Sirvamos al Señor DoMingo 17:00 can blanca

Jesús es a la vez hombre y Dios, Las dos naturalezas de Jesús, la humana y la divina, son inseparables.Jesús siempre ha sido Dios, pero Él no fue un ser humano hasta que fue concebido en María. Jesús se humanizó para poder identificarse con nosotros.

No podemos rechazar esta verdad y declarar que Jesús era un hombre, tuvo que nacer como ser humano como cita Gálatas 4;4-5. Sólo un hombre perfecto, podría guardar la ley y cumplirla, y por lo tanto rescatarnos de esa culpa.

Jesucristo, el Cordero de Dios perfecto, sacrificó su vida y derramó su sangre humana para cubrir los pecados de todos los que llegarían a creer en Él. Si Él no hubiera sido hombre, esto hubiera sido imposible.

La humanidad de Jesús le permite relacionarse con nosotros con plenitud e intimidad puesto fué semejante a nosotros, conoció nuestras emociones, fue tentado en todo y padeció por causa nuestra, Hebreos 4;15, Su sangre humana fue derramada por nuestros pecados; y Él es cien por cien Dios y cien por cien hombre.

Filipenses 2:6-7, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Jesús aceptó ciertas limitaciones por sumar atributos humanos a su divinidad. Y sus acciones eran a la vez humanas y divinas.

Debemos de fijarnos en Jesús el fue el Siervo perfecto y nuestro modelo a seguir.

Te invitamos este domingo a las 17:00 a compartir juntos el día del Señor.

Bendiciones

Remanente Fiel

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.