de Rodrigo Álvarez.

A los 15 años quedó huérfano de padre y a causa de esto se crio en la Corte del rey Fernando I, junto al príncipe Sancho del cual fue el brazo derecho desde 1063 a 1072. Luchó junto a el en innumerables batallas.

A los 23 años obtuvo el título de "Campeador" cuando venció al alférez del reino de Navarra. Y a los 24 ya era conocido como el "Cid" (mote cariñoso por parte del pueblo)

El Cid desterrado:

Cuando el rey Sancho murió, la suerte del Cid cambió por completo y su gran poder fue arruinado por la envidia del nuevo rey. En 1081, el Cid fue desterrado por primera vez de Catilla, le acompañaron 300 de los mejores caballeros castellanos.

Una nueva etapa: Valencia

Después de unos años en 1087 volvió a Burgos pero su paz con el rey duró poco, por lo que se marchó a Valencia y durante los 10 años siguientes su fama creció escandalosamente. Y es que en menos de tan solo un año se hizo señor de los reinos moros de Lérida, Tortosa, Valencia, Denia Albarracín y Alpuente.

Con el tiempo se convirtió en rey de toda Valencia, en la cual restauró la religión cristiana y renovó la mezquita de los musulmanes, convirtiéndola en una catedral. Se rodeó de una corte de cristianos y árabes.

Pero, a pesar de todo aún tuvo que combatir numerosas batallas:

Se enfrentó al emperador Muhammad, el cual apareció a als puertas de Valencia con 150.000 caballeros. Y a pesar de ello, la victoria del Cid fue total.

La muerte de Cid:

El domingo 10 de julio de 1099 el Cid Campeador murió y toda Valencia lloró su muerte.

2. El Cid literario

  • El Cid marcha desterrado y abandona a su familia y a sus posesiones en Burgos
  • Obtiene ganancias en sus correrías contra los moros en Zaragoza y en Teruel
  • Conquista algunas poblaciones de la huerta valenciana y termina entrando en la capital.
  • El clérigo Don Jerónimo, venido de Francia ,es nombrado obispo de Valencia.
  • El rey de Marruecos ataca Valencia y sufre una dura derrota que engrandece aun mas al Cid.
  • El rey Alfonso lo perdona y los infantes de Carrión aprovechan para casarse con las hijas del Cid ,con el fin de tener ventajas económicas.
  • El Cid repele un nuevo ataque a Valencia de los moros , muy superiores en numero.
  • Los infantes de Carrión deshonran a las hijas del Cid y él los demanda al rey a las cortes reunidas en Toledo.
  • Los hombres del Cid vencen en un duelo a los infantes de Carrión y restituyen el buen nombre de campeador.
  • Se concierta el matrimonio de las hijas del Cid con los infantes de Navarra y Aragón.

Fuentes del cantar del mío Cid

El Cantar del Mio Cid aprovecha noticias históricas transformadas en necesidades literarias.

Inventa otra serie de pasajes como la afrenta de los infantes de Carrión que es toda ficticia.

Adecuan la historia al género de los Cantares de Gesta.

Diferencias entre ambos Cids:

A pesar de que el Cid es un personaje histórico real, en el Cantar está divinizado. Por lo tanto entre su vida y el Cantar del Mío Cid hay grandes diferencias. Y estas diferencias no hacen mas que engrandecer a la persona del Cid.

Estas son algunas de las más importantes:

1. En el Cantar, cuando el Cid es desterrado y emprende su viaje ya se había reconciliado con el rey. A diferencia de en el libro, el Cid ataca a los moros justo después de ser desterrado.

2. En el Cantar, teniendo el Cid Valencia bajo su mando, esta es atacada en dos ocasiones y ambos ataques son rechazados. Pero en realidad, tras tener a Valencia bajo control esta pasa a manos de los almorávides y finalmente es reconquistada por el Cid.

3. En el Cantar las hijas del Cid no llegan a casarse con los infantes de Carrión, por lo que la afrenta de Corpes no llegó a suceder. En cambio, las hijas de Cid real contraen matrimonio con los infantes de Navarra y Aragón.

4. Sus hijas no se llaman Elvira y Sol como dice el Cantar, si no María y Cristina.

Created By
Carmen Mateo y Claudia Almela
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.