Los antojos de Juanchito by: Rebeca Galicia

Juanchito era una pequeña hormiga a la cual le gustaba merodear por el patio de una chica llamada Sofía. Siempre estaba en busca de cualquier bocadillo que ella pudiera dejar o de algunas migas que se le cayeran.
Juanchito sabía a la perfección la hora en que Sofía salía todos los días a comer su almuerzo; así que tenía la costumbre de trepar por un árbol para poder observar mejor qué era lo Sofía comería.
La mesa ya estaba servida cuando Juanchito estaba arriba del árbol, así que caminó por una rama que quedaba justo en frente de la mesa de almuerzo. —¡Uf! Veamos que almorzaré hoy. -dijo Juanchito-
—Mmmmmm ¿Acaso estoy viendo panecillos y...CHOCOLATES? -preguntó sorprendido-. —¡Vaya chica! ¿Cómo sabías que tenía antojo de chocolates? Se ven deliciosos. Pero ésta vez era tanto el antojo de Juanchito que no pudo esperar a que Sofía terminara de comer para hurgar en el plato, así que decidió aventurarse a la mesa antes de que Sofía empezara a comer.
Bajó enseguida del árbol y se dirigió lo más rápido que pudo a la mesa.
—Desde aquí ya puedo saborearme esos chocolates. ¡Ya casi llego, ya casi. Sólo un poco más y esos chocolates serán míos! -dijo Juanchito con algo de desesperación.
—¡Lo logré! Mmmmm huele delicoso.
—¡Siiiiiiii! ¡Chocolates vengan a mí!. -dijo Juanchito emocionado. Empezó a recorrer todo el plato tratando de probar todos los chocolates que estaban en el; pero de tanta emoción que Juanchito la hormiga tenía, no se percató de que Sofía ya había llegado a la mesa y se disponía a comer su almuerzo.
—¡Ahhhhh! -gritó Juanchito- La chica está aquí, debo de tener cuidado o me podrá ver. Me esconderé atrás de éste.
Pero era demasiado tarde, Sofía se dió cuenta del pequeño intruso en su plato y dijo: —¡Hey pequeño bichito!, ¿qué haces aquí? ¡fuera de aquí! -exclamó Sofía mientras intentaba sacarlo del plato-. —¡No chica, espera! .... ¡Ja! Fallaste
—¡Rayos, fallé! Pero de ésta no te me escapas, bichito. ¡Ven acá!
—¡No, espera por favor chica! Me iré de tu comida, lo promet...
Y fue así como Juanchito deseó haber no sido una hormiguita tan golosa y haber esperado a que Sofía terminara de comer.

Credits:

Rebeca Galicia

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.