PARA COMPRENDER LAS MATRICES SOCIALES DE LA REALIDAD MARCO ANTONIO FLORES PÉREZ

Fue el fundador del Centro de Estudios de la Información y la Comunicación del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de La Paz, el director del Centro de Investigación y Documentación en Comunicación de la UCB y del Centro Interdisciplinario Boliviano de Estudios de la Comunicación. Preside la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación y es miembro del Tribunal de Honor de la Asociación de Periodistas de La Paz.

Redactor y columnista de periódicos conocidos como “Hoy” y “La Razón”, trabajó en una agencia española de noticias, la EFE. Fue profesor de la UCB. También fue profesor invitado de la Universidad Santa Cruz de la Sierra y la Universidad de la República Uruguay, y conferencista invitado de universidades del Uruguay, de Santiago de Chile, Argentina, Brasil, y Bolivia.

Es autor de varios libros, entre ellos Cuba: Procesos y medios de difusión (1988), Comunicación, política y emisión ideológica (1992), Las industrias culturales en la ciudad de La Paz (1999) y Conceptos y hechos de la ‘sociedad informacional (2003).

INTRODUCCIÓN

Rumbo al centenario, la Comunicación ha sido afectada por un síndrome de “debilidad epistemológica”, no obstante, esto no impidió que sigan surgiendo las distintas teorías acerca del proceso comunicacional, todas desde una diferente óptica a la que la precede.

Se puede extraer dos criterios para poder comprender el texto en su profundidad:

I) Las teorías de la Comunicación son fundamentalmente derivaciones aplicadas de las matrices teóricas sociológicas.

II) Dichas teorías se inscriben en procesos históricos que les dan sentido al mismo tiempo que facilitan su periodización.

Para tal cometido se clasifica las teorías en tres niveles: matrices sociales, abordajes, y enfoques comunicacionales.

CAPÍTULO I (UN CAMPO (INTER)DISCIPLINARIO)

Si bien la Comunicación nació de la mano con la especie humana, remontándose a casi un millón de años atrás, su configuración de carácter científico ha sido demasiado tardía. Sus primeras elaboraciones efectuadas con procedimientos aceptados datan de 1920 y con más énfasis en 1940, por ende la Comunicación aparece como una recién llegada al campo del saber metódico (p. 13).

Esa falta de enraizamiento característico de la Comunicación puede ser vista como una ventaja posdiciplinaria, misma que apuesta por el abandono de “disciplinarizar su estudio” dejando de lado la Comunicología.

Para referirnos a la conceptualización de la comunicación, se debe hablar de teorías y no de una sola teoría, "la comunicación comparte la característica de la coexistencia de abordajes y enfoques diversos y/o enfrentados para su estudio..." (Torrico, 2010, p. 15), en algunos casos enfrentados a sí mismos.

La socialidad de la comunicación

"La comunicación es sin duda inherentemente social" (Torrico, 2010, p. 15), la misma implica una conexión entre dos o más individuos, los cuales interactúan.

Como practica social de producción y circulación significativas posibilitadora de interacción humana, la comunicación es un elemento estructural de la sociedad.

La misión entonces se reduce a reencontrar lo social de la comunicación.

Un objeto multidimensional

Se trató de ver el objeto de la comunicación en los medios, particularmente los masivos, haciendo énfasis en los efectos y sus funciones.

Como resultado de ello se produjo la fragmentación del proceso comunicacional, lo cual condujo a otras disciplinas (sociología, lingüística, semiología, psicología) a comprender el estudio de tal fenómeno. Estas aproximaciones de carácter ahistorico, simplemente resultaron incapaces de lograr su cometido (p. 17).

En base a ello, se concluye que el objeto de la comunicación es el proceso social de producción, circulación mediada, intercambio desigual, y uso de significaciones y sentidos situados y mediados o no por tecnologías.

Tendencias intelectuales insuficientes

Existen 5 importantes tendencias intelectuales que delimitaron las posibles teorizaciones de la comunicación, estas son: el tecnologismo, el pan-comunicacionismo, el catastrofismo, el mecanicismo y el moralismo.

  • EL TECNOLOGISMO.- Visto desde una óptica evolucionista y que parte desde la teoría matemática de la información (Shannon y Weaver), propone que las tecnologias y/o medios son la causa de la transformación social y el objeto comunicacional.
  • EL PAN-COMUNICACIONISMO.- Fruto de la concepción cibernetica, abre la necesidad de abrir horizontes "más allá de los medios". Sus ideas expresan pues que "todo es comunicación", indicando que esta es el motor de la sociedad.
  • EL CATASTROFISMO.- Inspirada por los sociólogos conservadores (MacDonald y Shils) así como con los renovadores marxianos frankfurtianos, habla de la preocupación de que la "cultura de masas" e "industria cultural" ocasionen la degradación y futura mediocrización de la cultura ilustrada.
  • EL MECANICISMO.- Surge de la aplicación indiscriminada de la analogía arquitectónica a la que se refería Karl Marx, quien sostenía que si se comprende el modo de producción, se ha comprendido todo para siempre.
  • EL MORALISMO.- Fruto de dos corrientes, una de índole voluntario empresarial que dice que los medios masivos deban regirse en base a la responsabilidad social, y otra alentada desde el Vaticano, inspirando a los medios a trabajar en busca del bien común.

Un espacio de conocimiento complejo

Resulta casi imposible el tratar de investigar y analizar la realidad, dividiéndola por estratos, pues la misma que es de carácter histórica-social, proviene de la acción humana de índole colectiva y coordinada en la que los mas distintos niveles analíticos interactúan entre si (p. 21).

A eso se agrega que la comunicación es un hecho que se da por su condición y sus finalidades humanas sociales. Su objeto es un proceso en movimiento con varios elementos de carácter social condicionados de distintas dimensiones de lo que llamamos "realidad".

CAPITULO II (LAS MATRICES TEÓRICAS SOCIALES)

Una teoría es una red de conceptos que expone aspectos fenoménicos de una zona de la realidad (p. 25).

Una teoría dada, para su validación, no solo debe estar dotada de pertinencia con respecto al objeto del que se refiere, sino ademas, debe de contar con una matriz, la cual este cimentada en una concepción de índole epistemológico.

La cuestión de la teoria

Es notable que a la hora de investigar, muchos hacen de lado a la teoría, y proceden a llevar a cabo una investigación nada científica, de ese modo no solo se inutiliza a la teoría, sino que también se imposibilita su construcción.

Setidos y usos de los paradigmas teórico-sociales

Ya desde el punto de vista científico, "fue Kuhn el que en la década de 1960 lo asimiló a "tradición científica"" (Torrico, 2010, p. 28), osea un modo de conocer, percibido por algunos científicos como aceptable y válido, el cual es aplicado como una forma de entender una idea intelectual acerca de los fenómenos de la realidad.

Aunque las definiciones de paradigma, son muy diversas pues otras lo remiten a un modo global de producir ciencia, dejando de lado cuál sea el área de la realidad en la que se enfoque.

Acepción ideológica de Parsons

Es considerada una de las matrices más relevantes, su atención se centra en la existencia y subsistencia de una sociedad, atribuida a las decisiones tomadas por los individuos e instituciones que la compongan.

Dentro de una interacción de valores y normas seguidas por parte de sus componentes, hace sostenible la estabilidad de dicha sociedad, castigando los comportamientos que puedan alterar su equilibrio (p. 33).

Ésta matriz según muchos expertos, perdió mucha vigencia desde la década de 1970, no obstante su impulso sigue flotando desde la perspectiva de la "posmodernidad"

Se alzo como la versión opuesta a la vertientes estructural-funcionalistas,ésta ofrece una explicación dialéctica, acerca de la transformación de las organizaciones sociales, haciendo especial énfasis en los modos de producción.

"Marx usó a la dialéctica con sus principios de totalidad, contradicción, y transformación" (Torrico, 2010, p. 40), rompiendo las barreras opresoras del capitalismo, y trazar un programa de carácter revolucionario con un principal personaje: el proletariado.

Dicha matriz, que ha sido severamente afectada por los cuestionamientos a su impertinencia, y mas allá de las dudas y tabúes que aún no ha resuelto, sigue haciendo prevalecer su validez metodológica, en gran medida fruto del esfuerzo por parte de sus promotores, quienes la definen como la idea más aproximada a la hora de ver los fenómenos de la realidad (p. 45).

Padre de la lingüística e inspirador del estructuralismo (1857-1913).

Denota el papel protagónico que le otorga a la estructura, de donde se extrae el interés por estudiar su naturaleza abstracta y no sus aspectos o conexiones con el contexto social.

Desde una óptica general, la metodología de Sausurre, hace énfasis en la arbitrariedad otorgada al signo lingüístico, y su especial identidad y diferenciación con respecto a sus semejantes dentro de un sistema.

El estructuralismo, resultó muy cuestionado, en 1960, por tener la misma noción moderna de la racionalidad, la cual organiza la percepción de lo real en base a opuestos binarios que fundamentan jerarquías, como algo dogmático. No obstante ésto dio origen al surgimiento del pos-estructuralismo, que tuvo vigencia en la década de 1980 (p. 52-53).

Nació como reacción a la forma analítica de la ciencia, la misma "consiste en descomponer los procesos o hechos en sus elementos constitutivos, para estudiarlos y darles alguna explicación parcelaria" (Torrico, 2010, p. 54).

Su fin era lograr una aproximación teórico-metodológica integradora, sustentada en el concepto de un sistema definible en amplios términos, interactuando para conseguir sus objetivos delimitados. Pues "para el sistemismo, la realidad, es un conjunto jerarquizado de suprasistemas, sistemas en si y subsistemas que se interrelacionan dinámicamente" (Torrico, 2010, p. 55).

Tanto la cibernética como la teoría de la información son producto de la aplicabilidad multidisciplinaria de la teoría de sistemas o sistemismo.

Referencias:

Torrico Villanueva E. R. (2010) Comunicación: De las matrices a los enfoques. (Quito-Ecuador, Eitorial "Quipus", Ciespal)

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.