Modern Languages: Spanish Rachael Savage

Respuesta de la Repuesta: Un Análisis de Términos Literarios

Conozca como el primer feminista del Nuevo Mundo, Sor Juana Inés de la Cruz nació en México en 1648, durante la época del colonialismo español. Ella era de raíces europeos y mexicanos, y esta mezcla le dio una perspectiva única de su mundo. Unas de las cosas más interesantes de ella era su inteligencia increíble. Ella empezó a leer cuando tenía tres años, dominó Latín en veinte lecciones, escribió muchos tipos diferentes de literatura, y, el aspecto más impresionante, tomó un examen público con los hombres más inteligentes y sabios del Nuevo Mundo donde ella se demostró su inteligencia. Debido a su amor del conocimiento y su fe católica, Sor Juana ingresó al Convento de San Gerónimo en 1669. Durante esta época, el convento era el solo lugar para educarse si eras una mujer. La mayoría de las obras importantes de Sor Juana Inés eran escrito durante su hermandad, como su carta de prosa Repuesta de la Poetisa a la Muy Ilustre Sor Filotea de la Cruz.

Repuesta es uno de las obras de Sor Juana Inés más famosas. La carta funciona como una repuesta de un petición de “Sor Filotea de la Cruz”, el seudónimo del obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz. El obispo rechazó a Sor Juana Inés porque ella publicó una crítica del sermón de Antonio de Vieira que a él, y muchas otras hombres religiosas del tiempo, le gustaba mucho. Repuesta es la repuesta de Sor Juana Inés a Sor Filotea, en la cual ella defendió sus ideas y opiniones. Hay muchas aspectos literarios importantes en la carta de Sor Juana, todos los cuales perpetuar sus ideas de igualdad de género, pero los aspectos más importantes incluyen el tono burlesco, la dicción de dos caras y informal, y las preguntas retóricas muy lógicamente sano.

El tono de Repuestas es interesante porque sin lo, el carta tiene un final muy diferente. El tono proporciona la comprensión por las cogitaciones de Sor Juana Inés. Sor Juana usa un tono burlesco porque ella no está de acuerdo con las ideas del obispo—y hombres por todo en esta época—que la desigualdad entre los sexos es bien y beneficiosa. El tono burlesco es muy evidente durante toda la carta, pero específicamente en la parte en la cual Sor Juana Inés compara los méritos de los hombres a cómo se perciben en las mujeres. Ella dice “Si éstos, Señora, fueran méritos (como los veo por tales celebrar en los hombres) no lo hubieran sido en mí…” porque el objetivo de la carta del obispo era desacreditar Sor Juana Inés debido a sus características. Pero con esta cita, Sor Juana expresa la tontería inherente de la retórica, aunque aparece seria, poniendo de relieve la brecha entre percepciones populares de los hombres y las mujeres. Ella no cree que sus méritos deben ser descontados sólo por su género.

El tono burlesco aparece también cuando ella nos da una historia breve de su infancia. Ella dice “…y se verificaba en mí el privatio est causa appetitus,” con un tono burlesco porque ella está explicando cómo el patriarcado le formó en una mujer desafiante. Sin la prohibición del conocimiento, ella nunca habría tenido hambre de la legendaria fruta prohibida, y ella nunca habría causando un problema. Ellos crearon el problema que ella está. Así, ella se burla a su lectores por culpándolos por su malestar. Sor Juana Inés usa los dispositivos literarios como el tono para expresar ideas mas que en sólo el contenido. Como el tono de Respuesta se utiliza para indicar al lector más, así que es la dicción.

La dicción de Repuesta de la Poetisa a la Muy Ilustre Sor Filotea de la Cruz es de dos caras: seria, pero también burlona. La dicción Sor Juana usa para describir la situación de las mujeres de esta época no es diferente y es muy importante. Ella dice “Entréme religiosa… para la total negación que tenía al matrimonio…” Las palabras que ella eligió son muy contundente, y representan la situación grave de mujeres por aparentemente inocentemente afirmando el problema, al tiempo que lo denuncia como la única opción. No era así para los hombres de la época, que demuestra la desigualdad que odiaba a Sor Juana. Es obvio que Sor Juana quiere una solución de la problema, y es posible que ella encontró una solución bajo el pretexto de la religiosidad extrema. Esto no quiere decir que Sor Juana no era una mujer religiosa y fiel, sino que la búsqueda de conocimiento puede haber sido un componente más persuasivo.

Un otro ejemplo de la dicción seria y burlona es la manera en la que ella se identifica el destinario. Por toda de la carta, Sor Juana enfatiza el género de su destinario con frases como “Muy ilustre Señora, mi Señora”, “Señora mía”, y “venerable Señora mía”. Aunque esto parece ser respetuoso y serio al principio, se convierte a una manera para que el lector puede ver que Sor Juana sabe que ella no está respondiendo a Sor Filotea, pero a un hombre en el poder, probablemente un padre o obispo. El respeto falso que ella tiene para su destinario representa sus ideas de feminismo porque ella sabe que los hombres con el poder no tratan las mujeres con respeto. Es un ejemplo sarcástico de la hipocresía: los hombres esperan el respeto de las mujeres, pero las mujeres no reciben el respeto de los hombres. Ella sabe este información, y porque de eso, la dicción que ella usa es de dos caros porque ella tanto se adhiere a las normas y muestra que entiende el contexto en lo cual la carta era escrito. Como la dicción grave y burlona, las preguntas retóricas demuestran la tontería y hipocresía de los hombres poderosos.

Las preguntas retóricas en la parte media de Repuesta sirven dos funciones: las preguntas mantienen la credibilidad y lógica de Sor Juana Inés y demuestran los defectos de los pensamientos de “Sor Filotea” y hombres por lo general. Cuando Sor Juana pregunta al destinario “¿Cómo sin Lógica sabría y los métodos generales y particulares con que está escrita la Sagrada Escritura? ¿Cómo sin Retórica entendería sus figuras, tropos, y locuciones?”, ella está haciendo dos cosas. Ella está solidificando la necesidad de sus estudios (de que la meta es subir “a la cumbre de la Sagrada Teologíca”) y también ella está probando su inteligencia, porque la lógica de su razonamiento es impecable. Así, ella está demostrando la desigualdad entre las mujeres y los hombres durante este tiempo. Sor Juana cree que si ella fuera un hombre, sería respetado y aceptado por la élite intelectual. Las citas como la anterior demuestra los defectos de los pensamientos de “Sor Filotea” también porque ella destaca la importancia de un conocimiento completo para tener lo mejor comprensión de teología y de Dios. Ella aboga todos los niveles de conocimiento, específicamente para las mujeres, y no cree que alguien debería prohibirlos. Por estos razones, las preguntas retóricas de Sor Juana Inés apoyan sus ideas de igualdad de género.

Como el primer feminista del Nuevo Mundo, Sor Juana Inés de la Cruz toma una postura muy fuerte de la igualdad entre los sexos en su carta Repuesta de la Poetisa a la Muy Ilustre Sor Filotea de la Cruz. Para lograr esta postura efectivamente, ella se utiliza un tono burlesco, dicción de dos caras (seria y burlona), y preguntas retóricas. Todos de los son efectivos en su carta porque ellos comentan de la vida de las mujeres de esta época y cómo son afectados por el patriarcado. El tono, la dicción, y las preguntas retóricas de la carta provocan la pregunta ¿Entró Sor Juana en el convento para fortalecer y expresar su fe católica y amor de Dios, o entró en el convento para fortalecer y expresar su conocimiento y extender sus ideas? De cualquier manera, Repuesta es una carta de una autora súper inteligente con una defensa impecable de las ideas de la autora y una defensa de la autora, un crítico del modal de la sociedad de la época, y unas ideas feministas brillantes.

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.