Loading

Reporte Escucha Creativa La Ligua, octubre de 2018

Escuchas Creativas Cecrea

El corazón de Cecrea está en su sistema de participación permanente, pues buscamos que el programa se desarrolle a partir de las visiones, inquietudes e intereses de sus protagonistas. Su metodología principal es la Escucha Creativa, metodología participativa, lúdica y creativa que busca promover una participación activa de los niños, niñas y jóvenes (NNJ), a través de estrategias de consulta que posibilitan una constante retroalimentación de información para la toma de decisiones en cada Cecrea.

Se realiza al finalizar o durante cada ciclo programático. Para ello se invita a los/as NNJ que han participado de los laboratorios en Cecrea para conocer su experiencia, además de proyectar la programación y la vida del Centro. La Escucha Creativa pone de manifiesto el derecho de NNJ a participar y ser escuchados.

Para esta Escucha Creativa se ha propuesto un juego de simulación: ha sucedido una catástrofe en la Tierra, se ha acabado el agua y debemos abandonar el planeta. Los primeros en realizar el viaje para salir de la Tierra serán los participantes de Cecrea.

Antes de realizar el viaje, tendrán 90 minutos para diseñar los espacios que tendrá la nave espacial y pensar en actividades que quisieran hacer durante el año que durará el viaje. Además, elaborarán un perfil de los adultos que podrán acompañarles en la travesía.

Una vez realizado el viaje se realizará un rito para refundar las ciudades en el nuevo planeta, identificando qué quieren conservar de sus ciudades actuales, que cambiarían y qué sueñan para esa nueva ciudad.

Objetivo de la Escucha

El objetivo de las Escuchas Creativas 2018 es posibilitar la construcción de relatos territoriales a partir de los intereses que movilizan a los niños, niñas y jóvenes; las problemáticas o necesidades que identifican de su territorio; las ideas creativas y proyectos que imaginan para contribuir a la solución de esos problemas; y/o las fortalezas y recursos que identifican, tanto en ellos/as mismos/as como en su territorio.

La Segunda Escucha Creativa se realizó el día jueves 11 de octubre de 2018, a partir de las 10:00 hrs., en Cecrea Región de Valparaíso, comuna de La Ligua. La actividad contó con la asistencia de 25 participantes de entre 10 y 15 años aproximadamente, de los cuales 9 fueron hombres y 16 mujeres.

¿Qué hicimos?

Para conocer en detalle la metodología utilizada en esta Escucha, puedes descargar la planificación aquí.

Llegada

Los niños, niñas y jóvenes comenzaron a llegar un poco antes de las 10:00 hrs. En esta Escucha participaron alumnos de varios colegios de la comuna. La mayoría ya habían participado anteriormente en las actividades de Cecrea, a excepción de los alumnos del colegio de Papudo.

A la llegada se les pidió firmar la hoja de asistencia y se les invitó a dibujar su mano y escribir sus expectativas de la jornada en un papel dispuesto en una de las murallas. Algunas de las ideas planteadas fueron: diversión, pasar un buen momento, convivencia, comida, descubrir nuevos amigos, risas, charlas motivacionales, actividades recreativas, expresar emociones y opiniones, que las charlas sean realizadas por los mismos participantes, desafíos, diversidad, preguntas innovadoras.

El día estaba algo frío, por lo que los/as facilitadores/as comenzaron a romper el hielo con algunas bromas, ante lo cual los participantes comenzaron a reaccionar y a comprender que los esperaba un día de esparcimiento. A cada NNJ se le entregó una tarjeta con forma de gota en colores diferentes de manera aleatoria para que escribieran su nombre y posteriormente se dividieran en grupos.

Bienvenida

Para iniciar la jornada, se invitó a los participantes a formar un círculo en un espacio abierto. La encargada de Cecrea dio la bienvenida, y explicó de qué se trataría la jornada. Además informó que habría algunas dificultades, porque el recinto estaba con un corte de agua y que sólo contaban con tres botellas de agua, las que se repartirían por grupos con el fin de poder compartir entre los compañeros/as. Junto con eso, se inició una conversación sobre la importancia de la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente.

Luego, se preguntó qué entendían ellos por Escucha, ante lo cual varios respondieron que pensaban que era el momento de dar sus opiniones, porque generalmente los adultos no los escuchaban.

Para dar inicio a la jornada, se realizó una dinámica de activación, en donde uno de los facilitadores cantaba una canción y el grupo debía repetirlo e imitarlo. Sin embargo, costó que el grupo siguiera las indicaciones, se reían con un poco de vergüenza, probablemente debido a que la mayoría de los participantes eran adolescentes o preadolescentes.

Posteriormente se invitó a los NNJ a ver un video de Cecrea, el cual fue interrumpido imprevistamente con una noticia de última hora, que daba cuenta de una crisis mundial por la sequía y falta de agua, e indicaba que los NNJ de Cecrea debían construir una nave que los llevaría a refundar una nueva ciudad en otro planeta. Durante el desarrollo de la noticia los participantes demostraron bastantes risas de asombro, por lo cual su reacción fue bastante positiva.

En base a las indicaciones del video, se invitó a los NNJ a dividirse en las 3 salas o “plataformas de despegue”, según el color de la gota con su nombre.

Preparación del Viaje

Cerca de las 10:30 hrs. se dividieron los grupos y cada uno de los facilitadores entregó las indicaciones para realizar la actividad.

Primero se les solicitó definir los distintos espacios que debería tener la nave espacial. Uno de los grupos propuso una configuración bastante similar a la de un colegio, con salas de arte, música, enfermería y matemáticas, pero luego fueron apareciendo otros espacios más relacionados con el cuidado físico, como el gimnasio, sauna y la sala de belleza.

Otro grupo planteó ideas relacionadas con actividades artísticas y deportivas, lo cual se pudo ver en que hicieron varias canchas (de fútbol, vóleibol, tenis), piscina, salas de danza y música y dos salas de cine. También incluyeron un Cecrea, una sala de educación de calidad, un mall y aclararon que la sala de convivencia no era para “carrete”, sino para conversar al final del día.

Posteriormente, los grupos comenzaron a trabajar en la definición de las características del adulto que los acompañaría en el viaje. Para esto trabajaron sobre una silueta de un humano dibujada en un papel.

Sobre el adulto mencionaron que lo imaginaban empático, inteligente, astuto para responder a las emergencias, amable, divertido, “bueno para el leseo” y “actualizado”, haciendo referencia a que generalmente los adultos no conocen los gustos de los NNJ. También propusieron que sea limpio, saludable, “superhéroe”, con buen físico, buen cocinero, poético, entre otros.

Uno de los participantes manifestó estar particularmente interesado en la música, ya que fue quien propuso la sala de música en la nave y quería que al adulto le gustara el metal. Otro, demuestra que está interesado en los deportes y que participa en un grupo folclórico, lo cual refleja en las características que propuso para la silueta.

Una vez que todos los grupos finalizaron el trabajo, se invitó a todos los participantes a exponer y compartir con sus compañeros/as sus propuestas. Al terminar esta etapa, las facilitadoras invitaron a los niños, niñas y jóvenes a tomar una colación y prepararse para el viaje.

El Viaje

Para iniciar el viaje, se invitó a los NNJ a dar la vuelta alrededor de Cecrea para luego pararse frente a la nave espacial llamada “Pichi Ruka”. Allí los facilitadores repartieron pulseras fluorescentes e invitaron a algunos voluntarios a dejar un mensaje antes de partir. Para ello instalaron una cabina con una cámara de video. En general los NNJ manifestaron vergüenza o timidez, sólo algunos se motivaron a dejar mensajes, aunque tenían poco que ver con la actividad.

Luego se invitó a todo el grupo a entrar a la “Pichi Ruka”, la cual se encontraba oscurecida, para poder proyectar imágenes del espacio, mientras se desarrollaba el viaje. Al finalizar el video, salieron de la nave y formaron un círculo en el espacio abierto a la entrada de Cecrea.

Refundación de la Ciudad

Una vez finalizado el viaje, se planteó una actividad de refundación de La Ligua. Para ello se propuso sembrar un árbol. Varios NNJ se ofrecieron como voluntarios para ayudar, al parecer, la mayoría participaban frecuentemente de las actividades de Cecrea. Entre ellos bromeaban y comentaban que casi todos sabían cómo sembrar plantas, porque lo hacen usualmente en sus casas. Otros, comenzaron a jugar con las instalaciones que había en el espacio.

Al refundar la nueva ciudad, se les consultó qué elementos quisieran mantener de la Ligua en la nueva ciudad y qué elementos quisieran cambiar.

Los ejes de diálogo giraron en torno a las tradiciones y el medio ambiente, sin expresarse mucho, manifestaron que estos serían los elementos más importantes en una nueva ciudad.

En este momento ya se notaba un poco de agotamiento y falta de atención a las indicaciones de las actividades. Varios NNJ expresaban que ya querían irse.

Cierre

Para el cierre se les pidió que volvieran a los grupos separados por colores. En ese momento, una facilitadora formuló algunas preguntas para motivar la charla, como: ¿qué van a echar de menos de su ciudad?, ¿qué rescatarían de la antigua La Ligua?, ¿cómo partirían en el nuevo mundo?.

Las respuestas estuvieron centradas en mantener su entorno familiar y afectos, fomentar el desarrollo de tradiciones culturales de la zona y mejoramiento del cuidado medioambiental, entre otros.

Luego de esto, se dio por terminada la jornada, agradeciendo a todos los presentes por su participación.

Lo que escuchamos y observamos

En la Segunda Escucha Creativa realizada en La Ligua, se levantaron las inquietudes e intereses de los niños, niñas y jóvenes asistentes al Cecrea. Ellos manifestaron sus gustos e intereses por medio de actividades lúdicas relacionadas con un viaje a otro planeta, con el fin de hacer frente a la escasez de agua en su ciudad y en el país en general.

¿Cuándo son escuchados? – Nunca. ¿Los adultos los oyen? – No

Estas fueron las respuestas generales que dieron los NNJ en la actividad de bienvenida, cuando se les preguntó qué entendían por “Escucha”. Da cuenta de que generalmente se sienten ignorados por los adultos y que cotidianamente reciben mucha información, pero su opinión no suele ser oída. Por el rango de edad predominante en el grupo, además podría pensarse que los participantes están atravesando por un momento en el que están desarrollando y expresando un pensamiento más crítico frente a otros sujetos de la sociedad.

De todas maneras, se debe rescatar que el grupo en general se sintió libre de expresar sus opiniones durante la jornada, a pesar de la presencia de varios adultos, lo cual podría atribuirse al trabajo que ya han desarrollado anteriormente en Cecrea.

En la etapa de planificación del viaje, se les pidió a los participantes definir las distintas secciones que debería tener la nave espacial. Algunas de las propuestas fueron: que tenga un bar, una discoteque, cines, salas de música, de danza, de arte, enfermería, gimnasio.

Se acabó el espacio así que yo construyo para el lado…aquí yo voy al gimnasio porque necesito mantener mis calugas (Ricardo)

Ricardo demostró tener un carácter más fuerte que el de los demás, planteando sus opiniones con fuerza, aunque demostró capacidad de escuchar a los demás y trabajar con otros. Al indicarles que la idea era que imaginaran los espacios en la nave, dijo “ah, acá somos cuicos y podemos hacer lo que queremos”.

A pesar de que se fomentó que se situaran hipotéticamente en contextos diferentes, esa posibilidad fue analizada desde la factibilidad económica de que ello pasara. Por tanto, posiblemente este joven (y su familia) están en una situación de vulnerabilidad que limita las posibilidades de concebir otros contextos.

Por otra parte, se propuso incluir varias canchas (de fútbol, vóleibol, básquetbol, tenis), piscina, sauna, una sala de belleza, un lugar para llevar los recuerdos en la nave (museo). También incluyeron un Cecrea, una sala de educación de calidad, un mall y una sala de convivencia.

Además la nave debía tener un espacio de agricultura, huerto comunitario, una sala para dormir, sala de pinturas y de recuerdos, y sala cuna para quienes tuvieran hijos, teatro, Wifi, sala de concierto de enamorados, y sala de relajación.

Necesitamos una sala de convivencia para encontrarnos y poder hablar (Brenda)

Esta frase fue emitida por una de las jóvenes durante el proceso de preparación de las naves. Ella se dio cuenta de la necesidad de considerar un espacio de encuentro al final del día, a pesar de que en la cotidianeidad de la jornada en la nave todos estuvieran realizando actividades según sus propios intereses.

A pesar del ejercicio de imaginería que se estaba desarrollando, su propuesta puede ser aplicable a otros contextos, como los que genera Cecrea, en donde cada NNJ asiste a las actividades que le interesan, pero se valoran los espacios de encuentro para intercambiar experiencias.

Por otra parte, se les pidió definir las características que debería tener el adulto que los acompañaría en el viaje. Entre las características mencionadas estuvieron: empático, inteligente, astuto para responder a las emergencias, amable, divertido, “bueno para el leseo” y “actualizado”, haciendo referencia a que generalmente los adultos no conocen los gustos de los NNJ. También proponen que sea limpio, saludable, “superhéroe”, con buen físico, buen cocinero, poético. Un grupo propone no asignarle género por consenso, y que tenga paciencia, sentido del humor, simpatía, que sea bailarín, que motive, que no sea inconsecuente y que no sea falso, entre otros.

Otras propuestas fueron: carismático, responsable, creativo, tolerante y que le gusten los videojuegos, no importa el género y no debe responder a un estereotipo clásico.

Para estas actividades algunos participantes se expresaron a través de dibujos o escribiendo y otros lo hicieron armando figuras con los materiales disponibles, como plastilina.

Aprendí solo (a trabajar en plastilina), porque me aburría en mi casa

Esta fue la respuesta que dio un joven al preguntarle en dónde había aprendido a trabajar con plastilina, ya que demostró bastante facilidad y rapidez para hacerlo.

Hay bastantes “lugares comunes” sobre los intereses de los jóvenes, como que se dedican a la televisión o las aplicaciones de celulares/tablets, pero esta frase demuestra se debe evitar la generalización o considerar la diversidad de preferencias que se deben incorporar al generar una oferta programática atractiva para los NNJ.

A continuación se planteó una actividad de refundación de La Ligua. Para ello se propuso sembrar un árbol. Varios NNJ se ofrecieron como voluntarios para ayudar, al parecer, la mayoría participan frecuentemente de las actividades de Cecrea.

La facilitadora formuló algunas preguntas para motivar la charla de cierre, como: ¿qué van a echar de menos?: “los amigos y la familia”; ¿qué rescatarían de la “antigua La Ligua?, destacando que sería su folclor, su cultura (como los dulces y los chalecos que se fabrican allí) y su agricultura; y finalmente, ¿cómo partirían en el nuevo mundo?, ante lo cual respondieron que deberían ser más conscientes, no sobrexplotar, cuidar más el agua, no contaminar y no extinguir animales.

Nos gusta la extravagancia de los bailes chinos, porque son diferentes a lo que se ve, y nos gusta que se venere a la virgen

Los NNJ de Cecrea gozan de un capital cultural muy local, ellos destacan la importancia de la plaza, sus costumbres como los clásicos dulces de La Ligua y la artesanía de sus chalecos, también nombran la veneración de la virgen mediante bailes. Es interesante ver cómo las costumbres continúan traspasando de generación en generación.

El campo y la agricultura son las cosas buenas de la Ligua

Los NNJ destacan constantemente su relación con un entorno verde, conocen de sus riquezas y beneficios, tanto es así que asumen una especie de activismo con su comunidad, en tanto ésta sea capaz de defender un entorno verde y sano. Así es posible ver que donde se desarrolla Cecrea hay un huerto comunitario o al interior del diseño de la nave existe un espacio donde desarrollar vegetación.

Por otra parte, se expresaron algunos aspectos negativos que no quisieran tener presentes en la nueva ciudad.

Las personas en la Ligua son tóxicas

La opinión que entregaron sobre los mayores no fue la mejor, ya que los consideran personas cerradas y con poca capacidad de comprensión. Los NNJ tienen una disposición pro desarrollo con La Ligua demostrando conocimiento con sus culturas y costumbres, sin embargo se hace presente una desafección generacional.

Sopraval está contaminando a La Ligua

Hace algún tiempo La Ligua está viviendo situaciones que no son las más agradables, hoy viven conflictos entre la comunidad, es decir, están aquellos que viven de Sopraval gracias al trabajo, mientras otros sufren su mala gestión socio ambiental. De los nueve niños/as que participaron en la refundación de la sociedad, todos conocían el caso de Sopraval, e incluso aquellos que no hablaron durante el desarrollo de diseño de la nave comenzaron a expresar en este momento sus molestias.

Conclusiones

Si bien la actividad se realizó según lo planeado y todos los participantes siguieron las indicaciones para trabajar, debe considerarse que el grupo en general era bastante tímido, mostraron algo de desidia y costó mucho que los NNJ se expresaran de manera fluida.

La relación con los materiales y el espacio fue bastante diversa. El grupo verde tuvo mayor comodidad para trabajar con plastilina, cajas vacías y otros materiales disponibles, mientras que el grupo azul prefirió escribir y hacer algunos dibujos.

Entre los intereses de los participantes, destacó su sensibilidad por la naturaleza, el trabajo en el campo y el folclor, seguramente atribuible a la configuración de la comuna. También compartieron la inclinación hacia la música y el baile. Al ser jóvenes ya con un criterio más formado, hablan con más propiedad sobre temas como el medio ambiente. Sin embargo, conocen pocas estrategias o herramientas concretas para su cuidado, como el manejo de desechos, el uso del agua, etc.

Después de escuchar la opinión de los NNJ se puede ver que existe una necesidad de parte de los más jóvenes habitantes de La Ligua, en tener un espacio de esparcimiento y recreación. La comunidad está viviendo, según ellos mismos, la contaminación del río, la sequía azota la vegetación y flora de la zona y Sopraval está exponiendo a la comunidad a distintos niveles de contaminación. Esto y mucho más indica que el trabajo realizado por Cecrea va en una dirección correcta, para poder levantar y canalizar estas inquietudes.

En términos generales, se pudo distinguir una valoración positiva por el Cecrea y su equipo. Los facilitadores generaron confianza entre los NNJ y se podían percibir relaciones cercanas entre ellos.

La posibilidad de contar con espacios abiertos dentro del Cecrea brindó la oportunidad de realizar dinámicas que requerían de mayor actividad física y con grupos grandes.

Desafío Cecrea

Como Cecrea La Ligua, ¿qué haremos con esta información?

Cecrea se quiere hacer cargo de aquello que se levantó en la Escucha Creativa. A través de un proceso de validación y proyección de esta información, denominado “devolución” hemos considerado los diferentes temas, opiniones, anhelos y expectativas de niños y niñas y jóvenes para levantar una programación coherente con sus intereses.

Credits:

Cecrea

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.