Loading

Plásticos En la sociedad

Si miramos a nuestro alrededor, podemos ver una base natural de vida y un mundo superpuesto, fabricado por el hombre (Javier Peña, 2009). Un mundo de objetos destinados a hacernos la vida más fácil. Desde la espuma de la tapicería del sofa y de los coches, en nuestra ropa, móvil, calzado, impresora, los bolígrafos, envases de botellas y yogures, el dentífrico y la consola, el plástico está presente.

Los materiales plásticos son fundamentales de nuestro sistema productivo. Desde mediados del siglo XIX, químicos, físicos e ingenieros trabajaron para crear una gran cantidad de sustancias sintéticas orgánicas, moldeables a temperaturas relativamente bajas. Uno de los avances más conocidos fue el descubrimiento del celuloide por John Wesley Hyatt, tras modificar el material originado por Alexander Parkes. John Wesley lo presentó y ganó en un concurso convocado por la compañia productora de bolas de billar americana, al conseguir un material natural modificado y de gran aceptación comercial, tomando partida en la industria oncológica y, sobre todo, su aplicación estrella en el cine.

La historia de los materiales va ligada a la historia de la humanidad. La piedra fue definitiva en el paso de simio a hombre; la cerámica, de las tribus nómadas a la sociedad sedentaria. De la misma manera, el plástico protagoniza un nuevo paso en la evolución, que se encamina hacia el nuevo hombre: el hombre científico-tecnológico.

Químicamente, un plástico o resina es un polímero. ¿Qué es un plástico? Etimológicamente procede del griego poli (mucho) y meros (partes), es decir, es un compuesto químico basado en la repetición de una unidad fundamental o monómero. Los polímeros son macromoléculas habituales en la naturaleza: la celulosa y la lignina de la madera, nuestra piel, la quitina de lals uñas y el pelo, la lana, la seda o el algodón. Si bien, los plásticos proceden, en su mayoría, de un tratamiento totalmente sintético sobre derivados del petróleo, basado en elevadas presiones y temperaturas. Sus elementos más comunes son el carbono y el hidrógeno, además de oxígeno, nitrógeno, flúor, cloro, etc.

En 2007, el Intergovernamental Panel on Climate Change de las Naciones Unidas confirmó científicamente la realidad del cambio climático y la responsabilidad de las actividades humanas en dicho cambio. Un año después, se tiene en cuenta otro valor relacionado con el reciclaje: diseño, desarrollo, uso y fin de ciclo de vida de los materiales. En 2014 la cantidad total de residuos generados en la EU-28 por la totalidad de las actividades económicas y hogares ascendió a 2.503 millones de toneladas; esta cifra fue la más elevada de las registradas en la UE-28 durante el período 2004-2014.

El uso del plástico es recomendable a nivel ambiental siempre que se cierre su ciclo de vida y la seguridad en su composición, es decir, que una vez finalice su ciclo de vida se recicle o se valorice energeticamente de forma segura. Los vertederos han constituido el lugar para enterrar plásticos junto a otros materiales. Todo consumo genera un residuo. El plástico es una materia prima barata y su sistema de recogida es deficitario. El proceso que implica reciclar materias plásticas resulta en ocasiones muy costoso lo que hace que no compense su reciclado. Para lograr maximizar el rendimiento en el reciclado se ha de iniciar un plan integral que incluya los diferentes frentes que afectan a las distintas etapas de un producto, y lograr que los "residuos" se conviertan en 'nutrientes'.

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.