Loading

Un spin off de “2001 :una odisea del espacio” entrevistamos al músico y artista Victor coyote

Víctor Coyote (Tui, 1958) es un viejo conocido de Espacio Fundación Telefónica. Músico de culto, ilustrador, diseñador gráfico, pintor, autor de cómic, escritor, videoartista... Y fan de Devo.

Figura multifacética y fundamental en la historia de la música española, nos introduce en esta ocasión en otra de sus vertientes artísticas con sello Coyote: sus creaciones escénicas.

Tu trayectoria musical es amplísima y muy reconocida. También tus trabajos como ilustrador, incluso como escritor de cuentos para niños. Pero a lo mejor, el público no está tan familiarizado con tus trabajos escénicos. ¿Teatro, musical, charlas ruidistas? ¿Qué son exactamente estas piezas? ¿tienen entre ellas algo en común?

Victor Coyote- Bueno, estas piezas son siempre sobre temas o personajes protagonistas de alguna exposición de Espacio Fundación Telefónica. Por tanto, empezaron como una especie de bio-sainete y han ido creciendo hasta ser no tan sainetes. Ni en duración ni en intenciones. Por otra parte, es muy común que alrededor a una exposición se articulen conferencias y coloquios. No tan común que se programen piezas que combinan la documentación rigurosa sobre el tema o personaje con un contenido o puesta en escena teatral moderna. Mis experiencias teatrales surgieron de mi interés por unir la parte gráfica o de monigotes con la parte musical o interpretativa.

¿Cuándo fue la primera ocasión que experimentaste con este formato? Yo recuerdo un maravilloso ‘Ruido bajito’ en la calle Calatrava…

Victor Coyote- La primera vez fue en un Actual en Logroño durante una exposición de mi obra gráfica y pictórica. Programamos unos cuantos shows como una pieza más de una exposición que ya tocaba varias disciplinas -vamos, varios palos-.

De entre todas tus reencarnaciones como artista, ¿te gusta esto del trabajo de actor? Bueno, siempre he creído que los músicos también actuáis de alguna manera sobre el escenario.

Victor Coyote- Lo del trabajo de actor me da un poco de vergüenza. Sólo cuando protagonizo mis propias obras, que entonces, al ser todo de mi responsabilidad, la presión de actor queda diluida en una presión general. Ser actor no está mal, pero hay que esperar y estudiar mucho.

Colaboras con frecuencia en estas creaciones escénicas con otro ruidista pro, el diseñador, ilustrador y genio del underground Olaf Ladousse. ¿Qué aporta Olaf a cada una de tus obras? ¿Cómo fue la producción, el diseño y la confección en este caso, de Hal 9009?

Victor Coyote- Como Olaf también es todoterreno… Bueno, en realidad no somos todoterreno, lo que somos es terreno propio. Y uno en terreno propio tiene que plantar, atar viñas, pintar cobertizos, reparar vallas etc. (Bueno, como símil-parábola podría valer). Volviendo a Olaf. Cuando uno trabaja con algún artista en quien confía, normalmente hay que dejarle trabajar a su aire. Con Olaf he trabajado en Tesla (donde hacía la banda sonora electromagnética) y ahora, que ha construido un Hal de novena generación. Que, inevitablemente estaba condicionado por el Hal de la película y por cierta facilidad de traslado en la obra.

Me encanta que sigas la tradición atemporal de los más ilustres cartelistas. A cada evento, a cada concierto o pieza teatral un maravilloso diseño de cartel anunciando un día de fiesta. Siempre me han parecido preciosos. ¿Concibes un concierto tuyo sin un diseño de cartel? ¿Qué importancia le das a este gran género de la comunicación analógica? ¿Los guardas todos?

Procuro hacer carteles de todos mis conciertos, obras escénicas y exposiciones. Los carteles son comunicación analógica y también digital. La diferencia para mí de un diseño analógico y uno digital no existe. Desde el punto de vista de la ejecución casi siempre mezclo ambas maneras de trabajar. Desde el punto de vista de la comunicación, digital es lo que se promociona por redes sociales y analógico es lo que se cuelga en un bar o se pega en la calle. Ambas cosas están bien. ¡Ah, y gracias por lo de preciosos!

Bueno, entremos un poco en materia. Sin desvelar grandes secretos: ¿qué va a encontrar el público que se acerque a Espacio Fundación Telefónica a ver ‘2MIL21: más allá de la IA’?

Un spin off de '2001: una odisea del espacio'. Decir más sería spoiler, y colgar algo en formato vídeo sería tráiler. Pero sí podría decir que se desvelan muchas incógnitas sobre la I.A. y los extraterrestres.

En la primera sesión, tuvisteis cameo de lujo con la visita del paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga. ¿Cómo surgió esta colaboración?

Yo hablé con él porque en la última parte de la obra hay una referencia clara a una idea de trascendencia o misticismo (poéticamente peculiar, digamos) que él desarrolló en un coloquio sobre la película de Kubrick. Me puse en contacto con él y él mismo propuso interpretar el día del estreno un pequeño personaje barojiano que iba en esa dirección.

Oye, y ¿qué te parece a ti esto de la inteligencia artificial? ¿Magia, una tecnología útil, algo que nos sobreviene sin remedio? Tú como artista: ¿ves que la inteligencia artificial tiene una aplicación real para el mundo del arte?

La inteligencia artificial tiene algo de todo lo que dices. Básicamente, es un sofisticado sistema técnico que, en muchas ocasiones juega con la fascinación de los objetos antropomorfos. El arte también ha jugado mucho con esa fascinación, por tanto hay muchos intereses comunes. También pasa que, a veces parece que estamos más cerca de determinadas estructuras complejas solo por el hecho de que podemos representarlas o que nos pueden parecer muy semejantes: ver a un actor vestido de Tesla y comportándose de la manera maniática con la limpieza que tenía, nos puede hacer creer que dentro de su cabeza bullen TODAS las ideas de Tesla. Y eso no es así.

La complejidad del cerebro humano hace que estemos no tan cerca de fabricar uno con TODAS sus características. Además, en el momento en que la inteligencia artificial logre una réplica exacta del cerebro humano podríamos sacar de quicio a esa réplica el día que perdiera su equipo favorito. Y ese día cometería tantas torpezas en el curro como el hincha humano normal y corriente.

¿Puede el hombre luchar contra una Inteligencia Artificial Emocionalmente superior? Los días 1, 2 y 3 de febrero podrás disfrutar de una pieza escénico-espacial, obra de Víctor Coyote. Vuelve el polifacético artista a nuestro auditorio para ofrecernos otra de sus creaciones escénicas en torno a la expo '2001. Odiseas de la Inteligencia'.

Por Adriana Herreros

Report Abuse

If you feel that this video content violates the Adobe Terms of Use, you may report this content by filling out this quick form.

To report a copyright violation, please follow the DMCA section in the Terms of Use.