Pies fuertes Transición al minimalismo

El estilo de vida que llevamos junto con un calzado poco adecuado producen la perdida de fuerza y atrofia de los músculos, tendones y estructuras de nuestros pies. En este ''articulo'' mostraremos claves para la recuperación de la funcionalidad de nuestros pies

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el hecho de pasar gran parte del día con zapatos tradicionales evita que nuestros pies trabajen de manera adecuada haciendo que estos se debiliten y deformen. La gran mayoría de las personas sufren las consecuencias del zapato convencional. A pesar de esto y como tenemos pies débiles no podemos pasar directamente al minimalismo, si no que necesitamos un periodo de transición, en el cual el objetivo es recuperar la fuerza y funcionalidad de nuestros pies.

1. Extender los dedos de los pies.

Podemos realizar este ejercicio como calentamiento para preparar el pie para ejercicios mas intensos. Con este ejercicio fortaleceremos los dedos, el arco plantar y diversos músculos del pie

Detalle del ejercicio

Levanta y extiende los dedos completamente, primero de forma continuada, extensión + relajación durante unos 15 segundos. Después extiende los dedos completamente y aguanta la posición unos 10 o 15 segundos.

Dos o tres series de extensión + relajación, dos o tres series aguantando la extensión de los dedos.

En caso de no poder realizar el ejercicio anterior siempre podemos comprar un separador de dedos para ir así adquiriendo flexibilidad en la zona.

2. Presionar con los dedos.

Sentados o de pie debemos levantar el talón para así ejercer presión con los dedos del pie hacia el suelo.

Repeticiones – Presión durante 3 o 4 segundos, 10 repeticiones. Repite el proceso 2 o 3 veces.

Observaciones – Presión moderada, los primeros días 2 series, incrementa poco a poco si no aparecen molestias.

Como vayamos adquiriendo fuerza y flexibilidad en la zona podemos realizar este ejercicio de una manera mas intensa como se muestra en la siguiente imagen

Se trata de ir aumentando el grado de presión que ejercemos con los dedos así como ir cambiando el peso de dirección, explorando todos los ángulos posibles.

3. Coger un bolígrafo con los dedos

Podemos alternar con bolis de diferente grosor o incluso pelotitas con diferentes texturas.

Credits:

Created with images by Unsplash - "footprints sand beach"

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.