El Emperador Por Iria R. Suárez

En nuestro artículo pasado "La Emperatriz" , hablamos un poco de la energía masculina y de la importancia de equilibrar y sumar nuestras fuerzas para encontrar un balance en la vida.

Para encontrar el equilibrio entre nuestra energía femenina y masculina, para buscar proyectarlo en la sociedad, primero debemos conocer y explorar a detalle nuestros arquetipos masculinos también. Empezaremos hablando de "El emperador". En el artículo anterior, describíamos la energía masculina como racional, estructurada, con límites claros y reglas. Pero el arquetipo de "El Emperador" es también aquel que nos llena de habilidades de comunicación desde la razón.

El arquetipo de "El Emperador" es también aquel que nos llena de habilidades de comunicación desde la razón.

Si bien La Emperatriz se caracteriza por ser capaz de materializar sus deseos, por el don de la inteligencia emocional, el poder creativo y el impulso eros. El emperador maneja más una inteligencia racional capaz de materializar en riqueza sus deseos.

Este arquetipo nos recuerda el líder que llevamos dentro, aquel que mediante su discurso convence a la razón.

El Emperador no está dispuesto para la batalla, sabe que su reino está en paz. Actuamos desde nuestro Emperador cuando somos capaces de tomar decisiones racionales, riesgos calculados, hacer estrategia.

Entrar en contacto con este arquetipo nos permite planear, ser asertivas y actuar desde la razón. El corazón es maravilloso pero debemos ejercitar ambas polaridades y encontrar un equilibrio. La Emperatriz nos llena de poder creativo, El Emperador, lo aterriza y le da dirección.

El método creativo que utilizó el señor Walt Disney se basa en dejar fluir la creatividad sin rienda y posteriormente ya que terminó de fluir se hace un análisis realista de las posibilidades para determinar cuáles son más viables. Pero siempre en ese orden, de lo contrario matamos la creatividad.

Conecta con El Emperador cuando necesites tomar decisiones, cuando te muevas en un ambiente que requiera un discurso lógico, lleno de datos, pero no te dejes viviendo en el.

Algunas mujeres profesionistas se han instalado en el trono de El Emperador, masculinizando su carácter para intentar brillar en una sociedad machista.

Pero esto solo generará más caos y resistencia por parte del sistema. Cada quien tiene que ocupar su lugar, y el lugar está en dónde tu te sientas cómoda.

No es cuestión de género. Se trata de todos nos sintonicemos con las dos polaridades de nuestro ser. Ellos más sensibles, creativos, sutiles. Nosotras más lógicas, asertivas, estratégicas.

Iria R. Suárez es psicóloga y coach especialista en procesos de cambio en mujeres.
Created By
Iria F. Suárez
Appreciate

Made with Adobe Slate

Make your words and images move.

Get Slate

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a Copyright Violation, please follow Section 17 in the Terms of Use.