INVOCANDO AL DIOS DE LA LLUVIA

Todos los años ocurre igual. Que si este verano hace más calor que al anterior. Que si cada vez llueve menos. Que para cuándo llegará el otoño... Y es cierto. Basta con leer las palabras del secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (WMO), Petteri Taalas, en las que asegura que "hemos sido testigos de un largo periodo de un calor extraordinario que está destinado a convertirse en la norma". De hecho, la propia ONU en su web, afirma que "el 2016 será el más caluroso de la historia".

No estoy aquí para escribir sobre alarmismos en torno al cambio climático, pero no deja de ser cierto que ésto es cada vez más preocupante. Sólo hay que darse una vuelta por el monte para comprobarlo in situ.

El otoño aún no ha mostrado sus colores ni su esplendor. Seguimos esperándolo...

Estando en pleno mes de octubre, nos encontramos con un panorama de lo más impropio para esta época del año. Los caminos están secos, duros y polvorientos. Y los arbustos y matojos totalmente resecos y quebradizos.

Nos encontramos con temperaturas que, en muchos casos, superan los 30ºC y siempre acompañadas por un sol implacable.

Estamos en Córdoba, en el valle del Guadalquivir, y ésta es el área más cálida de Andalucía. Pero aún así, os puedo asegurar que estas condiciones no son para nada propias de esta época del año, si no más bien de comienzos del verano.

El sol llega a "picar" tan fuerte que, muchas veces, diseñamos nuestras rutas de manera que discurran en su mayor parte por bosques y arroyos. Sí, los bosques. Ese tesoro tan preciado que debemos cuidar y preservar, no sólo para darnos cobijo en días como éstos, si no también porque sin ellos sólo tendríamos desiertos.

En fin, que todo ésto da mucho en qué pensar. La cuestión es... ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Cómo vamos a hacerlo? ¿O quizás sólo sean paranoias mías a consecuencia de que se me ha despertado la "conciencia ecológica"? Sí, debe ser esto último. Menos mal que Donald Trump está ahí para desmentir la farsa del cambio climático... ¿Verdad?

Después de escribir estas palabras, se espera que bajen bastante las temperaturas y ya ha comenzado a llover... ¡Caramba! Voy a tener que escribir más a menudo sobre la lluvia, ¿no os parece?

P.S. Dedicado a nuestro amigo Adrián, quien está pasando por un duro momento. ¡Ánimo, compañero!

Texto y fotografía de McRaul FiftyFive

FIN

Created By
McRaul FiftyFive
Appreciate

Credits:

McRaul FiftyFive Photo

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.